comparamos precios en varios trayectos

Del centro al extrarradio: el autobús vale ya el doble que el coche en Madrid y Barcelona

El encarecimiento del transporte público, especialmente en la gran ciudad, unido al desplome de los precios del crudo, ha hecho que viajar en autobús sea hasta nueve veces más caro que ir en coche

Foto: Viajar en transporte público sale mucho más caro que viajar en un vehículo diésel en todos los trayectos analizados. (Foto: PhytoKinetic)
Viajar en transporte público sale mucho más caro que viajar en un vehículo diésel en todos los trayectos analizados. (Foto: PhytoKinetic)

El desplome de los precios del crudo en 2015 ha ido acompañado (aunque a un ritmo mucho menor) del abaratamiento del precio de los carburantes. Eso ha hecho que por primera vez desde 2010, el precio medio de venta del diésel haya bajado del euro por litro, según el Boletín Petrolero de la Comisión Europea. Una caída libre que no se ha visto reflejada en los precios del transporte público, tanto en las cortas como en las largas distancias.

Un buen ejemplo lo representa el madrileño metrobús, que permite realizar 10 viajes en metro o en autobús en la capital. El billete ha disparado su precio más de un 100% en la última década, pasando de los 5,20 euros de 2003 a los 12,20 euros de este año.

Del Retiro a Leganés y de Barcelona a Badalona

Ese encarecimiento del transporte público, sumado a la caída del precio del combustible, ha hecho que ahora mismo ir del centro al extrarradio en coche sea mucho más barato que utilizar el transporte público en las grandes ciudades españolas.

Por ejemplo, desplazarse del parque del Retiro a Leganés, un trayecto de unos 16 kilómetros, cuesta 3,20 euros (la suma del cercanías y el autobús), casi cinco veces más que hacerlo en un vehículo diésel (0,69 euros) y casi el doble que uno de gasolina (1,36 euros). Un ahorro que se multiplica si el viaje se realiza en familia o en grupo. La situación resulta especialmente paradójica en una ciudad que en estos momentos lucha por rebajar los niveles de contaminación e incentivar el transporte público.

Ir del Retiro a Leganés en transporte público cuesta casi cinco veces más que hacerlo en un vehículo diésel

Lo mismo ocurre en Barcelona, donde hemos analizado un trayecto que hacen a diario multitud de estudiantes. Ir desde el centro de la Ciudad Condal hasta Badalona, donde se encuentra la Universidad Pompeu Fabra, cuesta 4,20 euros en transporte público (de nuevo, sumando metro y 'rodalíes'). Con un vehículo diésel, el trayecto sale casi nueve veces más barato (0,48 euros), cuatro veces más si es de gasolina (0,95 euros).

A todo esto hay que ponerle matices. El primero, que aquella persona que cuente con un bono de transporte y lo utilice a diario estará ahorrando dinero tanto en la capital como en la Ciudad Condal. El segundo, que viajar en coche en una gran ciudad conlleva otros gastos, como el precio del aparcamiento. Y por último, más allá del precio del trayecto, es cierto que un turismo acarrea toda una serie de costes, como el seguro o el propio precio de compra, que no quedan reflejados en esta comparativa.

Un diésel, lo más barato para viajar en España

El escenario es similar cuando se recorren largas distancias. En un viaje hipotético realizado el pasado viernes día 8 de enero y comprado con 24 horas de antelación, la opción más cara para viajar de Madrid a Barcelona es el AVE (106 euros).

La gran ventaja de este medio de transporte es el tiempo. Los 600 kilómetros que separan ambas urbes se pueden recorrer en apenas tres horas gracias a la alta velocidad. Viajar en autobús de línea es tres veces más barato (32 euros), pero hay que hacer frente a siete horas y media de viaje. Lo sorprendente es que gracias a la caída de los carburantes, el coche también es más económico que el autobús si es de gasóleo (27 euros), frente a los 53 euros que costaría en uno de gasolina.

De hecho, desplazarse en un turismo diésel es la opción más barata en todos y cada uno de los ocho trayectos analizados por El Confidencial, y en algunos, como Valencia-Madrid y La Coruña-Oviedo, sale por la mitad que el autobús.

En cuanto al tren, es la opción más rápida en todos los trayectos en los que existe alta velocidad (Madrid-Zaragoza, Madrid-Barcelona, Madrid-Valencia, Barcelona-Valencia y Madrid-Toledo), pero también la más cara en todos los trayectos excepto el de Barcelona-Valencia (31,5 euros).

El autobús es la segunda opción más económica en todos los trayectos excepto el de Valencia-Madrid, pero también la que consume más tiempo excepto en el trayecto Madrid-Toledo, donde el bus es ligeramente más veloz que el coche y tan rápido como el tren.

Los combustibles van a seguir bajando

Las buenas noticias para los adictos a la gasolina es que la tendencia irá a más. La razón es que Arabia Saudí ha bajado todavía más el precio de venta de su petróleo en Europa en el marco del pulso diplomático que mantiene con Irán.

La petrolera estatal Saudi Aramco ha informado de la rebaja en sus precios del petróleo ligero en 60 céntimos de dólar por barril para el noroeste de Europa y en 20 céntimos a la Europa mediterránea en las exportaciones previstas para febrero. Buenas noticias para el bolsillo, malas noticias para el medio ambiente.

Nota metodológica

Para la elaboración de los gráficos de este artículo se han tomado las rutas en coche de menor kilometraje y sin peajes. El coste en coche ha sido calculado en función de los precios de la gasolina y del gasóleo en Enero de 2016 y en Junio de 2014, mes en el que comenzó la caída del precio del crudo hasta los niveles actuales.

El vehículo seleccionado para estimar el coste de las rutas en coche es el Citroen C4, por ser el modelo más vendido en España 2015 según datos de la Asociación Española de fabricantes de automóviles y camiones. El consumo del motor de gasolina de dicho automóvil es de 7,1 l/100km, mientras que el motor de gasóleo es de 4,5 l/100km, de acuerdo a sus especificaciones técnicas.

En el caso del tren y del autobús, se ha escogido la ruta más rápida y la tarifa de menor coste si se comprase el billete el mismo día en que se realiza el viaje. Los precios han sido extraídos de las páginas web de Renfe y Alsa. Las cantidades pueden variar en función de la hora y el tipo de tren o autobús.

Consumo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios