medios de comunicación

Vocento afronta su consejo más tenso con el voto de los Ybarra en el punto de mira

Vocento arranca una semana decisiva para su futuro. La cúpula se reúne en un consejo extraordinario para tratar de encarrilar la situación y zanjar las diferencias entre sus directivos

Foto: Junta general de accionistas de Vocento 2018. (Vocento)
Junta general de accionistas de Vocento 2018. (Vocento)

Vocento enfila una semana clave para su futuro. La editora de 'ABC' celebra en los primeros compases de noviembre un consejo extraordiario para abordar por enésima vez el cambio en la dirección del grupo. Las diferencias entre el presidente Santiago Bergareche y el consejero delegado Luis Enríquez, gestadas desde hace tiempo, han puesto a prueba las costuras del grupo y han forzado a convocar una reunión extraordinaria.

Como ya publicó este diario, el máximo órgano de la editora lleva varios meses con las espadas en alto a cuenta de los intentos de un sector que encabeza Bergareche para destituir a Enríquez. Por ahora, todas las propuestas han caído en saco roto gracias a que los Ybarra, accionistas de peso de la casa, se mantienen del lado del CEO.

La sociedad Mezouna, representado por Ignacio Ybarra, representa el 11% del capital; Onchena, la SL de Carmen Ybarra, posee el 5,4% y los consejeros Enrique de Ybarra y Álvaro de Ybarra representan en 6,5% y el 0,46%, respectivamente. En suma, un importante peso accionarial que convierte a la familia Ybarra en una de las llaves para aprobar (o tumbar) cualquier propuesta de cambio.

Por su parte, los Bergareche actualizaron a comienzos del año su pacto parasocial de 2014 de forma que el voto del presidente representa "aproximadamente el 8,284% de Vocento", según anunció la compañía a la CNMV en febrero. Hasta entonces, la alianza aglutinaba el 4,79% de las acciones.

A este respecto, cabe recordar que el actual presidente ha perdido en los últimos años dos apoyos muy importantes como eran Jaime Castellanos y Víctor Urrutia, ambos ya fuera de la compañía. Los tres formaban parte del llamado 'bando rebelde' que ya intentó, sin éxito, dar un vuelco a la dirección en 2012 tras manifestar su descontento con la marcha de la compañía.

Ahora, los detractores de Enríquez cuestionan la situación actual de la editora y defienden la necesidad de "un cambio de ciclo" para afrontar un futuro que podría empezar a escribirse antes de que acabe la semana.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios