El centro pierde más de un millón de euros en patrocinadores y subvenciones

La Residencia de Estudiantes entra en crisis

Las primeras cuentas de la institución que se hacen públicas desvelan una pérdida de ingresos en el año 2012 del 34,3%, casi un millón de euros menos

Foto: Residencia de Estudiantes
Residencia de Estudiantes

La oficina nacional de auditoría ha elaborado el primer informe de cuentas anuales de la Residencia de Estudiantes, publicadas esta semana en el BOE, como obligación por ser una fundación del sector público estatal. Lo mejor que se puede decir al interpretar el ejercicio de 2012 es que la Residencia sigue viva, a pesar de estar gravemente herida. Sufre los mismos males que cualquier otra institución cultural pública de este país: la retirada de ayudas públicas y la pérdida de ingresos por patrocinio. Si unimos las dos partidas, se descubre una pérdida de ingresos del 34,3%: de los 3.032.551 euros de 2011 a los 1.991.127 de 2012.

Las entradas por promociones, patrocinadores y colaboraciones han virado de los 2.455.123 euros a 1.588.160 euros. Es decir, un 35,3% de pérdida. ¿Ha dejado de interesar la Residencia a la sociedad civil? Recordemos que el objetivo de esta institución creada en 1910 es el de “fomentar el dialogo ente ciencia y arte y ofrecer un lugar de encuentro y debate internacional”, tal y como reza en el estudio. No es lo más favorecido en los días de la hecatombe cultural.

Además, la fundación se define como un campus de las ciencias, las artes y las humanidades, donde se ofrecen en sus instalaciones un servicio de alojamiento para investigadores y artistas. A lo largo de 2012 cerca de 150.000 personas visitaron la Residencia de Estudiantes, entre exposiciones, actos, consultas, etc.  

Es probable que esto no sea suficiente a los ojos de los gestores del dinero público, porque entre 2011 y 2012 la Residencia sufrió un recorte del 30,2% de asignaciones públicas. De 577.428 euros pasó a 402.967 euros. Destaca notablemente que la mayor cantidad de todas las asignadas para el desarrollo de las actividades culturales sea una partida de la Comunidad de Madrid destinada a la contratación temporal de desempleados de dicha región.

El Ayuntamiento dice “adiós”

Con la lupa que enseña las partidas recibidas de los diferentes organismos públicos se descubren las aportaciones de los patronos a lo largo de 2012. Sobre todos los recortes y rebajas destaca la retirada total del apoyo por parte del Ayuntamiento de Madrid. Si el consistorio aportaba en 2011 110.000 euros, un año después su aportación es cero. Como veremos, ninguna institución, ningún organismo, ninguna empresa ha dado la espalda de una manera tan dramática al centro.

Por si fuera poco, el informe señala también que el Ayuntamiento tiene una cuenta pendiente: “Los importes adeudados por el Ayuntamiento de Madrid a la Fundación se registran en el activo del balance dentro de la partida “Deudores comerciales y otras cuentas a cobrar”. La cifra en la que suma la alcaldía morosa asciende a 377.891 euros.

Los organismos que en 2012 redujeron sus ayudas a la Residencia fueron: la Secretaría de Estado de Cultura aporta 160.000 euros, un 20% menos; la Secretaría de Estado de Educación aporta 137.750 euros, un 26,1% menos; Ministerio de Industria, Turismo y Comercio aporta 93.510 euros, un 48% menos; la Comunidad de Madrid, 59.606 euros, un 15% menos; Fundación Caja Madrid, 50.000 euros, un 54,5% menos; BBVA, 82.500 euros, un 25% menos.

Los organismos que mantuvieron intactas sus aportaciones a la Residencia en 2012 fueron el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con 110.000 euros; Ministerio de Ciencia e Innovación, con 99.170 euros; la asociación de Amigos de la Residencia de Estudiantes, 110.000 euros; y Telefónica, con la misma cantidad.  

Contención para sobrevivir

En el apartado de ventas y otros ingresos ordinarios también hay pérdidas, aunque no tan abultadas. Un 6,5% menos, de 1.642.988 euros ha pasado a 1.535.908 euros. La recaudación en este apartado ha caído en servicios de alojamiento, en servicios de restauración, en la venta de publicaciones y en el programa de becas. Este último servicio es el más tocado de todos, porque ha perdido en un año un 16% de apoyo: de 320.455 euros a 269.292 euros.

A pesar de todo, el balance del resultado de 2012 queda casi equilibrado entre los recursos económicos empleados (3.972.481 euros) y los obtenidos (3.628.067 euros). Una leve diferencia si tenemos en cuenta los recortes y las pérdidas sufridas por la institución a lo largo de 2012, que a todas luces merman su capacidad y la dejan en una situación de recesión. La contención del gasto ha hecho posible que la desviación no sea tan grave, al reducir en casi 400.000 euros los gastos en personal y en más de 600.000 en partidas de trabajos encargados a terceros, servicios de profesionales, suministros, transportes y publicidad y propaganda. Llama la atención que en este campo se invierta la ridícula cifra de 8.424 euros para comunicar las actividades.   

El informe aclara que las previsiones de la Residencia eran mucho más optimistas que el resultado final. “Los ingresos realizados han sido inferiores en un 29% a los previstos”, pero como ya hemos visto han sido más abultados. La desviación en la actividad cultural se debe a las menores subvenciones que fueron “inferiores a las previstas inicialmente”. En el área residencial, “fundamentalmente por el descenso del número de becas que pudieron convocarse en 2012 y la disminución de la dotación aportada por las entidades que las financian, los ingresos realizados fueron inferiores en un 23% a los previstos”.

Y no deja pasar la oportunidad la Residencia para apuntar que en la actividad cultural no han podido compensarse créditos incobrables de la Fundación Carolina, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Madrid (una vez más, la cuestionada gestión del exdelegado de las artes Fernando Villalonga): “De todas estas incidencias la Fundación tuvo conocimiento a partir del segundo trimestre de 2012 e incluso en algunos casos una vez iniciado el año 2013”, subrayando el desastre que ocasiona para la institución una gestión de este tipo.

Por último, el total de los recursos destinados a los ejercicios desde 2008 ofrece una panorámica dramática de la crisis de recursos por la que atraviesa la Residencia: si aquel año el importe mínimo a destinar según lo acordado por el patronato era de 5.403.600 euros, el de 2012 es de 2.325.299 euros. Un 57% de pérdida acumulada en la serie tocada por la quiebra financiera. 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído