ÚNICO FESTIVAL CON ARTISTAS INTERNACIONALES

El hombre que hipotecó su vida por el 'heavy metal'

"Como decía el gran maestro Gay Mercader: 'El mérito del promotor de este país es el número de veces que te hundes y vuelves a la

Foto: Volbeat en Rock in Pott (EFE)
Volbeat en Rock in Pott (EFE)
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    "Como decía el gran maestro Gay Mercader: 'El mérito del promotor de este país es el número de veces que te hundes y vuelves a la batalla'. En nuestro caso hemos estado en ruina y hasta hipotecado una vivienda para traer a Iron Maiden al Lorca Rock de 2005”, confiesa Marcos Rubio, quién está al frente de 'Sufriendo y Gozando', una empresa cuyo nombre refleja fielmente la montaña rusa de emociones que experimenta alguien que apuesta su tiempo y dinero en la organización de conciertos, y más concretamente de conciertos de rock.

    “Pensamos que el rock en España es una cultura extraña, que no ha terminado de calar con el retraso que hubo con la dictadura. Y el hecho es que cuesta mucho mantener festivales como en Europa”, añade Rubio, quién en agosto de 2014 afrontará uno de los retos más emocionantes y exigentes de su vida: la novena edición del festival Leyendas del Rock, “el más alto en inversión con 24 grupos internacionales y un presupuesto de 800.000 euros, un cuarto más que el año pasado”. 

    Hasta llegar a este punto, el camino recorrido ha tenido sus momentos para gozar y también para sufrir, señala Rubio. “Empezamos de la forma más humilde porque nos encanta la música rock. Llevamos 16 ediciones con el festival Aúpa Lumbreiras, hicimos durante doce años el Lorca Rock con grupos como Iron Maiden, Scorpions, Manowar… y ahora estamos en un escalón mayor casi sin darnos cuenta”.

    Hacer el ‘indie’ está bien visto, al menos por ahora

    El trabajo y esfuerzo realizado –tanto físico como económico- son el fruto de su exacerbada pasión por un género musical que no piensan abandonar “porque es lo que nos gusta. El rock no es un estilo dulce de cara a la opinión pública o institucional y es difícil recibir alguna subvención. Por ejemplo, el indie está ahora de moda y hay festivales de este tipo que cuentan con 100.000 o 200.000 euros para arrancar”.

    De Madrid hacia abajo, el heavy metal es como de otro mundo, sigue siendo algo de alienígenas. La política y su búsqueda de lo fácil, lo que pide una gran masa, hace complejo desarrollar una tarea en torno a riffs vertiginosos, falsetes o agudos que se alejan de lo cómodo. “Es complicado por varios factores. El primero es encontrar municipios de mentalidad abierta para considerar al heavy metal cultura. Este hecho, de Madrid hacia abajo, es como de otro mundo. El heavy metal sigue siendo algo de alienígenas. No hay la misma receptividad de un ayuntamiento como el de Bilbao en comparación con uno del sur”.

    En este sentido, el País Vasco ha contado con importantes festivales de referencia nacional e internacional como el Kobetasonik, el BBK Live o el Azkena Rock, “eventos que existen porque ha habido ayuda pública. Es la diferencia entre esos acontecimientos y los nuestros. Desde hace cinco o seis años nosotros no recibimos ninguna ayuda financiera. Aunque es algo que no nos detiene. Porque ya no sólo es cuestión de apoyo económico, sino de comprensión cultural por la logística que implica traer a grupos del otro lado del mundo, etc. Simplemente facilitar las cosas”.

    Tras escuchar las palabras de Rubio, vienen a la mente otras que señaló Charly Domínguez (bajista y fundador de Los Suaves) a este diario hace unos meses: “España tiene miedo a las guitarras eléctricas”.

    “En España la música no se ve como una profesión”

    Leyendas del Rock nació escarbando en el albero para encontrar las raíces de la guitarra eléctrica en España. “Tratamos de recoger la siembra del embrión duro del rock en España, de los 70 y 80. Porque siempre hay reportajes de la ‘movida’, pero no del rock duro. Leyendas del Rock nació siendo un homenaje a esas bandas pioneras como Asfalto, Obús, Barón Rojo… Ahora lo hemos internacionalizado más con formaciones como Volbeat, que son los nuevos Metallica del planeta, y luego clásicos como Michael Schenker, Wasp…”, explica.

    A lo largo de estos años, Rubio ha vivido en primera persona las diferencias entre una banda nacional y una internacional, entre las que ha encontrado “diferencias, por supuesto. En España la música no se ha visto como una profesión de futuro, se ha visto más como un pasatiempo. En Finlandia, por ejemplo, hay un nivel de cultura musical que es infinitamente mayor del que pueda existir en España. Tienen entre menos de 6 millones de habitantes, pero centenares de bandas de rock".

    Y añade. "En España no estamos acostumbrados a hacer esa exportación y esto se nota en el modus operandi que, salvo los grupos nacionales muy profesionalizados, van a trancas y barrancas. Cosas que no ves en grupos extranjeros, quienes vienen con sus técnicos de luces, de monitores, etc; aunque no les salga económicamente rentable".

    Prohibido hablar a la cara a Marilyn Manson

    'Sufriendo y Gozando' no sólo se dedica a la organización de festivales, también está inmerso en la celebración de conciertos a lo largo del año como el que Extremoduro realizará en Villena o los que dieron Scorpions en Madrid en su despedida. Por las manos de Rubio han pasado todo tipo de cachés y rara vez ha echado de menos la sencillez de los inicios en el local de ensayo.

    “Los grupos de heavy metal no tienen peticiones muy rimbombantes. Aunque sí recuerdo, por ejemplo, que Marilyn Manson no permitía que nadie le hablara directamente y había que hacerlo a través del tour manager. Scorpions piden los traslados con Mercedes, guardaespaldas, y un coche por músico. Iron Maiden -un grupo muy grande- es muy exigente a nivel técnico pero después no realizan grandes demandas… No mucho más”, recuerda.

    En 2014, si un heavy español quiere disfrutar de un festival de su género musical con artistas internacionales y sin salir del país, el Leyendas del Rock, los días 7, 8 y 9 de agosto en Villena (Alicante), se presenta casi como la única alternativa. No sufrirá la competencia que tuvo en 2008 con un Kobetasonik que trajo a Kiss, Judas Priest, Dio, Europe, Helloween, Tesla… 

    “Ese Kobetasonik fue el causante directo de que en el Leyendas del Rock tuviéramos un episodio de ruina", rememora. "La competencia fue mayor y mejor, nos aplastó. Eso sí, Kobetasonik se pegó la hostia con Motley Crue y Marilyn Manson al año siguiente y desapareció. No es nuestro caso, el de cerrar si nos va mal… Llueva o truene seguiremos porque el rock es lo que nos gusta”. 

    Cultura
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    1comentario
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios