fue sustituido en septiembre por joan matabosch

Fallece Gérard Mortier, el polémico ex director artístico del Teatro Real

Gérard Mortier, hasta ahora consejero artístico del Teatro Real de Madrid y ex director artístico, ha muerto esta noche en Bruselas a los 70 años

Foto: Gérard Mortier (izquierda), junto al compositor de 'Brokeback Mountain', Charles Wuorinen. (Efe)
Gérard Mortier (izquierda), junto al compositor de 'Brokeback Mountain', Charles Wuorinen. (Efe)

Gérard Mortier, hasta ahora consejero artístico del Teatro Real de Madrid y ex director artístico, ha muerto esta noche en Bruselas a los 70 años a consecuencia del cáncer que se le diagnosticó el pasado verano.

Fuentes próximas a Mortier confirmaron su fallecimiento esta noche en Bruselas, "rodeado de amigos y familiares". Mortier dirigió la Ópera de París y fue designado en 2007 como director de la de Nueva York, aunque renunció a asumir el cargo por falta de recursos.

De noviembre de 2008 a septiembre de 2013 estuvo al frente del Teatro Real de Madrid, que quiso convertir en "un laboratorio de la ópera del siglo XXI". Pero la gestión del belga fue muy criticada y provocó su relevo, a pesar de que su contrato vencía en 2016, por el español Joan MataboschFue destituido mientras se trataba de su enfermedad en Alemania, en medio de la polémica. El presidente de la Fundación Teatro Real, Gregorio Marañón, aseguró entonces a El Confidencial que en todo aquel proceso no se había dado "la más mínima presión", mientras Mortier señalaba: No estoy muerto actualmente, aunque a alguno le gustaría, y mi intención es presentar batalla". 

De París a Nueva York

Mortier nació en noviembre de 1943 en Gante. Entre 1988 y 1989 intervino en la preparación del proyecto de la Ópera de la Bastilla en París y, en 1991, se hizo cargo de la dirección del Festival de Salzburgo, cargo en el que sucedió a Herbert von Karajan. Su gestión al frente del festival de la ciudad austríaca se distinguió por la renovación de la programación, la búsqueda de nuevas audiencias y la modernización del Festival. En 2004 fue nombrado director de la Ópera de París, de la que era director delegado desde diciembre de 2001.

Ensayo general de 'San Francisco de Asís' en el Teatro Real. (Efe)
Ensayo general de 'San Francisco de Asís' en el Teatro Real. (Efe)
Su intención de revolucionar la escena operística de Nueva York, de la que se iba a hacer cargo en 2009, se vio frustrada tras renunciar a dirigir la ópera de la ciudad estadounidense en 2008 por los recortes en gastos de la institución. La crisis económica hizo que los 60 millones de dólares presupuestados inicialmente se convirtieran en 36 millones, lo que, según el propio Mortier, era una cantidad menor que el presupuesto del teatro de ópera más pequeño de Francia y un 10% del de la Ópera de París.

Paso por España

Entre sus iniciativas artísticas de su polémico paso por el Teatro Real de Madrid figuran una aplaudida versión en concierto de la única ópera de Arnold Schönberg, Moses und Aron (2012), propuesta conjunta del entonces intendente del Real con la Philharmonie de Berlín y el Festival de Lucerna, pero también un desafío fallido: el montaje que el ruso Dmitri Tcherniakov hizo de Don Giovanni (2013). Esta versión de la obra mozartiana desató un coro de abucheos en cada función, incidente que Mortier calificó de "boicot organizado".  Una de las mejores muestras de lo que Mortier pretendía al frente del coliseo madrileño fue el montaje del San Francisco de Asís de Olivier Messiaen, espectacular y de altos costes. 

En 2011 recibió críticas por parte de la lírica española tras asegurar en una conferencia de prensa que en España hacía falta un "taller lírico" que enseñara "estilo" a los intérpretes españoles.

En 2013 también fue criticado por sus declaraciones en una entrevista al semanario austríaco Falter sobre la Filarmónica de Viena, de la que Mortier opinó que podría hacerlo mejor y tachó su programa de "desastre". La respuesta fue rápida y contundente por el directivo austríaco Dominique Meyer, que afirmó que no colaboraría con el Teatro Real mientras estuviera al mando Gérard Mortier.

Además, en septiembre, Mortier, que se encontraba en Alemania tratándose de un cáncer, dijo en una entrevista que no esperaría a 2016 para dejar su cargo de intendente en el Real si Cultura "imponía" un sucesor, declaraciones que no gustaron en la Secretaría de Estado. El 11 de septiembre se producía su destitución.

 


 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios