Fortu: "Cuanto más dinero, más vicio y más drogas"
  1. Cultura
el líder de obus se tira a la piscina

Fortu: "Cuanto más dinero, más vicio y más drogas"

Cómo 'Mira quién salta' cambió la vida del cantante de OBUS. El heavy no ha muerto: está haciendo deporte (y nuevos discos)

Foto: Víctor Janeiro y "el Fortu", carne de reality
Víctor Janeiro y "el Fortu", carne de reality

Para algunos es ahora el ‘heavy’ del programa ¡Mira Quien Salta!, para otros es el padre de Ari, concursante de Gran Hermano, y para sus fieles, siempre ha sido y será Fortu, "el puto cantante de Obús", como se presentaba en la desaparecida emisora madrileña Rockservatorio FM. Treinta y tres años después de que Obússacase al mercado su disco debut, Prepátate -número uno en los 40 Principales-, Fructuoso Sánchez (Madrid, 1953) ha lanzado su primer álbum en solitario: Tras tus huellas. Una obra personal compuesta por dos discos donde el hard rock y las baladas esperan unir en un mismo camino a esos tres públicos.

"Era el momento oportuno. Tenía que salir. El 42 (así se llama uno de los dos discos), por ejemplo, llevaba 23 años en el cajón. Fue grabado en Nueva Jersey, en 1991, con bandas americanas. Me podía haber esperado más… pero es el año de Fortu. He acertado". En una charla mantenida con El Confidencial, Fortu muestra el orgullo de sus raíces y procedencia rockera, al tiempo que está más que satisfecho con su nuevo rol televisivo, el que le ha dado tal fuerza, que se puede considerar origen de Tras tus huellas.

Mira Quien Salta! me ha cambiado la vida. He recuperado mi autoestima. Hago mucho deporte. Es un concurso físico y he perdido 15 kilos desde entonces. He dejado a un lado todo tipo de alcohol, tabaco, etc. Tenía una vida más alocada, cosa de la que no me arrepiento porque son experiencias y etapas de la vida que las puedes contar… Te puedes arrepentir de lo que has hecho, pero de lo que no has hecho, no. Ahora llevo una vida más equilibrada, más tranquila. El salto de trampolín es un deporte de riesgo, que es lo que más me gusta, y me ha venido de cojones… ha sido el principio de Tras tus huellas. ¡Mira Quién Salta! es el culpable de que me haya decidido a sacar el disco", confiesa Fortu.

En un trampolín, ‘gracias’ a Pilar Rubio

¿Y cómo Fortu, el cantante de Obús, termina tirándose desde un trampolín? "Quién me lo iba a decir a mí. Y a mis 60 años… Vaya unos cojones. La productora Cuarzo realiza programas de televisión y uno de ellos es este, ¡Mira quién salta! Estaban buscando un protagonista peculiar y, según me dijeron, me vieron en la revista Hola junto a Pilar Rubio, a quien subí al escenario, en un concierto que dimos en la sala Penélope. Pilar, entre que es la mujer de Sergio Ramos y presentadora está muy perseguida por los paparazzi. Así que nos hicieron una foto y cuando la vieron los de Cuarzo me propusieron todo esto y me pareció muy interesante".

"Dentro de la tele… a ver, ¿he follado? Ah sí, sí"

Dejando al margen los cotilleos de la tele y regresando a los acordes y pentagramas, su cara se ilumina cuando mira de reojo la portada de su nueva obra por lo que representa para él. Casi como un hijo. "Es un orgullo y una satisfacción. Es algo que tenía pendiente porque a Obús lo voy a cuidar –ha sido, es y siempre será mi banda-, pero esto es un sueño hecho realidad. El verme en la portada, los carteles… es especial. He intentado parecerme lo menos posible a OBUS, cantando incluso diferente y montando una banda distinta".

Crowdfunding, el futuro para tantear el terreno

Antes de descubrir sus melodías, una de las particularidades que llama la atención del disco –por ser una de las rock star del panorama nacional- es que acudiese al crowdfunding, un método normalmente acotado para bandas noveles y que comienza a extenderse como algo habitual a un artista. "Es una forma de vender el disco anticipadamente. El público ha respondido a las pautas. Es una ayuda porque con el dinero recaudado no se paga el disco completo: fabricación, camisetas, músico, diseño… Creo que vamos a terminar todos con el crowfunding, pidiendo por adelantado. Es una forma de saber cómo está el mercado y saber que tienes un público fiel. Es una oportunidad que internet ofrece y no sólo la música: directores de cine, pintores… El grupo Hamlet, por ejemplo, sacó más de 20.000 pavos, cosa que me alegro por ellos. Yo me puse de tope 6.000 euros y me he pasado por 53euros".

Este tipo de iniciativas, además de una universalidad sin precedentes, son las aportaciones que ha hecho internet por la música. Pero dentro de este océano infinito y profundo hay que navegar con cuidado y saber que hay barcos piratas también. ¿Se les ataca o se les invita a una caña? "Con los piratas hay que irse primero de cañas y luego tirarlos a la hoguera (risas). El pirateo no es bueno. Es un querer y no poder: escucho algo pero no lo tengo. El fan es el que menos piratea, le gusta lo original. Tendría que haber alguna forma para cortarlo".

Dentro del rock nacional hay un grupo que se ha destacado del resto de una manera notable: Extremoduro. "Spain is different. Me alegro por Robe, Iñaki y la banda. Prefiero ver a gente que vaya a Extremoduro, que es música de aquí, que no a una banda americana o Iron Maiden… que a la gente se le cae las bragas. Aquí hay muy buenos músicos y estamos más preparados porque lo tenemos más duro, somos más espartanos. Ellos son millonarios casi desde que sacan el primer disco. Lo nuestro es día a día y demostrando todos los años quién eres y lo que vales".

De la casta a la clase obrera

Para no terminar con el mal sabor de boca que deja la política, regresemos nuevamente a la edición de lujo que acaba de estrenar y cómo va a compaginar su debut en solitario con su banda de toda la vida. "Tiempo voy a tener. Nací con Obús y moriré con Obús. Pero en esta profesión debe haber hueco para todo porque no somos bandas guiris con giras a nivel mundial. Sólo a nivel nacional y eso los que podemos hacerla. Me considero en este sentido un privilegiado porque somos de los pocos que podemos salir todos los años. Así que cuando me deje hueco Obús, me gustaría llevarlo a los escenarios, aunque eso dependerá del público", zanja.

Música