LOS VIGILANTES DE SEGURIDAD SE PONEN EN HUELGA

El Louvre cierra 24 horas por el aumento de los carteristas

El Museo del Louvre de París, cerró ayer sus puertas ante una protesta de los agentes de seguridad, que dicen no dar abasto ante el aumento de la

Foto: El Louvre cierra 24 horas por el aumento de los carteristas
El Louvre cierra 24 horas por el aumento de los carteristas
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    El Museo del Louvre de París, cerró ayer sus puertas ante una protesta de los agentes de seguridad, que dicen no dar abasto ante el aumento de la acción de los carteristas desde hace meses. Un total de 200 empleados de la pinacoteca más visitada del mundo decidieron ejercer su derecho a huelga, al tiempo que una delegación de los vigilantes fueron recibidos por la dirección a la que manifestaron "su preocupación por el recrudecimiento de los tirones y de las consecuencias que tienen los carteristas en sus condiciones laborales", explicó el museo en un comunicado. El centro ha vuelto a abrir esta mañana con normalidad, eso sí, con una veintena de policías más como refuerzo.

    La dirección señaló en un comunicado haber mostrado "su apoyo total" a los vigilantes, e insistió en que "ha avisado desde hace meses a los poderes públicos" que "tiende a agravarse pese a" las medidas que se han puesto en marcha.

    Según el relato de los vigilantes, que se declaran tan víctimas de la situación como las propias personas que sufren los robos, cada vez hay más carteristas y se muestran más agresivos. En muchos casos se trata de menores que entran gratis al museo y que, tras ser detenidos por la policía, quedan rápidamente en libertad y vuelven a las andadas en pocos días. “Los agentes se encuentran frente a bandas organizadas cada vez más violentas”, explica la  representante del sindicato SUD, Christelle Guyader, “y han dado constancia de insultos, amenazas y golpes” de los ladrones.

    Para hacer frente a este contexto, el Louvre indicó que va a poner en práctica una nueva medida que permitirá a sus agentes prohibir la entrada a los accesos subterráneos del museo a "personas que hayan cometido de forma segura actos delictivos o que hayan violado de manera repetida el reglamento de visita".

    Se denunció el diciembre pasado

    En total, un millar de agentes trabajan en la pinacoteca, de los cuales la mitad está presente cada día. Ayer, tras una asamblea general y un encuentro entre varios sindicatos, un centenar de ellos se concentraron delante del ministerio de Cultura, donde también fue recibida una delegación por parte de las autoridades. La plataforma intersindical indicó que el ministerio se comprometió “a examinar el problema con sus homólogos de Interior y Justicia, para plantear posibilidad de reforzar la seguridad en los accesos al museo”.

    En diciembre pasado, el museo ya había formalizado una denuncia ante la Fiscalía de París, había establecido una cooperación más estrecha con los servicios policiales y se había dirigido a los consulados de los países de donde proceden buena parte de los visitantes de la pinacoteca para que previnieran a sus ciudadanos del riesgo de sufrir tirones o sustracciones de objetos personales.

    Este conflicto coincide prácticamente con la renovación de la dirección del museo. La semana pasada, el Consejo de Ministros francés nombró al arqueólogo Jean Luc Martínez como el nuevo director, que sustituirá el próximo 15 de abril al que ha sido presidente de la pinacoteca durante doce años, Henri Loyrette.

    Cultura
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    Lo más leído