Altamira se mira pero no se toca
  1. Cultura
los primeros visitantes entran en la cueva

Altamira se mira pero no se toca

Los cinco visitantes que hoy han sido los primeros en participar en las visitas experimentales de Altamira han mostrado su "emoción" tras entrar a la cueva

Foto: Se reabre cueva de altamira
Se reabre cueva de altamira

Los tres hombres y las dos mujeres que hoy han sido los primeros en participar en las visitas experimentales de Altamira han mostrado su "emoción" tras entrar al interior de la cueva, donde han podido ver unas pinturas que, según aseguran, a simple vista "conservan bastante fuerza".

El Museo y Centro de Investigación de Altamira ha iniciado las visitas experimentales al interior de la cueva original -cerrada al público desde 2002-, para probar el efecto de la presencia humana en unas pinturas rupestres de hasta 20.000 años de antigüedad.

Esas visitas, de 37 minutos y con cinco personas más el guía cada semana, se eligen por sorteo entre quienes acudan al Museo, con el fin de dar continuidad a los estudios que se están realizando sobre el estado de la cueva desde septiembre de 2012.

Hoy entre los agraciados había dos periodistas, y de los cinco seleccionados, tres son cántabros, una malagueña y otro de Madrid. Tras vestirse con monos desechables, gorro, guantes, mascarillas y calzado especial, entraron en la cueva pasadas las 12.30 horas.

A su salida de la cavidad cuyas pinturas son Patrimonio de la Humanidad, han hablado, ante los periodistas, de "emoción" al haber visto "algo tan importante" y de "pasión", la que vive el personal del museo con todo lo relacionado con Altamira.

Además, han resaltado la viveza de las pinturas originales y "el peso de la historia", porque han pensando en todos los visitantes que han recorrido el interior de la cueva.

Patrimonio
El redactor recomienda