Piñones, almendras, turrón y jamón suben de precio: la Navidad te va a salir (más) cara
  1. Consumo
PRECIOS AL ALZA EN PRODUCTOS TÍPICOS

Piñones, almendras, turrón y jamón suben de precio: la Navidad te va a salir (más) cara

Por mala cosecha o porque hay más mercado, ciertos productos ya han aumentado su precio. Un golpe a nuestros bolsillos en las fechas más sensibles: la época navideña

Foto: Bodegón de Jaime Beriestain con su turrón de almendras. (EFE)
Bodegón de Jaime Beriestain con su turrón de almendras. (EFE)

Mirada de reojo a la tableta de turrón que ya está en el supermercado. Es pronto para caer en las tentaciones de la Navidad pero a mediados de octubre en los ya aparecen en los expositores algunos de los productos que llenarán la cesta de la compra de diciembre. Pero este año preparen (aún más) la cartera; algunos productos típicos de esas fechas van a aumentar la factura de finales de 2015, si cabe.

Un ejemplo son los piñones. El vallisoletano pueblo de Pedrajas de San Esteban anda preocupado. Produce el 90% del piñón blanco del país y los años de sequía y una plaga están afectando a uno de sus principales sustentos económicos. Este año ‘la cosecha’ ha sido mala pero llevan arrastrando la crisis desde 2012. La situación es tan complicada que muchas subastas públicas de pinares han quedado desiertas en la provincia. Nadie quiere arriesgarse a trabajar sin recibir nada a cambio.

placeholder Piñones de Pedrajas de San Esteban.

“La gente está perdiendo dinero y muchos han salido del sector”. Lo cuenta Amelia Pastor, gerente de la cooperativa Piñonsol. La plaga está provocando que la piña dé la mitad de los piñones que debería. Este año tendrán un 20% menos de producción normal. A esto se une la dura competencia de productores como China, Turquía o Paquistán, con quien es imposible competir en precios aunque en sí en calidad. “El piñón español tiene un contenido nutricional de entre el 33 y 39%, mientras que el chino apenas llega al 15%”, cuenta Amelia. “Es como el plátano de Canarias; más caro pero mejor”. Este año pagaremos entre 70 y 100 euros el kilo de piñones si queremos consumir producto de Pedrajas de San Esteban. Hace tres años estaba a 40 euros. Menos producto, más demanda, mayor precio.

“Estamos jodidos”. Así lo resume Pepe García, propietario de una pequeña empresa familiar del mismo pueblo. La sequía, la plaga y los robos (ante lo codiciado del producto) están dejando a los productores sin márgenes. Su previsión este año es llegar a recoger 1.900 kilos, cuando lo normal era superar los 4.000. Pepe está vendiendo el kilo a unos 34 euros mientras que sus costes son de 37 euros; Turquía y China bajan el precio hasta los 31 euros. “Calculo un 20% de pérdidas”.

Almendras de oro

Por una situación completamente diferente, la almendra también será la pepita de oro culinaria de 2015. Los productores de este fruto seco están desbordados. La cosecha ha sido muy buena pero ya advierten que habrá “escasez”. ¿Por qué? California, primer productor mundial de almendra, ha sufrido una sequía tan grande que apenas ha podido producir nada. Nosotros, segundos en la lista, debemos abastecer a los de aquí y a los de allí. Mayor demanda, mayor precio.

“Tengo 38 años y nunca he visto estos precios”, explica Lluis Julian Pérez, representante de la Asociación Valenciana de Agricultores, asociada a ASAJA. Perteneciente al área de Requena, Lluis ha llegado a vender el producto con cáscara a 1,70 euros cuando hace solo tres años el precio era de 98 céntimos. Si hablamos de la almendra sin cáscara, la pepita, el precio se eleva a casi los 9 euros, dos euros más que hace sólo un año.

La producción ha sido tan excesiva, - un 25% más sobre unas cifras del año pasado que ya fueron buenas en este área de Valencia- que Lluis cuenta que estos días el precio ha bajado ligeramente; los almacenes no pueden seguir guardando más producto, de momento. El último avance de producción de almendra en España del Ministerio de Agricultura para esta campaña la sitúa en 220.600 toneladas, frente a las 198.700 de 2014 y las 143.100 toneladas de 2013.

California no es el único factor que le ha dado impulso a este sector. Según Juan Cantavella, presidente del Consejo Sectorial de Frutos Secos de Cooperativas Agro-alimentarias de España, también influye que “la OMS haya dicho que almendra es muy beneficiosa y que exista un boom de este producto en EEUU, India y China”. Además, “los americanos han comenzado a beber más leche de almendras que de soja, lo que ha provocado que la demanda aumente casi un 50%”, explica Juan.

Castaña y avellana también están al alza. Y tanto aumento en el precio de los frutos secos implica que esta Navidad los turrones serán más caros. Lo confirma Andrés Cortijos, Director General del grupo Confectionary Holding, que comercializa las marcas 1880, El Lobo y Doña Jimena. Asegura que las empresas intentan que esa repercusión sea la menor posible al consumidor a través de “la redefinición de los gramajes” de productos que lleven frutos secos o la mezcla con otros. “La almendra ha subido entre un 40 y en un 45% y los turrones, de media, lo harán un 20%”, estima Cortijos.

También afecta a los mazapanes: "Este fruto seco es una materia prima de vital importancia para el sector", añade Rubén Moreno, secretario general del la Comité de Turrones y Mazapanes de la “Asociación Española del Dulce (PRODULCE). "Sin duda es un tema que preocupa, no sólo de cara a estas navidades sino para el resto de campaña. Todo esto supone una dificultad añadida para la industria de dulces navideños".

Jamones más caros

Y en esta lista de subidas también está el jamón. O forma parte de la cesta de la empresa (si tenemos esa suerte) o vamos a tener que pagar más por adornar nuestra mesa de ibéricos. Los jamones que comemos hoy vienen de los cerdos de hace tres años, en plena época de crisis, cuando muchos productores ya habían desaparecido del mercado embestidos por la coyuntura económica y el resto había reducido su piara. “En plena crisis, en 2012, vendíamos cerdos de 2009, por eso cuando peor lo estábamos pasando el precio no era tan alto”, cuenta Marcos Redondo, gerente de la marca Redondo Iglesias.

Si queremos producto de calidad, habrá que desembolsar un 10 o 15% más en el caso del jamón ibérico de cebo, unos 115 o 130 euros la pieza. “En los buenos años hubo mucho intrusismo también. Futbolistas, cantantes, presentadores…todos tenían jamones. Había un exceso. Con la crisis muchos desaparecieron y lo que nos quedamos invertíamos menos, además de que los bancos nos daban menos créditos. Hoy somos hijos de la escasez”, apunta Marcos.

A todos estos productos hay que sumarle el incremento de otros que utilizamos todos los días, como el aceite. Los precios han subido por la baja producción de la campaña 2014/2015, unas 836.000 toneladas frente a las 1,8 millones del año pasado, que estuvieron por encima de la media. La OCU ha denunciado que el precio se ha encarecido un 51% desde mayo de 2014 y un 5,7% en el mes de de septiembre, tras un estudio con diferentes marcas. En concreto, desde mayo de 2014 hasta mayo de 2015, el aceite de oliva refinado, el de mayor consumo, ha subido un 24,3%. Desde el mes de mayo la subida ha sido de un 20,7% adicional. Del marisco y del cordero, mejor hablamos más adelante.

Noticias de China OCU Precios Supermercados California Navidad Aceites OMS Frutos secos Almendras
El redactor recomienda