PRESENTACIÓN DE 'LA GRAN DESMEMORIA'

Pilar Urbano: "La Operación Armada se fraguó en Zarzuela"

La periodista presenta su controvertido libro sobre el papel del Rey en el 23F en medio de una gigantesca expectación

Foto: Pilar Urbano asegura que el juicio a los golpistas del 23-F fue un simulacro. (Efe)
Pilar Urbano asegura que el juicio a los golpistas del 23-F fue un "simulacro". (Efe)
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    La periodista con el cardado más famoso de España la ha liado parda. Hablamos, claro, de Pilar Urbano, que hoy publica un libro (La gran desmemoria) donde implica al Rey en las conspiraciones previas al 23-F.

    Para entender el terremoto político provocado por Urbano, no había más que asomarse esta mañana a la rueda de presentación: una turbamulta de periodistas de todos los géneros posibles (política, cultura, cuore, conspiraciones y casa real) esperando a la Urbano, que parecía muy poquita cosa mientras se abría paso del brazo de una trabajadora de la editorial Planeta.

    Eso sí, en cuanto Urbano abrió la boca, volvió a subir el pan: “La Operación Armada empezó y se fraguó en Zarzuela”, espetó sobre el operativo para tumbar de la presidencia a Suárez y poner al general Armada al frente de un gobierno de salvación nacional. Operación que, ay, acabó saliéndose de madre....

    Los que tenían miedo a hablar, una vez perdidas las poltronas, han empezado a manarLa periodista atacó a aquellos que dudan de la credibilidad de sus afirmaciones: “A quien le molesta la verdad, es que le gusta la mentira”; "Ladran, luego cabalgamos". Aprovechó que Felipe González había asegurado ayer que la periodista “miente más que habla”, para mandarle un recadito: “El Rey puso palos en las ruedas durante la Transición, pero también Felipe”. Presumió de fuentes a la hora de explicar por qué ha tardado treinta años en contar esta historia: “Los que tenían miedo a hablar, una vez perdidas las poltronas, han empezado a manar” (destacó, por ejemplo, sus largas conversaciones con Sabino Fernández Campo, brazo derecho del Rey durante la Transición). Y calificó de "simulacro" el juicio a los golpistas del 23-F.

    Resumiendo: Pilar Urbano en su salsa. Hasta llegó a imitar a Tarradellas y a Pujol mientras explicaba las conversaciones que tuvo con ellos en la época. Urbano, por tanto, completamente desatada.

    Todo en un marco celtibérico de alto contenido simbólico: el Hotel Intercontinental, en pleno Paseo de la Castellana, eje del poder en España, en un salón de la primera planta vecino a dos salones llamados Moncloa y Zarzuela. ¿Qué más podemos pedir?

    Fontanería político/periodística elevada a la máxima potencia. Hasta el punto de que en la bronca entre Urbano y media España a cuenta del contenido del libro, es difícil señalar dónde está la verdad, dónde la maniobra política y dónde la teoría de la conspiración. Para atajar dudas, la periodista y la editorial negaron al unísono que el libro se haya publicado aposta tras la muerte de Suárez: "Lo acabé en enero", dijo Urbano. "Estaba programado para que saliera cuando ha salido", añadió un portavoz de Planeta. Benditas casualidades editoriales, pues

    La paradoja de las declaraciones explosivas de Urbano es que ella siempre ha presumido de ser una mujer de orden y del Opus, de ahí en parte el estupor que está provocando un libro que deja tocada la credibilidad política del Rey. Urbano, eso sí, hizo honor a su leyenda política: “Yo soy constitucionalista y monárquica”.

    La periodista también se encargó de matizar varias veces que el Rey “no sabía” que el Tejerazo iba a tener lugar, sino que participó en las conspiraciones previas para derribar a Suárez que hicieron creer a Armada y sus compinches que podían asaltar el Congreso. 

    Fuera como fuese, el libro ya ha provocado tal incendio que o los bomberos de Zarzuela se emplean a fondo o el Rey va a salir de aquí más chamuscado de lo que ya está.   

    Cultura
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    56 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios