Es noticia
Menú
Frank Gehry, demasiado caro para Nueva York
  1. Cultura

Frank Gehry, demasiado caro para Nueva York

Frank Gehry le ve el lado malo a esto de ser un starchitect de lujo: los diseños del aclamado arquitecto son demasiado caros para un Nueva

Foto: Frank Gehry, demasiado caro para Nueva York
Frank Gehry, demasiado caro para Nueva York

Frank Gehry le ve el lado malo a esto de ser un starchitect de lujo: los diseños del aclamado arquitecto son demasiado caros para un Nueva York azotado por la crisis, por lo que el autor del museo Guggenheim de Bilbao ha sido sustituido en la construcción de varios edificios. El canadiense, reconocido mundialmente por sus trabajos modernos y experimentales, iba a diseñar, entre otros edificios, un nuevo estadio en el barrio de Brooklyn para el equipo de baloncesto de los Nets, pero, según publicaba este jueves The New York Times, el arquitecto ha sido apartado del proyecto. No está solo: en los últimos meses otras estrellas como Santiago Calatrava, Jean NouvelJacques Herzog y Pierre de Meuron han visto paralizados -o al menos frenados- sus proyectos estrella en la Gran Manzana (ver álbum: El skyline perdido de Nueva York)

Durante los últimos años, Gehry había trabajado en los diseños para el nuevo complejo deportivo, así como para otros edificios residenciales y comerciales que se debían construir a su alrededor en una zona conocida como Brooklyn Atlantic Yards, que acoge un depósito de trenes bajo el que confluyen nueve líneas de metro. El promotor del ambicioso proyecto, el empresario Bruce Ratner, decidió sustituir a Gehry como arquitecto del estadio debido al "clima económico" que se vive en la ciudad. Puede que ya no tenga renombre tras su proyecto, pero con el cambio ha conseguido que el coste del recinto se abarate en 200 millones de dólares (141,5 millones de euros).

Según cuenta el diario, el diseño de Gehry, que ya había recibido dinero por su trabajo, parecía un hangar para aviones con capacidad para 20.000 espectadores e iba a costar unos 1.000 millones de dólares (707 millones de euros). Ratner también apartó al conocido arquitecto del resto del proyecto, que incluía un complejo de edificios, valorados en 2.500 millones de dólares (1.800 millones de euros), donde habría 4.500 apartamentos, cuatro torres de oficinas y 28.000 metros cuadrados de zonas comerciales.

Entre esos edificios Gehry planeaba levantar un rascacielos que, con el nombre de Miss Brooklyn, iba a tener una altura de unos 190 metros, pero tras numerosas protestas vecinales que llegaron incluso a los tribunales fue finalmente desestimado en 2008. Según el diario neoyorquino, Gehry emitió un comunicado en el que se despide del proyecto final y en el que se reconoce "extremadamente orgulloso" del trabajo realizado hasta el momento para las Brooklyn Atlantic Yards. Algunos de sus diseños debían haberse empezado a construir en 2006, fecha aplazada en varias ocasiones desde que se anunció el proyecto a finales de 2003.

 

Gehry, que cuenta con algunos de los más prestigiosos premios de arquitectura, entre ellos el Pritzker y el del RIBA, es conocido por diseñar la sala de conciertos Walt Disney de Los Ángeles, la Corcoran Gallery de Washington y el museo de Historia de los Judíos Polacos en Varsovia, entre otros.

Frank Gehry le ve el lado malo a esto de ser un starchitect de lujo: los diseños del aclamado arquitecto son demasiado caros para un Nueva York azotado por la crisis, por lo que el autor del museo Guggenheim de Bilbao ha sido sustituido en la construcción de varios edificios. El canadiense, reconocido mundialmente por sus trabajos modernos y experimentales, iba a diseñar, entre otros edificios, un nuevo estadio en el barrio de Brooklyn para el equipo de baloncesto de los Nets, pero, según publicaba este jueves The New York Times, el arquitecto ha sido apartado del proyecto. No está solo: en los últimos meses otras estrellas como Santiago Calatrava, Jean NouvelJacques Herzog y Pierre de Meuron han visto paralizados -o al menos frenados- sus proyectos estrella en la Gran Manzana (ver álbum: El skyline perdido de Nueva York)

Diseño