#etiquetastrampa

¿Ravioli de boletus sin boletus? Así te la cuelan con las etiquetas en el supermercado

La OCU ha recopilado varios productos que no son exactamente lo que dicen ser. Solo hay que echar una ojeada a la letra pequeña de su envase para darse cuenta. Sin embargo, es todo legal

Foto: Los raviolis Rana solo tienen un 7% de boletus. (EC)
Los raviolis Rana solo tienen un 7% de boletus. (EC)
1 de

¿Son lo que dicen ser?

Cremas de bogavante con solo un 0,5% de bogavante. Paquetes de pavo con un 20% de pavo. Yogures de fresa sin una pizca de fresa. Muchos de los productos que encontramos en el supermercado no son lo que parecen.

Tras una larga cruzada de las asociaciones de consumidores, la nueva ley de etiquetado ha obligado a las empresas a dar información más exhaustiva en las etiquetas de los productos. Por ejemplo, ya no es suficiente con decir "aceite vegetal", hay que concretar si es de girasol, de maíz, de coco o de palma.

Sin embargo, esto no impide que en la letra pequeña se añadan detalles que no concuerdan del todo con lo ofrecido. La OCU lleva varios meses recogiendo casos en las redes sociales bajo el 'hashtag' #etiquetastrampa. No es que sean ilegales. Simplemente, no son exactamente lo que dicen ser. Estos son algunos de los casos que han denunciado los usuarios

2 de

El danone de fresa sin fresa

Danone de fresa.
Danone de fresa.

A pesar de que este yogur tiene dos fresas de tamaño considerable en su etiqueta y que se vende como un producto con "sabor a fresa", no tiene ni un poquito de fruta. 

De hecho, el color rojizo se lo da el colorante E120. "Danone se ha limitado a ponerle aromas de fresa y el reglamento no prohíbe este truco expresamente", denuncian desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Afortunadamente, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) prohibió el pasado mes de junio "sugerir mediante imágenes o palabras ingredientes que el producto no tiene". De acuerdo con esta sentencia, Danone está obligado a cambiar el envase de su yogur líquido. 

3 de

Solo un 0,5% de bogavante 

Una crema 'gourmet' de bogavante de Knorr. (EC)
Una crema 'gourmet' de bogavante de Knorr. (EC)

Otro caso parecido es el de esta crema 'gourmet' de bogavante de la marca Knorr, con solo un 0,5% de concentrado de bogavante y un 5% de camarón.

Sin embargo, este producto sí que estaría amparado por la sentencia del TJUE, ya que esta no exige un porcentaje mínimo del ingrediente principal. De nuevo, una política comercial completamente legal, pero no muy legítima.

4 de

El jamón york del Pozo

jamón york
jamón york

La OCU denuncia el curioso parecido de estos dos productos. El que se vende como jamón cocido extra es jamón de york.

Sin embargo, el que se comercializa como york sándwich, prácticamente idéntico, es fiambre, es decir, un "conglomerado de trozos de carne y fécula".

Una política comercial que es completamente legal, pero que de acuerdo con la organización puede llevar a equívocos al consumidor. 

5 de

Queso rallado Hacendado 

Queso rallado Hacendado
Queso rallado Hacendado

El queso rallado de la marca blanca de Mercadona no es exactamente queso.

De acuerdo con su etiquetado es un "producto lácteo con grasas vegetales más baratas que la grasa láctea".

"Eso implica que se funde con tanta facilidad como un queso de verdad y suele quemarse al gratinar", denuncian desde la OCU.

6 de

Ravioli de boletus sin boletus

Raviolis Rana
Raviolis Rana

Tampoco se salvan los ravioli de boletus de la marca Rana. La Organización de Consumidores y Usuarios denuncia que en su interior solo hay un 7% de boletus.

"En realidad, el relleno del ravioli está hecho de requesón, patata y ya en última instancia, boletus", explica una portavoz de la organización.

De nuevo, esto no es contrario a la normativa comunitaria ya que aunque es escaso, el boletus está presente en la composición del producto.

Consumo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios