El órgano del museo aspira captar 350.000 euros

La Fundación del Reina Sofía quiere abrir sede en Nueva York con 36.000 euros

Las cuentas de la Fundación a las que ha tenido acceso este periódico muestran una aportación económica por patrocinio de 350.000 euros

Foto: Exposición del fotógrafo Chris Killip en el Museo Reina Sofía. (Efe)
Exposición del fotógrafo Chris Killip en el Museo Reina Sofía. (Efe)
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    El proyecto de la Fundación del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía ya tiene cara y ojos, es decir, cuentas de 2013 y presupuestos para 2014. Hoy se ha cerrado el primer patronato de la Fundación, donde se ha aprobado el plan de actuación 2013-2014, con intervención final del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. La Fundación tiene previsto gastar hasta el 31 de diciembre 64.226 euros e ingresar 158.666 euros.

    La herramienta con la que Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía, quiere multiplicar la financiación propia más allá del 40% del presupuesto del museo (33.236.670 euros), y que en estos momentos apenas llega a los 10 millones de ingresos propios, se fundamenta en las aportaciones económicas de 13 coleccionistas iberoamericanos que forman parte del patronato. Aportan dinero y contactos para atraer más dinero al museo. Sin embrago, la aportación que reflejan las cuentas no es la más ambiciosa: 144.000 euros, es decir, 11.000 euros por coleccionista.

    En esta previsión de liquidación del presupuesto del ejercicio 2013 hay partidas que no se detallan, como la que dice “gastos de representación”, por un importe de 4.080 euros; otro de relación con patronato, por 15.000 euros; 15.000 euros más por la coordinación; y 6.182 euros para “asistente”.

    La propuesta de presupuesto de 2014 a la que ha podido tener acceso este periódico incurre en unos gastos de 308.000 euros y una previsión de ingresos de 653.000 euros. Entre las partidas llama la atención la puesta en marcha de una oficina en Nueva York, presupuestada en 36.000 euros. Este periódico ha tratado de saber quién ocupará el cargo de representante del Museo Reina Sofía en la ciudad estadounidense, pero tal y como han explicado las fuentes del museo a El Confidencial de momento no tendrá director, no habrá nadie, tampoco saben dónde estará la sede y es probable que busquen una dependencia de un organismo oficial español para ahorrar el alquiler. Las funciones de esta sede serán la de facilitar las operaciones de la Fundación de captación de patrocinadores y compra de obra (se supone que con los impuestos de EEUU).

    Casi la misma cantidad que se destinará al “desarrollo del programa de patrocinio y donación de obras”, 30.000 euros. El patronato prevé un gasto de personal de 82.500 euros y una inversión del programa Museo en Red (la base del museo transnacional que persigue Borja-Villel) de 20.000 euros. El programa de L’Internationale (seis museos que colaboran “por un nuevo internacionalismo artístico”), hasta el momento vinculado al Museo pasa a la Fundación, con un gasto de 42.000 euros y unos ingresos de 39.000.

    Precisamente, para 2014 el gran proyecto de Manuel Borja-Villel tiene previsto captar 350.000 euros de patrocinio. En 2011, tal y como reflejan las últimas cuentas publicadas de la institución en el BOE, el museo fue capaz de generar 8.848.632 euros en ingresos propios. Los patrocinios de entidades públicas y privadas representaron el 1,15 %. Repiten la cantidad para los 13 coleccionistas y prevén un incremento de otros 10 más, que aporten 120.000 euros nuevos. Con estas cifras parece que la soberanía de la institución dedicada al arte contemporáneo no deja de crecer, pero tampoco anima a creer en una independencia del dinero público.

    En la reunión también estuvo presente el presidente del real patronato del museo de y de la Fundación, Guillermo de la Dehesa, y se anunció la donación de dos obras: así como dos donaciones: un vídeo de Willie Doherty, entregado por Helga de Alvear, y una pintura de Leon Golub, donada por The Estate of Leon Golub. En otro documento al que ha tenido acceso El Confidencial, se señala a Gemma Sendra como directora y se le asigna un sueldo de 50.000 euros, el museo no lo desmiente pero aclara que en esta reunión no ha sido asignada al cargo. Sendra fue destituida en 2012 como directora del proyecto de reforma de los 13 pabellones históricos del Hospital de Sant Pau de Barcelona, que contaba con un presupuesto de 120 millones de euros.

    Cultura
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    1comentario
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios