Mortier hunde en el déficit y la deuda al Real
  1. Cultura
GASTO SIN CONTROL Y CAÍDA DE INGRESOS: LAS CUENTAS DE LOS DOS PRIMEROS AÑOS DEL DIRECTOR

Mortier hunde en el déficit y la deuda al Real

El algodón no engaña, y las cuentas pasan factura: el Teatro Real ha aumentado su déficit diez veces más desde la llegada de Gerard Mortier a

Foto: Mortier hunde en el déficit y la deuda al Real
Mortier hunde en el déficit y la deuda al Real

El algodón no engaña, y las cuentas pasan factura: el Teatro Real ha aumentado su déficit diez veces más desde la llegada de Gerard Mortier a su dirección. En 2009 el ejercicio tuvo una pérdida de 417.818 euros y en 2011 se disparó hasta los 4.896.737 a deber. Entre medias, los 5.261.309 euros de 2010. Tres años después de que Mortier tomara el control de la institución, el Boletín Oficial del Estado (BOE) hace públicos los balances de los dos primeros años de gestión del director belga, y los números hablan de un Real en serias dificultades económicas.

Además del déficit, hay un serio problema de tesorería: en 2009 había en caja 1.176.241 euros; en 2010 –cuando arriba Mortier- la deuda se dispara a 11.826.168 euros y en 2011 se reconduce un agujero de 4.687.346. Además, los fondos propios han disminuido un 32,6% desde su llegada y de 31.087.426 euros en 2009, el Real ha pasado a ingresar 20.929.379 euros en 2011. En este apartado destaca de manera sobresaliente el detrimento de casi un millón y medio de euros de ingreso por la venta de abonos: desde la entrada de Mortier ha caído un 16,8%, pasando de vender en 2009 8.495.413 euros a dejar la cifra en 7.063.049. Este periódico se ha puesto en contacto con el Teatro Real para valorar los datos, aunque se declinó dicha posibilidad. 

El informe también reconoce una pérdida de 823.573 euros en la recaudación por venta de taquilla prevista en sus presupuestos. Y señala un leve aumento de ingresos por patrocinio: de 3.100.983 euros a 3.262.321. Otros de los pocos datos favorables a la gestión de Mortier es el aumento de la recaudación por alquiler de salas, que pasa de 523.057 euros en 2009 a 650.160. La noticia más favorable a la firma Mortier se da en el aumento de beneficios por alquiler y venta de producciones a otros teatros: de 206.282 euros a 427.971.  

Gasto sin control

Lamentablemente, estas cantidades a favor de los ejercicios de Mortier son hundidas en la deuda con la política, por ejemplo, de alquiler de escenografías. Así como en 2010 no invirtió ni un euro en el arrendamiento de estas, en 2011 decidió gastar 332.320 euros. O en el alquiler de vestuario para producciones, que pasó de 577.248 euros de 2010 a 766.069 en 2011, un aumento del 32,7%. Pero la partida que más crece es la de “Otros”, que se dispara de 9.724 euros en 2010 a 135.060 en 2011. En este apartado se reconoce el mayor gasto en la producción audiovisual (80.447 euros) y en los servicios prestados por la orquesta y el coro, un 12% más. 

De hecho, en el epígrafe dedicado al presupuesto contable de gastos se comprueba que en 2010 Mortier gastó más de un millón y medio de lo que debía haber gastado por presupuesto previsto. En 2011 comete una desviación similar en la cantidad establecida. En las partidas contempladas se puede leer una gestión incapaz de asumir y respetar los presupuestos aprobados por el Patronato anualmente.

Por si fuera poco, el BOE aclara que la Intervención General de la Administración del Estado en su informe complementario al de la auditoría de cuentas del ejercicio de 2010 “consideró que las medidas adoptadas por la Fundación no se ajustaban al Real Decreto-ley” que exige la reducción de déficit público. Es decir, que las medidas tomadas para reducir el gasto no han servido. “Por lo tanto, deberían tomarse las medidas necesarias para acomodarse a la normativa en esta materia para los ejercicios futuros”, explica, y añade que estas medidas han sido adoptadas en marzo de 2012. Entre ellas figura la aplicación de una reducción salarial por tramos en función del nivel de renta.

Por cierto, la remuneración del personal de alta dirección de la Fundación ha sido de 233.046 euros en concepto de retribución fija (en 2010 fue de 269.897 euros). El número total de empleados en 2011 era de 312 personas, dos más que la temporada anterior.   

Recortes públicos sin ingresos propios

Unas pérdidas dramáticas si se tiene en cuenta que también la financiación pública se ha reducido un 15,5%, de 28.985.830 euros a 24.493.830. En otras instituciones como el Museo Nacional del Prado o el Museo Reina Sofía los recortes de más del 30% de aportación pública se han paliado con un aumento en los ingresos propios. En el caso del Teatro Real, no ha sido así.

Es decir, estos resultados dejan al descubierto una cuestionable gestión del espacio desde 2010. De hecho, el Teatro Real es de las instituciones mejor cuidadas por los tijeretazos de las contribuciones del Ministerio de Cultura (15.471.000 euros, un recorte del 10% en el último año), de la Comunidad Autónoma de Madrid (5.263.983 euros, un recorte del 15%) y el Ayuntamiento de Madrid, que es la única institución cultural a la que subvenciona: 2.373.772 euros (un 15% menos).

Como dato curioso, la función que más ingresos recaudó en taquilla en 2011 fue Werther, de Jules Massenet, basada en la novela epistolar de Goethe, e interpretada por José Bros y Sophie Koc. Obtuvo 1.644.951 euros de recaudación en sus 12 funciones y unos gastos directos de 1.876.626 euros en su producción.