LOS EDITORES BUSCAN UNA SALIDA EN EL EXTRANJERO AL PARON DE VENTAS EN ESPAÑA

Los escritores españoles se fugan al mercado literario anglosajón

Con el mercado hundido en España, los editores busca una salida en el extranjero y en la Feria del Libro de Londres han topado con vientos

Foto: Los escritores españoles se fugan al mercado literario anglosajón
Los escritores españoles se fugan al mercado literario anglosajón
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Con el mercado hundido en España, los editores busca una salida en el extranjero y en la Feria del Libro de Londres han topado con vientos favorables. Las casas editoriales británicas van venciendo su tradicional animadversión a la literatura foránea y comienzan a apostar fuerte por autores peninsulares. En 2013, España tiene ya asegurado un máximo histórico de traducciones al inglés, con un total de 121 títulos confirmados por los respectivos editores, lo que representa un incremento del 35 % respecto al año anterior. La dinámica puede consolidarse en 2014, a juzgar por los contratos firmados esta semana en el ferial de Earls Court, que incluye la distribución por Arcadia Books de Jo Confesso, de Jaume Cabre.

    El tirón es excepcional en obras traducidas del catalán. Una decena de textos literarios llegaran a las librerías de Reino Unido a lo largo de 2013, cuando el ritmo habitual se limita hasta ahora a uno por año. Entre las traducciones del catalán hay novelas de autores clásicos -Mercé Rodorera, Joan Sales y Josep Plan- y de talentos actuales como Francesc Serés, Marc Pastor y Najat El Hachmi, entre otros. Un tomo de poesía contemporánea catalana completa la apuesta de reconocidas formas británicas por ampliar el alcance geográfico de sus catálogos.

    El apoyo de las instituciones estatales y autonómicas a la difusión internacional de las letras y la cultura justifica sólo en parte el despunte de les estadísticas. En la feria se hablaba esta semana de los “mercados suicidas” en España e Italia, pero los británicos ven el futuro con un cauto optimismo. Y la experiencia con la narrativa hispana les anima a apoyar a autores con rodaje previo en Reino Unido y a introducir nuevos escritores a sus lectores.

    Carlos Ruiz Zafón tocó diana en 2004 con la edición en inglés de La Sombra del Viento y el resto de su creación literaria llega puntualmente al mercado británico. Una presencia constante se extiende también a las novedades de Javier Marías, Atxaga, Javier Cercas o, entre otros, Almudena Grandes. “Pese a la crisis, hay tráfico y mucho interés en buscar e incorporar un futuro best seller, una obra de prestigio o ese título que un editor ha de tener en su catálogo”, afirma en Londres Juan Cerezo, de Tusquests Editores.

    La literatura en castellano triunfa

    Los autores de habla hispana rara vez están ausentes en la selección anual de premios británicos en traducción literaria. Esta semana se anunciaron los candidatos al galardón auspiciado por el diario The Independent, que apoya el British Council, y la literatura original en castellano se lleva la palma, con dos escritores entre los seis seleccionados: Enrique Vila-Mata por Dublinesque, con traducción de Rosalind Harvey y Anne McLean, y Andrés Neuman, por El Viajero del Siglo, traducido por Nick Caistor y Lorenza García. La dotación de 10.000 libras (cerca de 12.000 euros) se reparte equitativamente entre autor y traductor.

    El nuevo empujón empresarial a la traducción literaria llega de la mano de Hispabooks, que hizo su presentación en la Feria de Londres. “Vimos un hueco en el mercado y apostamos por dar salida a escritores desconocidos en el extranjero. En España hoy hay voces globales que reflejan realidades personales perfectamente trasladables a otros ámbitos. Primamos la calidad literaria, las obras que estimulan el pensamiento y sacan a la luz las inquietudes que se esconden bajo la superficie”, explica la directora de la agencia Ana Pérez Galván.

    Hispabooks inicia su trayectoria con un préstamo de 50.000 euros del programa ENISA y un modelo de negocio que combina el libro electrónico y la edición bajo demanda. Arranca con dos traducciones, Nothing Ever Happens (Nunca pasa nada), de José Ovejero y The Faint-hearted Bolshevik (La flaqueza del bolchevique), de Lorenzo Silva; los autores de los últimos premios Alfaguara y Planeta, respectivamente. Además, cuentan con el objetivo de difundir una decena de obras en los próximos doce meses. “Es el momento idóneo para una agencia como Hispabooks, con el despegue del mercado digital en Estados Unidos y, en menor medida, en Reino Unido, más los avances en tecnología digital”, resalta Perez Galván.

    Cultura
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    Lo más leído