Es noticia
Menú
La bombona de butano, amenazada: las ventas han caído un 40% en 12 años
  1. Consumo
RADIOGRAFÍA DE LA CLÁSICA BOTELLA

La bombona de butano, amenazada: las ventas han caído un 40% en 12 años

Los operadores españoles piden al Estado una revisión de los márgenes en la botella, la más barata de Europa, y denuncian que solo entre 1992 y 2003 perdieron 800 millones de euros

Foto:

¿Renace con la crisis o está en vías de extinción? La bombona de butano continúa como herramienta energética indispensable para clases medias/medias bajas y para segunda vivienda, aunque los expertos dan por hecho que podría quedarse como algo residual. “Faltarán todavía muchos años para que eso ocurra, pero al final se limitará su uso para la gente más humilde, desfavorecida, o para los que la utilizan con fines industriales, barbacoas o 'setas' de los bares”, apunta a El Confidencial José Luis Blanco, secretario general de la Asociación Española de Operadores de Gases Licuados del Petróleo (AOGLP).

Este escenario se ha repetido en otros lugares del mundo, aunque el caso español es aparte. No ha renacido con la crisis, pero para los que les han cortado la luz o no les llega el dinero para instalar gas natural, el butano es la opción más barata al pagar solo lo que consumes: con 100 euros al año tienes consumo para ocho bombonas. Eso sí, quien cuenta con una situación desahogada no suele volver a la bombona: hay que estar al tanto del día que el operario pasa por el domicilio y estar pendiente de si el gas envasado se acaba.

El precio, que se cambia cada dos meses (en los impares), es el gran factor diferencial del butano. Es el más barato de Europa. El descenso de la materia prima ha reducido aún más su precio. En mayo costaba 17,50 euros. Hoy la bombona se compra por 12,68 euros la unidad, frente a los 18 euros de Portugal, los 25 de Francia o los 34 de Alemania o Reino Unido. El gas envasado funciona con similar fórmula al del déficit eléctrico. El Estado está obligado a compensar a los operadores lo que pierden por estar fijados los precios por orden ministerial publicada en el BOE.

placeholder Bombonas de butano. (EFE)
Bombonas de butano. (EFE)

“Nuestros ingresos se han quedado estancados. Desde hace cinco años no se revisan nuestros márgenes”, lamenta Blanco, tras recordar que entre 1992 y 2003 Repsol (con cuota de mercado del 80%), Cepsa (del 15%), Petrogal y Disa (en Canarias) han perdido 800 millones de euros. Atrás queda el récord del año 2000 con 150 millones de bombonas vendidas al año. En 2015 se han vendido 70 millones, unas 800.000 toneladas. Entre 2003 y este año, las ventas han bajado un 40%, según datos de AOGLP. Otras fuentes del sector, que quedó liberalizado en 1992, reducen las ventas en 2015 a 60 millones de botellas.

Indemnización de 26 millones de euros

Cuando los precios subían, el Estado decidía congelar las tarifas. ¿Resultado? El operador ‘tiraba’ el margen de comercialización, “dejando congelado el precio del producto y sin poder recuperar un euro”. Este cambio llegó tras una sentencia del Tribunal Supremo -referida al último trimestre de 2011 y el primero de 2012- que reconoce el planteamiento de Repsol de que el sistema de revisión de precio aplicado en el momento de interponer la demanda no cubría los costes y reconocía una indemnización de 26 millones de euros tras la fijación por el Ministerio de Industria de un precio máximo de venta antes de impuestos de los gases licuados de petróleo envasado, en envases de capacidad igual o superior a ocho kilos.

No quedan aquí las demandas del sector. También se encuentran en proceso de reclamación los trimestres correspondientes entre octubre de 2009 y septiembre de 2012, “periodo en el que la regularización del sector hizo que se tuviera que comercializar por debajo de costes”, explican a este diario fuentes de Repsol, que admiten que el descenso de la demanda del gas envasado y la regulación de precios, que limita la competencia, impiden la entrada de nuevos operadores desde hace más de una década, “al ser poco atractivo para los que podrían entrar”.

Facua reclama al futuro Gobierno otros instrumentos de cálculo que garanticen la protección de los usuarios

¿Han bajado los precios para los consumidores? Según Facua, la bombona de butano se ha situado un 27% más cara en los cuatro años del Gobierno del PP de Mariano Rajoy frente a la segunda legislatura del Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. El estudio de la asociación de consumidores revela que el precio de la bombona de 12,5 kilos ha pasado de los 12,86 euros de media que supuso a lo largo del segundo Gobierno de Zapatero a los 16,32 euros que ha costado en el de Rajoy. Facua reclama al futuro Gobierno “otros instrumentos de cálculo que garanticen la protección de los usuarios y eviten precios excesivos en la bombona”. La asociación del sector no comparte la tesis de Facua. “Manipuló más los precios el PSOE que el PP. En estos últimos cuatro años, se ha intentado hacer las cosas de una manera ordenada y lógica”.

Juan Antonio Esparza, que fue jefe del Área de Precios de la Subdirección General de Hidrocarburos del Ministerio de Industria, considera que los intereses del consumidor en el caso de la bombona de butano se encuentran “bien protegidos”. “Aunque más tarde o pronto se impondrá alguna subida en los costes de comercialización, actualmente también contenidos por los precios bajos del gasóleo de automoción”, argumenta en declaraciones a El Confidencial.

placeholder
Gas.

El incremento porcentual de la botella del 27,12% se debe en un 12,77% a las cotizaciones y fletes en euros, en un 6,03% a los costes comerciales, y en un 8,31% a los impuestos (menos de un tercio del cambio total de los precios de la botella), que a su vez se descomponen en un 1,10% por el impuesto especial y un 7,21% por el IVA. “Si no consideramos los efectos cruzados de las cotizaciones en dólares y del cambio dólar/euro, la variación de las cotizaciones y fletes en dólares habría sido de 2,77%”, explica Esparza, que tilda de “buena gestión” el coste de la materia prima y fletes del GLP en dólares, “subida aproximada del 2,77% en la época de Rajoy, respecto del 10,52% en la variación del Brent en dólares”.

Un nuevo sistema de precios máximos

El experto analiza en detalle la normativa básica vigente en cada periodo. En el caso de Zapatero, la orden básica fue la ITC/2608/2009, de 28 de septiembre, creada e ideada en la Secretaría de Estado. Estableció un nuevo sistema de precios máximos, con actualización trimestral y periodo de cálculo también trimestral. “El sistema de cálculo, aparte de otros defectos, retrasaba considerablemente la aplicación tanto de las subidas de cotizaciones y fletes como de las bajadas. Si nos fijamos en la evolución de la época en que se aplicó, se observa una curva continuamente ascendente, por lo que hubo un importante desfase de los costes reconocidos por el sistema y la realidad”, apunta Esparza.

Las compañías suministradoras contemplan una evolución de la demanda similar a la habida durante 2015, favorecida por el actual entorno de precios

Los principales operadores, que cuentan con la mayor base de clientes en Andalucía y la Comunidad de Madrid, además del caso especial de Canarias, han iniciado nuevas estrategias para captar más clientes. En el caso de Repsol, comercializa desde el pasado mes de mayo dos modalidades de envases de butano: el nuevo envase ligero, que tiene un precio liberalizado y se vende en un precio similar al del envase tradicional, y la tradicional bombona naranja, con el precio regulado ya conocido.

¿Qué perspectivas hay para el próximo año? “Contemplamos una evolución de la demanda similar a la de 2015, favorecida por el actual entorno de precios”, apuntan fuentes de Repsol. En Cepsa confían en que el mercado se comporte igual que este año y pretenden consolidar el plan de expansión iniciado en País Vasco y Cataluña. El I+D+i también ha llegado con una botella de butano más ligera, “con la mitad de peso en vacío que las convencionales (entre seis y siete kilos menos). Una válvula antigolpes y un chip que permite mejorar la seguridad en su proceso de llenado en las plantas industriales”.

¿Renace con la crisis o está en vías de extinción? La bombona de butano continúa como herramienta energética indispensable para clases medias/medias bajas y para segunda vivienda, aunque los expertos dan por hecho que podría quedarse como algo residual. “Faltarán todavía muchos años para que eso ocurra, pero al final se limitará su uso para la gente más humilde, desfavorecida, o para los que la utilizan con fines industriales, barbacoas o 'setas' de los bares”, apunta a El Confidencial José Luis Blanco, secretario general de la Asociación Española de Operadores de Gases Licuados del Petróleo (AOGLP).

Cepsa Repsol Butano Mariano Rajoy Gas natural
El redactor recomienda