Es noticia
Menú
Sorolla, Anglada-Camarasa y Romero de Torres logran precios altos en Londres
  1. Cultura
ARTE

Sorolla, Anglada-Camarasa y Romero de Torres logran precios altos en Londres

Una subasta de arte español celebrada en la sala Sotheby's de Londres constituyó un gran éxito gracias a los precios logrados, sobre todo, por las obras

Foto: Sorolla, Anglada-Camarasa y Romero de Torres logran precios altos en Londres
Sorolla, Anglada-Camarasa y Romero de Torres logran precios altos en Londres

Una subasta de arte español celebrada en la sala Sotheby's de Londres constituyó un gran éxito gracias a los precios logrados, sobre todo, por las obras de Joaquín Sorolla, Hermenegildo Anglada-Camarasa y Romero de Torres.

El precio más elevado correspondió, tal y como se esperaba a la marina de Sorolla Barcas en la playa, que se remató por 1,848.763 euros cuando el precio más alto estimado para esa obra eran 1.320.000. Se trata de un lienzo pintado durante el verano de 1909 al regreso del artista a su patria valenciana tras el gran éxito de su exposición en la Hispanic Society of America, que le proporcionó una serie de encargos al más alto nivel.

"Algunas de sus mejores escenas de playa datan de ese verano. Sus lienzos reflejan su alegría de vivir", ha comentado Blanca Plans Sorolla a propósito del lienzo, que capta el regreso de los pescadores tras un día de faena. Esta deliciosa marina ha estado depositada desde su compra en 1929 en el Club Español de Buenos Aires.

El cuadro Entrando en el palco, de Hermegildo Anglada-Camarasa, que representa a tres mujeres elegantemente vestidas y de aspecto algo espectral que podrían ser cortesanas del demi-monde parisino, se vendió por 347.771 euros cuando la estimación más alta rozaba los 200.000.

Del pintor cordobés Julio Romero de Torres, reconocido por sus retratos de bellezas andaluzas, se vendió por 334.448 euros- dentro del precio estimado- el titulado La niña torera. Representa a una de sus modelos favoritas, la actriz Elena Pardo, sentada junto al pasillo que lleva al ruedo de una plaza de toros y ataviada con un traje de luces que deja de forma provocadora al descubierto uno de sus hombros y el perfil de un seno.

 

Rusiñol, De Zubiaurre o Zuloaga

Soledad, Granada, una obra temprana de Santiago Rusiñol que refleja su fascinación por los jardines del Generalife, se adjudicó por 101.306 euros, por encima de la estimación más alta. Del mismo artista no se vendieron, al no haber obtenido permiso de exportación del Gobierno español, Melancolía, un delicado retrato femenino, y un retrato del escultor Enric Clarasó en su estudio barcelonés.

El retrato Viejos de Ondárroa, de Ramón de Zubiaurre, se adjudicó por 31.918 euros, el doble de lo estimado, mientras que Campesinos vascos, de Valentín de Zubiaurre, cambió de manos por 54.677 y el paisaje Rentería y las Peñas de Aya, de Darío de Regoyos, por igual cantidad, ambos dentro de las expectativas.

No se vendieron, sin embargo, dos paneles de José María Sert con tema folclórico catalán: los titulados La sardana y Els castellers de vals y cuyo precio se estimaba en un máximo de 88.000 euros cada uno. Tampoco encontró comprador un bonito retrato de Ignacio Zuloaga titulado Joven con mantilla, que tenía un precio estimado de 132.000 euros.

La gran sorpresa de la subasta de arte europeo del siglo XIX lo constituyó el récord logrado por el cuadro titulado Medea junto a la urna, del pintor neoclásico alemán Anselm Feuerbach, que se vendió por 507.640 euros, cuando el precio más alto calculado no superaba los 30.000. Ese cuadro de tema clásico, confiscado en 1938 por las autoridades de Viena a sus propietarios, los herederos del banquero austríaco Richard Freund, que se disponían a sacarlo del país, no fue restituido a esa familia hasta este mismo año.

Una subasta de arte español celebrada en la sala Sotheby's de Londres constituyó un gran éxito gracias a los precios logrados, sobre todo, por las obras de Joaquín Sorolla, Hermenegildo Anglada-Camarasa y Romero de Torres.

El precio más elevado correspondió, tal y como se esperaba a la marina de Sorolla Barcas en la playa, que se remató por 1,848.763 euros cuando el precio más alto estimado para esa obra eran 1.320.000. Se trata de un lienzo pintado durante el verano de 1909 al regreso del artista a su patria valenciana tras el gran éxito de su exposición en la Hispanic Society of America, que le proporcionó una serie de encargos al más alto nivel.

"Algunas de sus mejores escenas de playa datan de ese verano. Sus lienzos reflejan su alegría de vivir", ha comentado Blanca Plans Sorolla a propósito del lienzo, que capta el regreso de los pescadores tras un día de faena. Esta deliciosa marina ha estado depositada desde su compra en 1929 en el Club Español de Buenos Aires.

El cuadro Entrando en el palco, de Hermegildo Anglada-Camarasa, que representa a tres mujeres elegantemente vestidas y de aspecto algo espectral que podrían ser cortesanas del demi-monde parisino, se vendió por 347.771 euros cuando la estimación más alta rozaba los 200.000.

Del pintor cordobés Julio Romero de Torres, reconocido por sus retratos de bellezas andaluzas, se vendió por 334.448 euros- dentro del precio estimado- el titulado La niña torera. Representa a una de sus modelos favoritas, la actriz Elena Pardo, sentada junto al pasillo que lleva al ruedo de una plaza de toros y ataviada con un traje de luces que deja de forma provocadora al descubierto uno de sus hombros y el perfil de un seno.

Joaquín Sorolla