campaña de la ocu #timofertas

Ofertas falsas y rebajas irreales: así juegan con los precios los supermercados

La asociación recoge ejemplos de ofertas engañosas detectadas por los particulares. Etiquetas que no son claras, duplicidad de precios o productos sin marcar son algunos de los casos paradigmáticos

Foto: La asociación denuncia que los precios son engañosos para el consumidor. (Reuters)
La asociación denuncia que los precios son engañosos para el consumidor. (Reuters)

Vas como un torbellino al supermercado. Necesitas solo cuatro cosas y realmente no tienes tiempo de ponerte a comparar precios, así que eliges lo más barato. El chollo del cartel grande y amarillo que grita "¡Oferta!". Sin embargo, cuando llegas a la caja... ¡Sorpresa! El precio es más del doble. La cajera te aclara que lo que tú has visto era en realidad el coste de la segunda unidad. "Deberías haber mirado la letra pequeña", dice. Y tiene razón.

Oferta de Campofrío.
Oferta de Campofrío.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) quiere acabar con escenas como esta. A través de su campaña #timofertas, la asociación recoge ejemplos de ofertas engañosas detectadas por los particulares. Etiquetas que no son claras, duplicidad de precios o productos sin marcar son algunos de los casos paradigmáticos. "En OCU recibimos muchas  denuncias de este tipo y queremos acabar con ellas", explican. La campaña acaba de arrancar, pero ya han recogido varios casos a través de las redes sociales bajo el 'hashtag' #timofertas. Es el caso del paquete de Campofrío de la imagen, donde parece que el precio del jamón es de 1,02 euros (en rojo y en grande) cuando en realidad es de 1,70 euros (pequeñito y en la esquina). "En demasiadas ocasiones es complicado identificar los precios reales de productos en oferta, lo cual crea confusión", denuncian desde OCU.

Otro ejemplo es el de esta bolsa de ensalada tierna, que según el usuario ha sido vista en un Mercadona de la Rioja. Si todas las ofertas fueran como esta, qué bien les iría a los supermercados.

 

También es curioso el precio de esta agua de colonia de Nenuco, que se vende como 'formato ahorro' en su envase de 1,2 litros. Los consumidores denuncian que aunque efectivamente es 15 céntimos más barato, comparar dos unidades de medida diferentes (precio por litro y precio por 100 centilitros) para un mismo producto lleva a confusión y no deja apreciar de manera directa cuál es la rebaja. "Los productos deben llevar, además de su precio final, el precio por unidad de medida", aclaran desde la OCU.

 

Los supermercados no son los únicos que han recibido. Los tuiteros han apuntado al sector textil, que encima se encuentra en plena campaña de rebajas. ¿Es solo un error de etiquetado de Zara?

 

 

Peor es el caso de esta etiqueta de Desigual, que lleva varias semanas circulando por las redes. La organización recuerda que la ley dice que si se rebaja un artículo, ha de figurar claramente el precio anterior y el actual, y que el primero ha de ser siempre superior al segundo. 

 

También es una práctica habitual que los establecimientos muestren el 'precio recomendado' y debajo de este el de venta al público o el descuento realizado. Algo que puede llevar a equívocos, sobre todo en época de rebajas. "Si un establecimiento vende una bici a 150 euros, no puede utilizar en rebajas un cartel de ofertas diciendo que lo vende a 140 y que el precio recomendado por el fabricante es de 200 euros", explican desde la OCU. En su opinión, "lo que ha de hacer es comunicar claramente que su precio actual es de 140 y el anterior era de 150 euros". 

Consumo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios