Elvis Costello, Pat Metheny y Wayne Shorter clausura el Festival de Jazz de San Sebastián
  1. Cultura

Elvis Costello, Pat Metheny y Wayne Shorter clausura el Festival de Jazz de San Sebastián

Una semana entera y más de sesenta conciertos es el balance de la 42 edición de Jazzaldía. Todo comenzó el pasado lunes en el Peine del

placeholder Foto: Elvis Costello, Pat Metheny y Wayne Shorter clausura el Festival de Jazz de San Sebastián
Elvis Costello, Pat Metheny y Wayne Shorter clausura el Festival de Jazz de San Sebastián

Una semana entera y más de sesenta conciertos es el balance de la 42 edición de Jazzaldía. Todo comenzó el pasado lunes en el Peine del Viento, la célebre escultura de Eduardo Chillida cumplía 30 años y la organización del Festival decidió sumarse al aniversario y realizar la inauguración de Jazzaldía desde este lugar símbolo de San Sebastián.

A partir de ahí, la ciudad se convirtió en un continuo ir y venir de músicos y conciertos. Por allí pasaron desde el bajista Marcus Miller, que se quedó unos días para disfrutar de los atractivos de San Sebastián, hasta el pianista Chick Corea o el cantante Bryan Ferry.

Los organizadores guardaron para el final a dos de los más importantes músicos del cartel. El sábado, en el auditorio del Kursaal, Wayne Shorter actuó con su cuarteto habitual. Es cierto que en alguna que otra actuación que tuvo el año pasado en España, el saxofonista no culminó las expectativas del público, pero sí lo hizo esta vez. Shorter tuvo un buen día que se completó con unos músicos excepcionales: lideró un grupo que parecía una sola persona y demostró que la edad (74 años) no es un handicap a la hora de tocar el saxo.

El guitarrista Pat Metheny abarrotó la Plaza de la Trinidad en un concierto que duró dos horas y media. La primera parte, muy intimista, estuvo acompañado por el pianista Brad Melhdau. A dúo, conmocionaron a un público y lo prepararon para una segunda parte muy más vibrante donde Metheny demostró su dominio del instrumento junto a la enorme habilidad del resto de los músicos.

En los escenarios de la playa -entradas gratuitas- uno de los grupos que más expectativa había creado, Neneh Cherry y Cirkus, decepcionó un poco. El nuevo proyecto está formado por tres cantantes que cantan la mayor parte del tiempo al unísono, con lo cual no es posible apreciar el juego de voces. La música daba la impresión de incompleta, quizá debido a un sonido defectuoso que impedía en ocasiones escuchar la letras comprometidas de las canciones.

Finalmente el festival se cerró con las actuaciones el domingo de Elvis Costello junto a Allen Toussaint y el grupo de viento 'The crescent city horns' y el emotivo homenaje a San Sebastián que dedicó el saxofonista Pedro Iturralde.

Jazz