Pink Floyd y Hitler en el mundo de Oz
  1. Cultura
HOLLYWOOD ESTRENA UNA PRECUELA DE 'EL MAGO DE OZ'

Pink Floyd y Hitler en el mundo de Oz

No sería de extrañar que Oz. Un mundo de fantasía, precuela del clásico hollywodiense que se estrena este fin de semana, triunfara a lo bestia. La marca Oz

Foto: Pink Floyd y Hitler en el mundo de Oz
Pink Floyd y Hitler en el mundo de Oz

No sería de extrañar que Oz. Un mundo de fantasía, precuela del clásico hollywodiense que se estrena este fin de semana, triunfara a lo bestia. La marca Oz no ha dejado de brillar desde el remoto 1939El mago de Oz es incombustible, no se pasa nunca de moda, los espectadores la hacen suya en todas las épocas. Es una película camaleónica de múltiples capas y significados sociales, políticos, sexuales, antropológicos e históricos. No hay más que ver su capacidad para generar tramas secundarias en el planeta pop. Su influencia sobre productos culturales, tribus urbanas y fenómenos subculturales daría para escribir una enciclopedia. Gasolina contracultural de primera.

Pink Floyd

Es una las leyendas urbanas musicales más extravagantes de todos los tiempos: The Dark Side of the Moon, mítico disco de Pink Floyd, estaría sincronizado con las imágenes de El mago de Oz. Un fenómeno bautizado como Dark Side of the Rainbow (El lado oscuro del arco iris). Los desmentidos del grupo británico sólo han servido para aumentar el tamaño de un fenómeno que tiene página propia en Wikipedia y ha generado decenas de ensayos en internet. Los fanáticos del grupo han descrito más de cien coincidencias simultáneas entre ambas obras. Ejemplos. 1) Dorothy mira al cielo (mientras canta Somewhere Over the Rainbow) cuando suenan helicópteros en el disco. 2) La canción The Great Gig in the Sky (El gran baile en el cielo) encaja con las imágenes de la casa de Dorothy bailando atrapada en el huracán… Hay incluso encendidas discusiones sobre cuándo debe poner uno el disco para que coincida exactamente con la película. Unos dicen que cuando el león de la Metro ruge por segunda vez; otros que cuando ruge por tercera vez. El delirio, vaya.

placeholder

Con todo, aunque se trate de un bulo, sería interesante saber en qué aparatosas circunstancias surgió la teoría. Nuestra apuesta: un hippie llegó un día a su casa drogado como una mona, puso el disco y la peli a la vez y lo flipó en colores. Eso sí, la muy respetada cadena de televisión por cable Turner Classic Moviesha llegado a emitir El mago de Oz con la música de Pink Floyd de fondo. Poca broma.

Cultura gay

Cuando lo homosexual era tabú tocaba jugar con el lenguaje. Un clásico del argot gay anglosajón era decir “un amigo de Dorothy” cuando uno quería hablar en clave de un gay. Todo indica que la expresión surgió tras el estreno de El mago de Oz. O Dorothy como mito homosexual. Por variopintos motivos. 1) Dorothy es amiga del diferente. En otras palabras: para algunos el león cobarde del filme es un gay encubierto. 2) La estética camp de la cinta. Un fenómeno que acabó con Judy Garland convertida en icono gay: Judy Garland as gay icon tiene entrada propia en la Wikipedia. Otra pista: la bandera arco iris del movimiento LGTB podría estar inspirada en una de las canciones del filme: Somewhere Over the Rainbow (Más allá del arco iris). Como lo oyen.

Rojos infiltrados

El autor de las canciones de El mago de Oz, Yip Harburg, era una de las figuras más destacadas de la izquierda hollywodiense en los años treinta. Harburg se hizo popular tras componer uno de los himnos de la Gran Depresión: Brother, can you spare a dime? Dado que el militante Harburg era conocido por no dar puntada sin hilo, algunos historiadores del cine han interpretado sus letras para El mago de Oz en clave política. Ejemplo: la canción La bruja malvada está muerta reflejaría “la liberación que Harbug y sus compañeros soñaban: del fascismo para Europa y del colonialismo político y económico para el Tercer Mundo”, aseguran Paul Buhle y Dave Wagner en el ensayo Hollywood radical. Resumiendo: la bruja malvada del oeste podría representar a Hitler. ¿Cómo se quedan? La paradoja es que Harburg sería luego acusado de brujería por el macarthismo: fue uno de los purgados durante la Caza de Brujas de los años cuarenta.

placeholder

El loco mundo de Jacko el espantapájaros

Si cree usted que lo sabe todo sobre Michael Jackson, debería escuchar esto: Jacko interpretó al espantapájaros en una versión negra de El mago de Oz rodada por Hollywood. El musical El mago triunfó en Broadway en los años setenta. Lo llevó al cine Sidney Lumet en 1978 rodeándose de la flor y la nata del pop negro: Michael Jackson, Diana Ross (Dorothy), Richard Pryor (el mago de Oz) y Quincy Jones (a cargo de la partitura). Se estamparon. Quizás el argumento era demasiado extravagante: Dorothy es una estudiante de Harlem. Nunca ha salido del barrio. Tras una nevada brutal, va a parar a Manhattan, convertido en una fantasía multicolor llena de seres extraños. ¿Le parece kitsch El mago de Oz? Pues viendo el El mago sabrá lo que es el kitsch cuesta abajo y sin frenos. Una curiosidad: fue la primera vez que Michael Jackson y Quincy Jones trabajaron juntos. De ahí para arriba.