EL PRADO RECIBE LA DONACIÓN DE 12 PIEZAS DE ARTE MEDIEVAL DE LA FAMILIA VÁREZ FISA

Rajoy advierte a los mecenas que no esperen beneficios fiscales a cambio de su generosidad

El Prado vive de las rentas. Las joyas que hoy cuelgan de sus paredes proceden del empeño propagandístico que fundó Carlos V -y que heredó su

Foto: Rajoy advierte a los mecenas que no esperen beneficios fiscales a cambio de su generosidad
Rajoy advierte a los mecenas que no esperen beneficios fiscales a cambio de su generosidad

El Prado vive de las rentas. Las joyas que hoy cuelgan de sus paredes proceden del empeño propagandístico que fundó Carlos V -y que heredó su estirpe de los Austrias- en el uso del arte como herramienta difusora de su poder. La valiosa colección que hoy hace de la pinacoteca madrileña una referencia internacional arrancó en el siglo XVI, con el único interés de aprovechar a los pintores del momento para ensalzar a la familia. Es decir, todo lo producido antes no interesaba porque no se podía aprovechar. El amor al arte no era incondicional.

“El mecenas no espera nada a cambio”, aclaró el presidente Mariano Rajoy este martes en el Museo del Prado, durante el acto de la donación de doce obras de la familia Várez Fisa, con el que crece el exiguo fondo de arte medieval de la pinacoteca. En su primer discurso cultural, el que fuera ministro de Educación y Cultura entre 1999 y 2000 adelantó, entre líneas, las aspiraciones de la esperada Ley de Mecenazgo, que ya acumula un retraso de año y medio y que muchos creen que no verá la luz en esta legislatura.

Según Mariano Rajoy, la generosidad de los mecenas no depende sólo de incentivos económicos

El acto discurrió entre las alusiones a la precaria situación económica en la que ha quedado El Prado, debida a los últimos recortes presupuestarios, y la participación de la sociedad en las instituciones culturales como salvadora de las mismas. Rajoy avanzó que “la generosidad [de los mecenas] no sólo depende de incentivos económicos”, para desengañar a que quienes esperan grandes exenciones fiscales a cambio de un gesto de generosidad, lo que confirma que Hacienda marca el devenir del anteproyecto de dicha norma. Sin embargo, entre los cientos de asistentes a la firma de la donación no estaba el ministro Cristóbal Montoro.

La crisis es la oportunidad

Rajoy también especificó que “las actuales circunstancias suponen una oportunidad inmejorable para hacer una reflexión serena sobre la cultura y sus industrias, para redefinir el papel de las Administraciones Públicas y la sociedad”. Fue el mismo José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura, quien anticipó en la presentación de los presupuestos de 2012 que este es el momento de acabar con la fórmula de ayuda pública y entrar en otro modelo. Todavía no se ha aclarado cuál es este último.

Además, el presidente del Gobierno utilizó la cultura española como aglutinante de una nación de referencia en Europa y apuntó la importancia de su herencia: “En la cultura en español tiene un papel protagonista la herencia del patrimonio histórico”, a pesar del recorte colosal aplicado a la conservación y restauración de bienes culturales: el desplome acumulado entre 2009 y 2012 es del 62,2%; y la rebaja en el ámbito de protección del patrimonio histórico es del 56,4% en las mismas fechas.  

Una sala para el mecenas

También añadió el presidente en su discurso que “el mecenazgo es una forma de responsabilidad social y su fundamento de comportamiento cívico nos exige el reconocimiento público”. Según él, para que cunda el ejemplo “es esencial que el mecenas se sienta orgulloso”. De ahí que el museo haya decidido, por primera vez en sus casi doscientos años de existencia, firmar una sala dedicada al donante y a la exhibición de sus piezas. La otra condición de la familia es que la pinacoteca las muestre antes de un año, con lo que impide que las obras caigan en el olvido de los depósitos que conforman el Prado oculto.

El arquitecto Rafael Moneo, figura capital en el renacimiento del Prado, tiene el encargo de diseñar el espacio que llevará el nombre de José Luis Várez Fisa (Barcelona, 1928), ingeniero, patrono del museo, iluminado empresario que levantó en los sesenta su imperio a partir de los derivados del acero en Guipúzcoa y que se convirtió en los setenta en promotor inmobiliario en Madrid, pide poco a cambio de su gesto.

En los años cincuenta, atraído por la moda del arte gótico, compró en España (a anticuarios e iglesias) y en el extranjero las pinturas, esculturas y el artesonado que este martes llegaron al Prado. Várez Fisa ya se desprendió del Retablo de san Cristóbal (siglo XIV) y de un San Cristóbal de Orazio Borgianni a favor del museo. Miguel Zugaza, el director del Museo del Prado, ha querido destacar la intención de este coleccionista, que compró para suplir las áreas deficitarias de la pinacoteca.  

Defensa del Prado

Zugaza cerró su intervención con mensaje al Gobierno: “Se renueva el vínculo entre la sociedad civil y el museo, más aún en un momento como el actual en el que la realidad presupuestaria pone en duda el esfuerzo de la capacidad pública para sostener este pilar fundamental de nuestra cultura”. También José Pedro Pérez-Llorca, presidente del Patronato del museo, hizo un alegato a la defensa del equipo científico en un momento en el que todo se cuestiona. En su primera intervención pública, citó en latín al poeta romano Horacio y remató sus palabras con un curioso e inexplicable guiño artístico a la familia: “Que os ilumine un Fray Angélico”.

Miguel Zugaza cuestionó la crisis como excusa para poner en duda la capacidad pública para sostener El Prado.

Pilar Silva, jefe del departamento de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte (1400-1600) y Pintura Española (1100-1500), subrayó la aportación de estas piezas a la colección del museo. Así como el Prado late con fuerza a partir del Renacimiento, el arte medieval tiene escasos reflejos, de los que destacan los frescos de San Baudelio de Berlanga y de la iglesia de Vera Cruz de Maderuelo.

“Los patronos pidieron al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) ejemplos de arte catalán, pero contestaron que no podían. Con esta incorporación se suple una carencia con obras que ahora mismo es muy difícil adquirir en el mercado”, explicó a este periódico Silva. Por otro lado, confirmó que se ha hecho una valoración económica de la entrega, pero no se ha hecho pública. Sin embargo, fuentes consultadas por este periódico la estiman entre 12 y 15 millones de euros, según valor de mercado. 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios