Elena Anaya: "me encanta trabajar allá donde me lleven los proyectos"
  1. Cultura

Elena Anaya: "me encanta trabajar allá donde me lleven los proyectos"

La actriz española Elena Anaya, una de las protagonistas de la película Savage Grace, de estreno en EE.UU., dijo que estar en Hollywood no le supone

Foto: Elena Anaya: "me encanta trabajar allá donde me lleven los proyectos"
Elena Anaya: "me encanta trabajar allá donde me lleven los proyectos"

La actriz española Elena Anaya, una de las protagonistas de la película Savage Grace, de estreno en EE.UU., dijo que estar en Hollywood no le supone ninguna obsesión y que le encanta "trabajar allá donde me lleven los proyectos".

A pesar de haber intervenido en una película tan taquillera como Van Helsing (2004) o de haber compartido escenas con Calista Flockhart en Frágiles (2005), la intérprete afirma guiarse por lo que en cada momento le apetece hacer. "A Hollywood se llega trabajando y he dicho que no a proyectos con los que no me identifico o porque sentía que no era lo mejor que podía hacer", manifestó Anaya, de 32 años.

Savage Grace, donde coincidió con Julianne Moore y la española Belén Rueda, rodada en el verano de 2006 en las ciudades de Barcelona y Girona, se estrenó en España en enero de este año y llega, por fin, a las salas estadounidenses, aunque de forma limitada, con pases en Nueva York y Los Ángeles.

"Un filme muy valiente, especial y distinto"

"El espectador va a encontrar un filme muy valiente, especial y distinto a lo que se suele contar en EE.UU., aunque no se puede generalizar. Tiene mucha personalidad, está rodada con carácter y posee un guión que se estuvo intentando levantar durante nueve años, hasta que el director (Tom Kalin) encontró a productoras que confiaron en la cinta", explicó Anaya.

La historia relata la vida de Barbara Baekeland (Moore), una mujer de origen humilde que ingresó en la alta sociedad estadounidense tras contraer matrimonio con un rico heredero del creador de los plásticos baquelita.

"Es un guión muy hiriente, sobre una familia bien relacionada con las celebridades de todo el mundo, que mantiene contactos exquisitos en todas las ciudades de moda, pero pasan los años y el espectador puede ver en qué consisten esas relaciones, que están bastante podridas y son muy dañinas", afirmó la actriz, que encarna en la ficción a una chica española que tendrá un papel decisivo en el futuro de esa familia.

"Mi personaje conoce al hijo homosexual del matrimonio, se fascina por la familia y por esa energía tan peculiar que les caracteriza, pero acaba fascinada por el padre y rompiendo el matrimonio, que era bastante intocable", explicó Anaya.

La palentina coincidió un par de días durante el rodaje con Belén Rueda, "una actriz divina" con la que compartió "una experiencia fantástica". "La conoces y te apetece seguir en contacto con ella. Es tranquila, educada, afectiva, madre de sus hijas... una mujer entrañable", agregó.

Siete meses sin parar

Anaya, tal y como relata, lleva siete meses sin parar, embarcada en proyectos de todo tipo y aún le quedan varias semanas de trabajo por delante hasta descansar un poco. "He estado con Vincent Cassel en Francia rodando una de las películas más grandes que se han hecho en el país (L'Ennemi public nº1), me fui a Islandia tres meses con un grupo loco de actores, después estuve en México con Agustín Díaz Yanes (Sólo quiero caminar) y ahora me voy a El Cairo a filmar una película con una directora canadiense y Patricia Clarkson", dijo.

A la actriz se le nota cómoda en su periplo internacional, aunque sea en "el infierno de Reikiavik, a 16 bajo cero y sufriendo vendavales", y encuentra una razón muy simple para ello: "me encanta mi trabajo y que me lleguen guiones fantásticos para teatro y cine".

"No tengo ningún inconveniente en viajar y si me tengo que ir a vivir a Los Ángeles, ya tengo ganada la ciudad, tengo amigos e incluso mis sitios favoritos a los que ir", agregó. Y es que la actriz admite no tener un plan configurado y pretende seguir eligiendo proyectos "según van surgiendo", hasta que llegue finalmente el momento de echar el freno. Aunque sea momentáneamente. "Es algo normal, esto va por épocas y rachas".

Academia de cine Elena Anaya Hollywood