Es noticia
Menú
Silvia Marsó: "Destesto la prepotencia de Bush"
  1. Cultura
CONFIDENCIAS

Silvia Marsó: "Destesto la prepotencia de Bush"

Silvia Marsó no para. Si hace unos meses esta actriz nos deleitaba con su actuación teatral en Tres versiones de la vida, ahora tenemos

Silvia Marsó no para. Si hace unos meses esta actriz nos deleitaba con su actuación teatral en Tres versiones de la vida, ahora tenemos la oportunidad de verla en una de las tres películas que acaba de hacer: Myway, sobre un narcotraficante dispuesto a cambiar su modo de vivir. Aprovechando que esta semana llega a los cines, Silvia es la encargada de contestar a nuestro cuestionario.

Convénzame de que tengo que ir a ver Myway al cine...:
Es una película distinta que tiene una imagen muy especial y en la que se tratan temas tan cercanos como la incomunicación, la soledad, el amor y la supervivencia.

En la película interpreta a la mujer de un narcotraficante ¿Cómo fue tu acercamiento al papel?:
Tes aparenta ser una mujer triunfadora, con un buen trabajo y una buena imagen. Parece segura de sí misma, independiente, resolutiva. Pero detrás de todo eso se esconde una mujer perdida, insegura, incapaz de comunicarse con su pareja. También una persona que se deja llevar por las circunstancias sin plantearse si esa es la vida que quiere llevar, que es algo que propicia la sociedad actual.

¿Dónde te sientes más cómoda: en el cine, en el teatro o la televisión?:
Los tres medios son muy distintos a la hora de interpretar y me resultan complementarios.

¿Crees que Hillary Clinton sería una buena presidenta?:
No he leído su programa.

FICHA CONFIDENCIAL

Descríbase en dos o tres adjetivos: Luchadora, sincera y obsesiva.

Un momento literario memorable: Cuando leí El principito a los 7 años y descubrí lo que es 'el mensaje' en el arte.

Y un momento cinematográfico: Cuando en Un lugar en el mundo el personaje que interpreta Federico Luppi cuenta mirando al horizonte qué significa ese lugar para él.

El libro que marcó tu vida: El amor en los tiempos cólera.

La película que marcó su vida: El espíritu de la colmena, tras verla con 9 años decidí que quería ser actriz.

Un pequeño placer en su profesión: Aislarme del mundo .

¿Y fuera de él?: La sonrisa de mi hijo.

De no ser lo que es qué le hubiese gustado ser: Cantante de opera o pintora.

¿A quién y qué detesta? A Bush y su prepotencia.

No se quisiera morir sin: Ver la paz en el mundo.

El mejor olor: El del mar.

El mejor sabor: El chocolate

El mejor sonido: La banda sonora de mi película Myway.

El mejor color: El azul en todas sus variantes.

La noticia que más ilusión le haría ver en un periódico: El fin del terrorismo.

La que más le ha impresionado últimamente: En unas recientes inundaciones, la foto de un sapo llevando a cuestas a un ratoncito en el agua.

Silvia Marsó no para. Si hace unos meses esta actriz nos deleitaba con su actuación teatral en Tres versiones de la vida, ahora tenemos la oportunidad de verla en una de las tres películas que acaba de hacer: Myway, sobre un narcotraficante dispuesto a cambiar su modo de vivir. Aprovechando que esta semana llega a los cines, Silvia es la encargada de contestar a nuestro cuestionario.