Günter Grass: ni Alemania ni España pueden prescindir del debate sobre su pasado

El Premio Nobel de Literatura Günter Grass considera que la discusión sobre el pasado es algo de lo que no pueden prescindir ni Alemania ni España

Foto: Günter Grass: ni Alemania ni España pueden prescindir del debate sobre su pasado
Günter Grass: ni Alemania ni España pueden prescindir del debate sobre su pasado
Autor
Tiempo de lectura3 min

El Premio Nobel de Literatura Günter Grass considera que la discusión sobre el pasado es algo de lo que no pueden prescindir ni Alemania ni España y, de cara al debate español, dijo que las jóvenes generaciones tienen derecho a saber lo que ocurrió durante la Guerra Civil y los años del franquismo.

"En Alemania siempre hubo eso de decir que había que ponerle fin al debate y que la época del nazismo siempre era historia. Pero la historia siempre nos alcanza", dijo Grass en una entrevista con medios españoles ante la publicación de la traducción de su libro de memorias Pelando la cebolla (Alfaguara).

"En España debe pasar lo mismo. Tras la muerte de Franco se creyó que, en bien de la paz, se podía olvidar todo, y a España le alcanza su historia. Creo que la joven generación de españoles tiene derecho a saber, de parte de ambos bandos, qué paso. Sin duda, el proceso del recuerdo es doloroso pero es algo que nadie puede ahorrarse", agregó Grass.

El premio Nobel se refirió además al hecho de que el monumento del Valle de los Caídos sigue en pie e impide que pueda decirse que en España el debate puede darse por terminado. "Existe ese monumento que Franco mandó construir. Se sabe que ese monumento fue construido por miles de prisioneros de la Guerra Civil bajo condiciones miserables. Hubo cientos de muertos. Sin embargo, el monumento sigue en pie y la gente va a visitarlo. Eso me parece por lo menos curioso", dijo.

Admirador de Manuel Rivas

Grass sugirió que al menos se debía honrar la memoria de los que murieron en la guerra y recordó, además, que el número de personas fusiladas después de la Guerra Civil fue "inmenso". Por otra parte, dijo que entre sus lecturas recientes había estado la novela El lápiz del carpintero, del escritor gallego Manuel Rivas, que aborda precisamente temas relacionados con el franquismo y con la Guerra Civil, y calificó la obra de "impactante".

Las memorias de Grass, cuya edición española sale mañana a las librerías, están en parte dedicadas a sus experiencias durante el nacionalsocialismo, cuando, como el mismo escritor dice, se dejó seducir y llegó a creer en cosas que ahora le hacen llevarse las manos a la cabeza. Esas vivencias son las que después han llevado a Grass a asumir posiciones políticas para enfrentar tendencias que pudiesen amenazar la democracia y el escritor considera que los intelectuales españoles tienen actualmente tareas similares.

"Las experiencias que tuve en una dictadura me han hecho sacar conclusiones y sé que con el segundo intento por establecer una democracia en Alemania hay que estar más alerta", dijo. "La República de Weimar fue destruida por diversas razones. No sólo los nazis, también los comunistas estaban en contra de la República de Weimar. Pero la razón principal fue que no hubo suficientes ciudadanos que la defendieran", añadió.

"Mi compromiso no ha sido tanto como escritor sino como ciudadano de mi país. Ustedes en España están ante tareas similares. Si mi impresión no me engaña, España es ahora un país dividido. Es una situación que no deja de ser peligrosa", agregó.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios