Affleck contra Spielberg
  1. Cultura
'ARGO' Y 'LINCOLN' LUCHAN POR HACERSE CON EL OSCAR A LA MEJOR PELÍCULA

Affleck contra Spielberg

Y el ganador de la batalla entre Steven Spielberg y Ben Affleck es… George Clooney. Como lo oyen. Todo apunta a que los Oscar

placeholder Foto: Affleck contra Spielberg
Affleck contra Spielberg

Y el ganador de la batalla entre Steven Spielberg y Ben Affleck es… George Clooney. Como lo oyen. Todo apunta a que los Oscar de esta noche serán un duelo entre Lincoln, de Steven Spielberg, y Argo, de Ben Affleck. Pero dado que, contra todo pronóstico, Affleck no está nominado a mejor director, el enfrentamiento se dirimirá en la categoría de mejor película. Y ahí es donde entra Clooney en calidad de productor de Argo. Si gana la película de Affleck, Clooney subirá a recoger el Oscar. E invitará a subir a Affleck, se supone.

Que Affleck sea el favorito a mejor película sin estar nominado a director es un hecho insólito que requiere una explicación. Sólo una vez en la historia de los Oscar una cinta de un director sin nominación ha ganado el premio gordo: Paseando a Miss Daisy (1990). Pero es que Argo viene totalmente lanzada: ha arrasado en la temporada de premios en Estados Unidos, incluidos los Globos de Oro, que este año no han podido ejercer su tradicional influencia sobre los votantes de los Oscar porque la Academia adelantó sus nominaciones para evitarlo. Si los académicos hubieran votado después de los Globos, Affleck hubiera sido nominado a mejor director con toda certeza.

La tercera en discordia debería ser La vida de Pi, de Ang Lee, con 11 nominaciones, una menos que Lincoln. Sería una sorpresa que ganara Lee, en efecto, y un sorpresón que lo hiciera Michael Haneke. El director austriaco compite en 5 categorías, incluidas mejor película y mejor director, otra buena noticia para el cine europeo tras el triunfo en los Oscar del año pasado de la francesa The artist.

Entre los Oscar cantados está el de Daniel Day Lewis como mejor actor por su mimetización del presidente Lincoln. Sería su tercera estatuilla tras Pozos de ambición (2007) y Mi pie izquierdo (1989).

El premio al actor secundario estará entre Robert de Niro, por la tragicomedia El lado bueno de las cosas, y el austriaco Christoph Waltz por su exhibición en Django desencadenado, de Quentin Tarantino, también nominada a mejor película.

La representación española en la gala la encabeza Paco Delgado, nominado al mejor vestuario por Los miserables, que compite en ocho categorías. Lo tendrá complicado: la favorita es la adaptación de Ana Karenina.

Naomi Watts, por su parte, aspira a ganar el Oscar a mejor actriz por Lo imposible, producción española dirigida por Juan Antonio Bayona. Es una de las categorías más inciertas, aunque parte con ventaja Jessica Chastain por La noche más oscura. Una curiosidad: también tendrán opciones la nominada más veterana de la noche (la actriz francesa Emmanuelle Riva, protagonista de Amor, que hoy cumple 86 años) y la más joven, Quvenzhané Wallis, de 9 años, rostro de la revelación indie del año: Bestias del sur salvaje, que también compite a mejor película y director (Benh Zeitlin).

Pierda quien pierda, todas las películas han ganado ya algo: dinero. A espuertas. Desde que se anunciaron las nominaciones, las nueve cintas de la categoría de mejor película han recaudado 300 millones de dólares en taquilla, más que las nominadas de los dos últimos años juntas. Tarantino, Bigelow, Affleck y Ang Lee nunca habían recaudado tanto como en sus nuevos filmes. El cine con ínfulas críticas y alejado de los blockbusters también puede ser muy lucrativo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Steven Spielberg Daniel Day-Lewis