Es noticia
Menú
El proyecto ganador corresponde a la embajada de Holanda en Berlín (Alemania). El premio, de la Unión Europea-Mies van der Rohe, se entrega en Barcelona y está dotado con 50.000 euros.
  1. Cultura

El proyecto ganador corresponde a la embajada de Holanda en Berlín (Alemania). El premio, de la Unión Europea-Mies van der Rohe, se entrega en Barcelona y está dotado con 50.000 euros.

El arquitecto holandés Rem Koolhaas ha ganado el premio de arquitectura de la Unión Europea-Mies van der Rohe, que se entrega en Barcelona, por su proyecto

Foto: El proyecto ganador corresponde a la embajada de Holanda en Berlín (Alemania). El premio, de la Unión Europea-Mies van der Rohe, se entrega en Barcelona y está dotado con 50.000 euros.
El proyecto ganador corresponde a la embajada de Holanda en Berlín (Alemania). El premio, de la Unión Europea-Mies van der Rohe, se entrega en Barcelona y está dotado con 50.000 euros.

El arquitecto holandés Rem Koolhaas ha ganado el premio de arquitectura de la Unión Europea-Mies van der Rohe, que se entrega en Barcelona, por su proyecto de la embajada de Holanda en Berlín. En las últimas deliberaciones de un jurado internacional presidido por la arquitecta iraní Zaha Hadid, el proyecto de Koolhaas venció al de Eduardo Souto de Moura, que optaba al prestigioso galardón por el Estadio Municipal de Braga, en Portugal. Zaha Hadid comentó al dar a conocer el fallo del premio -dotado con 50.000 euros- que "en ambos casos el jurado destacó la estrechísima relación con su entorno; la reunificada ciudad de Berlín, por una parte, y el paisaje de las colinas de Braga, por otra".

El jurado, añadió Hadid, se decidió finalmente por la Embajada de Berlín por "la calidad de la reflexión urbana y la inteligencia del concepto desarrollado, en especial 'la trayectoria' interior inédita y las nuevas potencialidades que ofrece este proyecto de gran complejidad". Para Hadid, el proyecto codirigido por Koolhaas y Ellen van Loon ofrece "una visión retorcida de como la embajada puede encajar en el entorno" y llegó a decir que "era como poner un cielo holandés en Berlín".

Koolhaas dijo que "estamos encantados con este premio, especialmente por el nombre que lleva, porque al único arquitecto al que he respetado es Mies van der Rohe, y porque se trata de un premio europeo". El arquitecto ganador subrayó que la embajada "no es un proyecto espectacular, sino modesto, severo, que parte del supuesto de que Holanda ha sido tradicionalmente un país pacífico, que ha vivido con agonía las guerras a lo largo de su historia y que establecía ahora su embajada en una ciudad como Berlín tan envuelta en la guerra". Koolhaas precisó que "la rigidez de las autoridades urbanísticas del antiguo Berlín Occidental nos alejó del proyecto en un entorno típico de 'barrio de embajadas', y en cambio tuvimos la suerte de encontrar un solar deprimente, aún preñado de melancolía en el antiguo Berlín de la RDA".

Los responsables de urbanismo del antiguo Berlín del Este "se mostraron abiertos a nuestra propuesta: un cubo autónomo sobre un podio que completaba el bloque". Sobre este espacio, una "trayectoria" continua que abarca las ocho plantas de la embajada da forma a la comunicación interna del edificio, y entra en relación con el contexto: el río Spree, la famosa torre de televisión Fernsehturm, el parque y los muros de la embajada.

Paralelismo con Mies van der Rohe

Koolhaas percibe cierto "paralelismo" entre la embajada y la arquitectura de Mies van der Rohe: "su pabellón de Barcelona combina el purismo con una cantidad obscena de mármol y terciopelo, porque Mies era sinónimo de ambigüedad, misterio y para nosotros ese es un tema tan importante que hemos intentado plasmarlo en nuestro proyecto de Berlín". El arquitecto galardonado es autor de obras como el edificio central del campus del Instituto de Tecnología de Illinois en Chicago, la Biblioteca central de Seattle (EEUU) o la Casa de Música de Oporto.

Entre los cinco finalistas, además de Koolhaas y Souto de Moura, figuraban los proyectos de Norman Foster, Jan Kaplicky y los españoles Martínez Lapeña-Elías Torres, autores de la explanada y la central fotovoltaica del Fórum 2004 de Barcelona. La obra 'Basketbar', en la Universidad de Utrecht, del taller holandés NL Architects, ha merecido la Mención Especial Arquitecto Emergente, dotada con 10.000 euros.

El arquitecto holandés Rem Koolhaas ha ganado el premio de arquitectura de la Unión Europea-Mies van der Rohe, que se entrega en Barcelona, por su proyecto de la embajada de Holanda en Berlín. En las últimas deliberaciones de un jurado internacional presidido por la arquitecta iraní Zaha Hadid, el proyecto de Koolhaas venció al de Eduardo Souto de Moura, que optaba al prestigioso galardón por el Estadio Municipal de Braga, en Portugal. Zaha Hadid comentó al dar a conocer el fallo del premio -dotado con 50.000 euros- que "en ambos casos el jurado destacó la estrechísima relación con su entorno; la reunificada ciudad de Berlín, por una parte, y el paisaje de las colinas de Braga, por otra".