caídas y dedos atrapados

Ikea retira sus sillas de playa Mysingsö tras varios accidentes

La compañía sueca ha modificado estos productos para que sean más seguros, y los volverá a poner a la venta el mes que viene

Foto: Dos sillas de playa Mysingsö, en negro y naranka (Ikea)
Dos sillas de playa Mysingsö, en negro y naranka (Ikea)

Ikea ha retirado de la venta al público la silla de playa Mysingsö por la posibilidad de sufrir caídas o quedar con los dedos atrapados en su estructura. Así lo ha comunicado la propia empresa sueca, que ha avisado de que la silla volverá a distribuirse el mes que viene después de que haya sido mejorada y actualizada para no provocar accidentes.

Tras haberse registrado incidentes con la silla de playa Mysingsö en varios países –Estados Unidos, Dinamarca, Finlandia, Alemania y Australia–, Ikea ha pedido a sus clientes que lleven el producto a cualquiera de sus tiendas para procederse al reemplazo por el nuevo modelo o la devolución del importe de venta.

Una silla Mysingsö, en azul (Ikea)
Una silla Mysingsö, en azul (Ikea)

Ikea ha constatado que, después de lavar el tejido del asiento y volver a montarlo, puede suceder que el montaje se haga de forma incorrecta provocando posibles caídas o atrapamiento de los dedos. Según ha explicado la firma, Ikea ha recibido cinco informes sobre incidentes con la silla Mysingsö de caídas por montaje incorrecto que incluyen lesiones en los dedos y la atención médica necesaria.

"La seguridad de los productos es una prioridad para Ikea y todos ellos deben cumplir la legislación nacional e internacional, así como con los estándares de seguridad pertinentes. La silla de playa Mysingsö ha sido sometida a pruebas mecánicas, de tejidos y químicas, y ha superado las diferentes pruebas realizadas", ha señalado la compañía sueca.

Tras recibir los informes sobre los incidentes, Ikea inició una investigación completa, que ha dado paso a una mejora del diseño para evitar posibles daños provocados por montajes incorrectos.

Otros productos de Ikea retirados

El pasado mes de octubre, Ikea retiró el poste ELVARLI, parte de un conjunto de almacenaje abierto con el mismo nombre, y cuya tensión de anclaje no resultaba suficiente para ser catalogado dentro de los estándares exigidos de seguridad.

El poste ELVARLI retirado por Ikea
El poste ELVARLI retirado por Ikea

Hasta entonces, Ikea había vendido 3.800 unidades del poste Elvarli 222-350 blanco desde el inicio de las salida a tiendas en agosto de 2016. La retirada del mercado afectó a los siguientes países: Italia, Holanda, Francia, Noruega, Austria, Bélgica, España, Portugal, Dinamarca, Suiza, República Checa, Suecia, Rumanía, Lituania, Eslovaquia, Islas Canarias y Baleares y Finlandia.

Cuatro meses antes, en junio de 2016, Ikea anunció la retirada del mercado estadounidense de 29 millones de cómodas y tocadores del modelo MALM que corrían el riesgo de volcar, tras la muerte de un tercer niño aplastado por uno de esos muebles. La información se conoció tras la difusión efectuada por la Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor de EEUU (CPSC), que indicó que la retirada del producto también afectaría a 6,6 millones de gaveteros vendidos en Canadá.

"Las cómodas y tocadores retirados son inestables si no se fijan a la pared adecuadamente, presentando un gran riesgo de volcarse y de que alguien quede atrapado, lo cual puede causar muerte o lesiones a niños", informó la CPSC en un comunicado.

Consumo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios