El Teatro Real quiere hacerse transparente en 2014
  1. Cultura
un 30,6% del presupuesto son ayudas públicas

El Teatro Real quiere hacerse transparente en 2014

“Pese a la dureza de la crisis, el Teatro Real ha salido fortalecido de esta prueba y de esta ardua travesía para todos”, aseguró Gregorio Marañón,

placeholder Foto: Estreno de 'Elixir de amor', en el Teatro Real.
Estreno de 'Elixir de amor', en el Teatro Real.

“Pese a la dureza de la crisis, el Teatro Real ha salido fortalecido de esta prueba y de esta ardua travesía para todos”, aseguró Gregorio Marañón, presidente del Patronato del Teatro Real, en la primera rueda de prensa que la institución ofrece para ofrecer el balance de la temporada que termina y los presupuestos de la que viene. Ignacio García Belenguer, director general de la institución, explicó que para 2014 quieren ofrecer mayor transparencia y alcanzar el equilibrio presupuestario.

Las cuentas, aseguran sus responsables, obedecen a un 30% de financiación pública, 30% de ingresos propios y 30% de financiación privada. Tras la reunión del Patronato para aprobar las inversiones y gastos de 2014, aclararon que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte aporta 8.775.170 euros, la Comunidad de Madrid 3.454.509 euros y el Ayuntamiento de Madrid 659.296 euros. Los 12.888.975 euros de ayudas públicas representan el 30,62% del presupuesto total de la institución.

“El Teatro Real ha consolidado un modelo de gobierno corporativo que corresponde a las grandes instituciones culturales del Estado”, afirmó Marañón para incidir en la participación de la sociedad civil en una fundación pública. “Y, esto es lo más importante, por una gestión profesional estable e independiente”, añadió, a pesar de que la nave que gobierna ha protagonizado uno de los grandes escándalos culturales del año, precisamente por injerencia política.

Según el director general, la demanda de la Intervención General de la Administración del Estado para que la institución se acomodase al real decreto ley de austeridad y tome medidas de ahorro efectivas, ya ha sido corregida. El BOE que desvela la gestión de 2011 pedía tomar “medidas necesarias” y no incumplir con la norma.

Sin embargo, la visión de Marañón es un tanto diferente sobre la gestión desde 2007: “¿Qué ha hecho el Teatro Real durante los años de la crisis? Básicamente, se ha reestructurado para alcanzar mayor eficiencia y productividad. El 18% de los gastos de personal se han reducido, el 30% de los gastos de producción artística se han reducido. Esto se ha hecho sin acudir a un ERE y sin un solo día de huelga”. Aludía el responsable a la huelga desconvocada por los trabajadores en mayo. Además, se aventuró a lanzar un pronóstico de brotes verdes: “Estoy convencido de que 2013 es el último año de la caída de la economía española desde 2007. En 2014 la economía se recupera, hay signos de recuperación. Será el año del cambio”.

Detener los gastos

Los gastos de personal han sido reducidos en un 18,46% (para 2014 llegarán a los 12.254.866 euros). Los gastos de funcionamiento también han frenado: de 7.544.399 euros (2011) a 3.886.598 euros (previstos para 2014). Casi un 50% menos acumulado. En el gasto destinado a producciones recortarán casi un 7%, y el presupuesto queda en 12.768.900 euros, repartido en nueve óperas y 86 funciones (también se recortan respecto a 2011), tres espectáculos de ballet, 10 conciertos y recitales. En la programación destacan una gala homenaje a Montserrat Caballé y el homenaje a Alfredo Kraus a los 15 años de su fallecimiento.

En la partida de ingresos, quieren destacar que para el año que viene hay una partida asegurada de 500.000 euros de ingresos de actividad internacional del Real. En el apartado de patrocinadores aspira la institución a crecer en 2014 en más de un millón y medio de euros. Desde 2008 a 2013 los beneficios han aumentado en un 65,6%, pasando de los 5.352.837 euros a 8.865.509 euros. Es decir, en 2013 han entrado 12.885.088 euros por subvenciones y 8.865.509 euros por patrocinadores. ¿Y la venta de entradas? En 2013 supone 14.530.771 euros. Aquí pincha el Real: pierde un millón y medio de euros respecto a 2011.

No se plantean una política de bajada de precios, porque dicen que la ocupación de 2013 ha sido de un 90,5%. Sin embargo, la sangría de los abonos no frena. Las cuentas de 2011 dicen que caían hasta un 17% menos que en 2009. Belenguer asegura que en 2012 los abonos crecieron un 10% y en 2013 perdió el 13%. Marañón cerró la mañana asegurando que, en 2014, “el proyecto artístico no se toca”. Algo cambiará, aunque sólo sea por la ausencia de Mortier.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
El redactor recomienda