cae el número de títulos publicados un 16,3%

La edición de libros se desploma

Gracias al registro del ISBN de 2013, que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte acaba de publicar, descubrimos que 2013 fue el año de mayor caída

Gracias al registro del ISBN de 2013, que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte acaba de publicar, descubrimos que 2013 fue el año con mayor destrucción de editoriales. La suma total es de 2.750, muy por debajo de las 3.032 empresas editoras registradas en el año 2009, y 85 menos que en 2012. El descenso de editoriales también se refleja en la caída de títulos publicados: de 96.910, en 2012, a 81.132, en 2013, un 16,3% menos. La industria editorial padece la crisis de consumo, que ha fulminado la ansiedad productiva con la que se había comportado en las últimas temporadas.

Nunca hasta el momento se había vivido un desplome de títulos publicados tan grave. Y, a pesar de ello, es una situación que reclamaban los libreros a los editores desde que las novedades empezaron a convertirse en pasado a las dos semanas. Entre 2011 y 2012, la caída de títulos en el mercado fue del 7%; y entre 2010 y 2011, del 1,1%. Ni siquiera en el año que más crecieron los títulos en las librerías españolas, el paso fue tan exagerado: de 2007 a 2008 hubo un 9,41% más de títulos.

Los grandes grupos editoriales menguan y aumentan las empresas pequeñas y medianasLas cifras señalan a 2010 como el año de mayor volumen en la burbuja editorial española, gracias a la inscripción de 105.255 títulos. Un espejismo. A partir de ese momento, el mercado y las empresas van en caída libre. Sin embargo, el sector todavía se mantiene muy por encima de los 55.433 libros inscritos en el año 2000. De esta manera, la media de títulos publicados al año asciende a 30, cuatro menos que el año anterior. Estas cifras sólo hacen referencia a las editoriales privadas, se excluyen las ediciones públicas.

Además, la estadística muestra otro dato importante: la edición española de libros mantiene en 2013 la polarización, pero con un movimiento insólito: los grandes grupos menguan y aumentan las empresas pequeñas y medianas. Las grandes editoriales, que publican más de 700 títulos al año, produjeron el 21% del total de libros inscritos en el ISBN. Sin embargo, el frenazo en libros publicados supone el mayor recorte vivido jamás en la parte alta de la tabla de la industria: estos monstruos han pasado de publicar 29.195 títulos nuevos a 17.045, un 41,6% menos. La caída se torna espectacular si tomamos como referencia el año en que estas grandes empresas produjeron más, 2011: 34.602 inscritos en el ISBN. Dos años más tarde se publica 50,7% menos.

La caída coincide, obviamente, con la desaparición de casi la mitad de editoriales (de 19 se pasa a 10) que tiraban más de 700 títulos por temporada. Es decir, menos editoriales grandes, produciendo casi un cuarto de todos los títulos que se publican. En el otro extremo se encuentra el dato llamativo: las empresas que más crecieron en 2013 fueron aquellas que publicaron entre 10 y 19 libros anualmente, con 37 nuevas y un total de 426 editoriales. Apenas suponen el 6% del volumen de títulos inscritos. Y crecimiento de las "editoriales de clase media", que publican entre 100 y 199 títulos, y que han pasado de ser 92 a 99, con una cuota de libros inscritos del 14,2% (13.752).

El ISBN también apunta que la mayoría de los libros que se publicaron en 2013 tenían un precio entre 10 y 15 euros, el 20% del total. Siempre ha sido el rango de precio mayoritario, pero nunca había tenido tanta presencia sobre el resto de precios. Curiosamente, los editores no han publicado más libros más baratos en años de crisis.  

El 74% publicado es en papel y el resto en “otros soportes”, pero el precio se comporta de diferente manera. Si en papel mandan los 10-15 euros por libro, en los otros soportes (esencialmente el digital), el precio más promovido es el de 2,5 a 5 euros. Crecen mucho los libros electrónicos puestos a la venta por menos de 2,5 euros.

En cuanto a los nuevos soportes, la edición electrónica se ha comportado en 2013 con una ligera caída de algo más de 1.000 títulos. El único formato electrónico que ha crecido en esta temporada ha sido el ePub, que pasa de producir 7.328 a 8.084 títulos, el 34,9% de lo publicado, superando por primera vez a los archivos en Pdf. El ISBN también confirma la muerte del CD-ROM: de 3.451 títulos, en 2013 se inscriben 2.108. Tan sólo es el 9,1% del volumen producido. Los datos han hablado. 

 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios