Enric González recopila sus ‘Historias de Roma’

El periodista Enric González ha reunido en Historias de Roma una serie de pequeños relatos reveladores escritos de una forma "fluida, sin doctrina ni artificios", para

Foto: Enric González recopila sus ‘Historias de Roma’
Enric González recopila sus ‘Historias de Roma’

El periodista Enric González ha reunido en Historias de Roma una serie de pequeños relatos reveladores escritos de una forma "fluida, sin doctrina ni artificios", para ofrecer un "testimonio personal" en torno a una ciudad "nostálgica".

De los "tortuosos" sistemas públicos romanos al Caffé San Eustachio -el "mejor del mundo"-; de la figura central italiana, la mamma, a la historia que esconde el crimen del marqués Casati Stampa, el libro narra "unas cuantas historietillas" que sedujeron a González (Barcelona, 1959), explica el autor en declaraciones recogidas por Efe.

Historias de Roma (RBA) nace, como el resto de libros escritos por el periodista del diario El País, de la experiencia recopilada en sus corresponsalías (Londres, París, Nueva York, Washington, Roma y, actualmente, Jerusalén) y por la insistencia de su editora, "la única que me convence -dice- para presentar estas cosas".

 

La mala leche de Berlusconi

La obra pasea al lector por las calles de la capital italiana, por la Piazza di Santa Chiara o la Via di San Ignazio, en cuyo número 52 se esconde "uno de los prodigios romanos menos conocidos: la biblioteca Casanatense, que hasta el siglo XVIII fue una de las mejores del mundo".

Pero el paseo va más allá del callejero, también hay un viaje por el día a día de la ciudad, a través de anécdotas como las "prolongadas" gestiones que el corresponsal vivió para abrir una cuenta bancaria y la "imposibilidad" de cerrarla, o las pesquisas ante un paquete que da la vuelta al mundo para volver a su lugar de partida.

Además hay espacio para el Cavaliere Silvio Berlusconi, para la que González llama "mala leche burocrática" del Vaticano y, por supuesto, para un actor que encarnó como nadie la esencia de la romanidad: Alberto Sordi.

 

“Lo tomas o lo dejas”

Y es que Roma es una sociedad "muy mediterránea", señala González, a la que se debe "aceptar en paquete", lo que la diferencia de las sociedades nórdicas o anglosajonas en las que caben los "compartimentos estancos", y donde se puede vivir dentro de una determinada cultura sin asumir otra.

"En Roma o lo tomas todo o lo dejas todo -afirma González-. Al final acabas involucrado con la mamma, la burocracia, la comida, ese cinismo simpático que caracteriza al romano... con todo". De lo popular a lo histórico, el periodista intenta captar la "esencia" de una ciudad a través de lo cotidiano con la obsesión de "no ser pesado" al escribir.

Admirador de Julio Camba y Josep Pla, por su forma de "explicar las cosas de forma bastante honesta y a la vez procurando no castigar al lector", González confiesa que sólo escribe por "desesperación". "Yo sólo funciono con el pánico -comenta-. Cuando estás ya en pánico por las prisas, por la falta de ideas. Entonces pues te pones, haces algo, y lo envías, e intentas olvidarte".

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios