mayte carrasco estrena su segunda novela

Una reportera en primera línea de ficción

Mayte Carrasco deja el reporterismo de guerra para crear sus propias historias de ficción. Ahora, publica su segunda novela 'Espérame en el paraíso'

Foto: mayte carrasco e.villarino
mayte carrasco e.villarino

Yulia, una experimentada reportera que cubre la Primavera Árabe, logra entrar en Siria para narrar la guerra civil. Allí conocerá a Omar, un joven poeta al que acompañará al cerco de Baba Amro, en Homs y por el que se implicará en la contienda empatizando con el conflicto.

Mayte Carrasco es también una reportera de guerra que tras cubrir los movimientos de Túnez, Egipto y Libia, llega a Siria donde pasa largas temporadas cubriendo la guerra civil y convirtiéndose en la única reportera española que estuvo bajo la ofensiva de Baba Amor en Homs.

Dos mujeres que a simple vista parecen tener mucho en común, y que incluso podrían haber coincidido en el campo de batalla. Algo imposible al ser Yulia un personaje de ficción creado por Mayte Carrasco. Es la protagonista de su segunda novela de ficción: Espérame en el paraíso (Plaza y Janés), un drama romántico con la guerra de Siria de telón de fondo.

Portada de 'Espérame en el paraíso'. de Mayte Carrasco (Plaza y Janés)
Portada de 'Espérame en el paraíso'. de Mayte Carrasco (Plaza y Janés)

A pesar de las similitudes entre la autora y su creación Mayte Carrasco se muestra tajante al asegurar a El confidencial que Yulia no es su alter ego, incluso parece molesta por algo que todo el mundo sugiere: “Es un personaje. Me sorprende que siempre se me pregunte por ello, por supuesto que cuento hechos verídicos, pero no soy la primera que ha hecho esto”.

Carrasco incide en el carácter ficcional de su obra. No es un libro periodístico ni un artículo sobre la guerra en Siria: “No tiene nada que ver conmigo como reportera de guerra, es ficción. Es un libro de espionaje. Se muestra sólo una esquina de lo que allí sucede, porque es imposible narrarlo todo” continúa.

Espérame en el paraíso es más que una novela de espías y de amor en tiempos de guerra. Es una reflexión sobre el pasotismo de los poderosos en un conflicto en el que un pueblo está siendo oprimido. La autora incluso se atreve a tender lazos entre la Guerra Civil española y el conflicto sirio: “Hablo de una Europa cansada y vieja, y de un occidente paralítico que no hace nada para luchar por la igualdad” añade.

Yulia, la protagonista de Espérame en el paraíso, empatiza con una realidad que desconocía y con una guerra que iba a cubrir como profesional. Algo que, como cuenta Mayte Carrasco, es inevitable que pase a los reporteros de guerra: “El problema es que en Europa no se empatiza con nada, hay un desinterés total por todos los demás. De algún modo hay que comprometerse con lo que está pasando en el mundo. No puedo meter mi corazón en el congelador cuando veo una injusticia, hay un deber de denunciarlo, de contar las injusticias” añade.

Premios iris de la academia de la televisión
Premios iris de la academia de la televisión

Para la autora, en Siria está ocurriendo la peor crisis humanitaria de este siglo y ni los gobiernos ni los medios de comunicación enfatizan en esta realidad: “Es increíble que se acalle y que se manipule tanto desde el exterior. Se llama a todo terrorismo, cuando son gente tratando de sobrevivir en una dictadura que asesina y gasea a la gente”.

A pesar de toda la crítica a Europa, a los servicios secretos y a la actuación internacional, la idea que llevó a Mayte Carrasco a crear esta historia fue “profundizar en el alma humana”.

En Europa no se empatiza con nada, hay un desinterés total por todos los demás. De algún modo hay que comprometerse con lo que está pasando en el mundoPara ello, y a pesar de su experiencia en el conflicto sirio, ha tenido que documentarse mucho sobre la cultura árabe, especialmente para definir al personaje fundamentalista del libro que recluta a gente utilizando pasajes del Corán.

La autora manifiesta haberse guiado siempre por la verosimilitud de los hechos. Tanto en la historia de amor, como en las escenas más crudas y sangrientas, ha seguido su instinto y no ha tenido que ponerse freno.

“Una guerra es una situación en la que al estar tan cerca de la muerte todo se vive con más intensidad. Es una catarsis, como cuando hay un trauma en una familia. La gente se transforma y evoluciona. Surge la pasión, el odio…Todo se exacerba” cuenta Mayte Carrasco a este medio.

Una catarsis como la que para ella ha significado concebir esta historia y plasmarla en papel. Algo así como una terapia: “Desde la ficción expreso cosas que no podía expresar antes. Es como hablar contigo mismo, reflexionas. Hay gente que llora, que grita, yo escribo libros”.

Para su siguiente novela quiere por fin alejarse de los conflictos bélicos, pero no de los movimientos sociales. Actualmente Mayte Carrasco se encuentra hipnotizada por las revoluciones en países como Venezuela: “Estos movimientos demuestran que la gente necesita un cambio. Demuestran el hartazgo de la sociedad hacia la política, hacia la corrupción”.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios