Koons embellece con grandes "tulipanes" de vivos colores el exterior del Museo Guggenheim
  1. Cultura

Koons embellece con grandes "tulipanes" de vivos colores el exterior del Museo Guggenheim

El Museo Guggenheim de Bilbao ha presentado hoy una nueva escultura de gran formato adquirida al artista neoyorquino Jeff Koons, hecha en acero inoxidable brillante de

Foto: Koons embellece con grandes "tulipanes" de vivos colores el exterior del Museo Guggenheim
Koons embellece con grandes "tulipanes" de vivos colores el exterior del Museo Guggenheim

El Museo Guggenheim de Bilbao ha presentado hoy una nueva escultura de gran formato adquirida al artista neoyorquino Jeff Koons, hecha en acero inoxidable brillante de vivos colores y titulada "Tulipanes", con la que se embellecerá la trasera exterior del emblemático edificio de titanio.

La escultura (2,03 metros de alto, 4,60 de ancho y 5,20 de largo) representa un ramillete de siete tulipanes hechos a una escala más de diez veces superior al tamaño real de la planta y depositados en el suelo, con los largos tallos entrelazados y pintados con los colores naranja, azul, fresa, rojo, amarillo, morado y verde.

Con la adquisición en 2006 de esta obra de Koons por cinco millones de dólares, según precisó el museo bilbaíno, aproximadamente 5,8 millones de euros al cambio de hoy, el Guggenheim de Bilbao pasa a poseer dos llamativas obras de este artista neoyorquino, ya que es también el autor de la escultura floral que, en forma de perro llamado "Poopy", recibe a los visitantes a la entrada del edificio.

Una de las cinco esculturas del mismo tipo

Esta nueva pieza de Koons forma parte de una serie de cinco esculturas del mismo tipo y formato, aunque las combinaciones de colores sean distintas, titulada "Celebrations" e ideada por el artista neoyorquino en 1995, aunque no empezó a construirlas hasta 2005, indicó el director del Museo Bilbaíno, Juan Ignacio Vidarte, en la presentación de la obra.

Las otras piezas pertenecen a un banco alemán de la ciudad de Hannover, a la Fundación de una firma de alta costura y artículos de lujo de Milán (Italia), a otra fundación de Santa Mónica (California-EE.UU) y la cuarta se la quedó en propiedad el artista.

Vidarte explicó que el brillo metálico que presenta la obra, inscrita, según los especialistas en arte, en el lenguaje típico del "Pop Art", fue conseguido por Koons gracias a una aleación especial de acero inoxidable con un alto contenido en cromo.

Colores muy llamativos

Los vivos colores que recubren el material metálico (que recuerdan a los las carrocerías de los coches) se lograron, indicó Vidarte, gracias a varias capas de revestimiento transparente con los siete tonos que adornan a cada uno de los "tulipanes".

La obra, una de las más complejas creadas hasta la fecha por el artista neoyorquino por la sensación de ingravidez que ha conseguido en contradicción con lo pesado del material empleado en su confección, según destaca el museo bilbaíno en el informe sobre la pieza facilitado a los medios de comunicación, ha sido realizada en una fundición de Alemania y no se concluyó hasta el pasado mes de marzo.

El centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Bilbao asegura en dicho informe que "el impecable detalle y acabado" de las superficies de las flores, así como la fórmula exacta y precisa de acero inoxidable y cromo que debía llevar la aleación metálica, han supuesto al artista neoyorquino "años de investigación y trabajo".

Los "Tulipanes" han sido instalados en la terraza exterior de la fachada trasera del edificio de titanio que da a la ría de Bilbao, donde, en los días soleados, recibe los rayos del Sol durante casi todo el día, algo que contribuye a realzar el efecto brillante de los colores y la vivacidad de la composición.