El FBI investiga a las guitarras Gibson por ser 'inmigrantes ilegales'

La famosa marca de guitarras Gibson está siendo investigada por el FBI por un supuesto uso de madera ilegal para la fabricación de sus instrumentos. La

Foto: El FBI investiga a las guitarras Gibson por ser 'inmigrantes ilegales'
El FBI investiga a las guitarras Gibson por ser 'inmigrantes ilegales'

La famosa marca de guitarras Gibson está siendo investigada por el FBI por un supuesto uso de madera ilegal para la fabricación de sus instrumentos. La compañía, una de las más grandes en este sector, ha negado los hechos de los que se le acusa y se ha mostrado dispuesta a colaborar con la Justicia.

La legendaria compañía de guitarras, fundada en 1902, en Nashville (Tennessee) está siendo investigada por la Federal Bureau of Investigation (FBI). De hecho, varios investigadores se incautaron de madera, ordenadores y archivos de la sede central de la compañía en Tennessee.

 

Al parecer, los agentes buscan pruebas de un posible delito de utilización de madera ilegal en la fabricación de las míticas guitarras Gibson. Según informaciones de la revista NME recogidas por Europa Press, el FBI cree que la compañía podría haber exportado madera de palorrosa desde Madagascar, a través de Alemania.

 

La empresa lo niega

 

La Lacey Act estadounidense prohíbe específicamente la exportación de este tipo de madera, bajo los cargos de corrupción y delitos medioambientales. La compañía ha dejado claro que está dispuesta a cooperar en la investigación del FBI en todo lo que la agencia considere necesario.

 

Además, en un comunicado, ha asegurado que sus instrumentos están fabricados únicamente con madera legal de distribuidores legales que siguen los estándares de exportación que rigen en Estados Unidos.

 

Esta no es la única polémica que salpica a Gibson. La historia circula entre los guitarristas de medio mundo: al parecer, la mítica marca habría cerrado un acuerdo con el Gobierno estadounidense para que sus guitarras puedan ser acabadas en China pero manteniendo el certificado Made in USA. Objetivo: reducir costes de producción sin rebajar el precio del producto. El pacto, centrado principalmente en la línea Epiphone, supone que todo el hardware del instrumento -clavijas, pastillas o trastes- es americano mientras que la madera, la pintura y otros elementos son añadidos en China. Por ello, es vox populi que el sonido de las Epiphone fabricadas antes de 1999 es mucho mejor, y cuanto más antigua sea la guitarra más aumenta su perfección.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído