el medio deportivo lleva casi una década

La 'secta' del diario 'Vavel': empresas en Irlanda y 400 colaboradores sin cobrar

A Javier Robles el lanzamiento de la nueva versión del medio deportivo con el que lleva una década le ha salido rana. Sus excolaboradores le acusan de no pagar y falsas promesas

Foto: Javier Robles es el CEO de 'Vavel', un medio deportivo con casi una década en funcionamiento. ('Vavel')
Javier Robles es el CEO de 'Vavel', un medio deportivo con casi una década en funcionamiento. ('Vavel')

Se anunció para el martes por la noche. Luego fue el miércoles. “Unas horas más”, dijeron después. Una semana más tarde, todavía no ha visto la luz la nueva versión de 'Vavel', el medio deportivo que, según su creador, está llamado a “revolucionar el mundo de los medios de comunicación”.

Gracias al retraso pudimos conocer a su fundador, Javier Robles (1985, Madrid), que se presentó con una entrevista que es casi una estatua ecuestre a su figura. “Cuentan quienes le conocen con cierta profundidad que lo primero que suele transmitir siempre es cercanía, alegría, confianza y humildad. Que es una persona con un aura especial y eso se percibe en las primeras palabras que se intercambian con él. Que tiene ese algo. Que es de los que no se rinden ni aunque suba la marea y el viento sople a contracorriente, con más fuerza que nunca. Que es de los buenos, de los de verdad, de los que se aprende”, decía de Robles la entrevista. Cuando las redes sociales reaccionaron ante el esperpento, el redactor retiró su firma y quedó en “Consejo editorial de Vavel”.

Aunque desconocido para el público, Robles goza de cierta fama entre los medios deportivos especializados. No es buena fama. Al publicarse la autoentrevista surgieron decenas de excolaboradores del medio con una versión radicalmente diferente de 'Vavel'. Dicen de él que lleva diez años creyéndose el CEO de una publicación sin pagar un euro a nadie, y son más de 400 los que allí escriben: “Sé de lo que hablo, conocí a todo el mundo allí dentro. Y lo peor no es no pagar... es la moto que te venden”, resumía Alberto Valero, un histórico de 'Vavel', en un tweet.

Con 19 años, Valero empezó a dirigir la sección de LaLiga en 'Vavel', coordinando a su propio equipo como si de un profesional se tratase. Estuvo tres años y nunca cobró, y eso que tuvo que dedicarle fines de semana y jornadas más largas que una laboral. “Cuando tienes esa edad, y te gusta el periodismo deportivo, te dicen que si escribes ahí podrás acreditarte a partidos, pues claro que dices que sí, porque quieres empezar a trabajar”, explica.

Como tantos otros, 'Vavel' ofrece pagar en visibilidad a las nuevas firmas: “Eso creíamos todos, pero luego veíamos que la mayor parte de las noticias las leían como mucho cien personas al día”, continúa un excoordinador.

Te vendían que era el medio del futuro, que participábamos todos en el nuevo 'Marca'

“Te comían la cabeza con que era un premio y que íbamos a cambiar el periodismo, pero cuando después de tres años pedí alguna retribución porque le dedicaba mucho tiempo, me dijeron que si pretendía cobrar no era mi sitio”, continúa Valero, que acabó dejándolo en 2016. “Te vendían que era el medio del futuro, que participábamos todos en el nuevo Marca”, comparte Jesús Garrido, otro periodista que pasó por allí entre 2011 y 2014 y que tampoco recibió ninguna compensación económica.

Una década y siete idiomas, pero ni un sólo euro

'Vavel' es un medio coral que se realiza entre cientos de personas, la gran mayoría estudiantes de periodismo, o incluso menores que no han empezado todavía la carrera pero que sueñan con ser periodistas deportivos. Se coordinan mediante grupos de Facebook y sólo en España ha llegado a tener entre 300 y 400 personas escribiendo crónicas, previas y reportajes a cambio de alguna acreditación para un partido de vez en cuando.

'Vavel' España sólo ha pagado una vez a sus colaboradores: a los 50 más productivos en 2015 y 10 euros por directo en 2014

Creada en 2009, la web se edita en siete idiomas y tiene “redacciones virtuales” en Reino Unido, España, Latinoamérica, Italia, Francia, Argentina, México y Brasil. Producen contenido constantemente y cubren todos los deportes a los que pueden llegar. Sin embargo, según los testimonios de quienes pasaron por la “redacción” española, sólo se han producido dos pagos en los nueve años de historia que lleva la web deportiva. Uno, en 2015, cuando Javier Robles decidió repartir parte de los beneficios entre los 50 usuarios más productivos en número de artículos. Manuel Vergara, coordinador de la sección del Real Madrid durante tres años, fue uno de los agraciados. “Fui el quinto con más artículos, 600 en total, y no llegó a 200 euros. Fue todo lo que gané colaborando allí. Y cuando me había ido había escrito más de 2.500 noticias”.

El otro pago se produjo en 2014. Heineken patrocinó los directos de la Champions que realizaba el medio en su web, pero Robles sólo pagó 10 euros a cada colaborador por una labor de horas, y a pesar de que algunos vídeos alcanzaron más de 300.000 visitas. “Había hostias por hacerlo”, cuenta Álex Martínez que estuvo un año colaborando en la redacción española, la mitad como jefe de la Premier League. Los trabajadores, por llamarlos de alguna manera, cobraron en negro, ya que no tienen ningún tipo de vinculación contractual con la empresa.

Un cartel promocional de 'Vavel', firmado por Javier Robles. ('Vavel')
Un cartel promocional de 'Vavel', firmado por Javier Robles. ('Vavel')

Robles siempre ha esgrimido el argumento del pago a futuro para captar colaboradores. En el email tipo que recibían los aspirantes en 2013 explicaban lo siguiente: “Aún no tenemos beneficios que nos permitan pasar a una redacción freelance, algo que abordaremos en un futuro próximo y donde cada redactor podrá cobrar (dignamente) por cada artículo escrito”. Este texto desapareció en versiones posteriores, y desde entonces intentan vender que se trata de una “escuela”, como ha defendido varias veces estos días Javier Robles, aunque esta definición no aparezca en ninguna parte de su web. “Dicen que es una escuela, sí, pero una escuela sin profesores, porque ahí nadie revisa nada. Públicas directamente en una plataforma tipo Wordpress y ya está”, lamenta Garrido.

El emprendedor sostiene que nadie cobra en 'Vavel', pero no es cierto. Desde la redacción de 'Vavel' México matizan que allí los colaboradores sí reciben una remuneración. “Desde hace unos años hemos conseguido crecer bastante y tenemos varios patrocinios que se reparten proporcionalmente entre unos 70 colaboradores que somos”, explica Alan Núñez, director de esta edición. Sin embargo, según el acuerdo que tienen con la matriz española, no derivan nada de esos ingresos a Javier Robles, a pesar de usar su marca y la misma plataforma.

Robles no ha querido responder a esta cuestión ni a ninguna otra. Consultado por este medio, el emprendedor se mostró abierto a realizar comentarios, pero una vez conoció las preguntas, no volvió a responder.

Presión para publicar

Aunque las colaboraciones con 'Vavel' son voluntarias, y en un principio cada uno decide el tiempo que quiere dedicar, varios excolaboradores señalan la presión que tenían para publicar noticias, que soportaron bajo la promesa de una futura remuneración y por la ilusión de formar parte de un proyecto que creían prometedor. “Se exigía. Tenías que dar cuentas como responsable. Te dicen que no es un trabajo, que te puedes ir cuando quieras, pero te piden responsabilidades, y si una semana en lugar de escribir X artículos escribías menos te lo hacían saber”, asegura Vergara. Muestra de esa presión es una conversación en la que “despiden” a uno de ellos por no cumplir con una entrega:

“Es cierto que si entras es para comprometerte y hacer un mínimo, pero las broncas que se echaban en público no eran normales. A Javier le pierden las formas”, explica Martínez. Otras veces, Robles aparecía en el chat común de Facebook para motivar a sus colaboradores con “largos mensajes vacíos de contenido”, y cifras estratosféricas para alentar la producción. “Me llegó a decir: 'Vuestra sección ha crecido un 1.000% respecto al año pasado'. Pero nada se sabía del dinero”, argumenta Martínez en su hilo.

“A los que nos enfadábamos nos acusaban de traidores y nos echaban de los grupos de Facebook”, dice uno de los excolaboradores que prefiere no dar su nombre. “En cuanto tocabas un tema delicado en los grupos se te afeaba por privado, y si insistías se te echaba encima su círculo, te llamaban traidor y ya nunca volvías a saber nada más de ellos. Incluso algunos que yo consideraba mis amigos en 'Vavel' me retiraron la palabra cuando caí en desgracia”.

No solo los redactores, también los múltiples coordinadores de todas las áreas -hasta el Elche tiene una sección propia- sentían esa presión por su compromiso con el medio. “Cuando entré éramos solo seis personas, y cuando me quise dar cuenta éramos unos 400 colaboradores y yo le estaba echando muchísimas horas”, cuenta un antiguo miembro de la cúpula directiva y del círculo de confianza de Robles que también prefiere mantenerse en el anonimato. Acabó dejando el proyecto cansado de las promesas que nunca se materializaban: “Das la cara por el proyecto en tu equipo esperando a que crezca pero luego ves que no es el objetivo. Yo no podía pedir a la gente implicación por una remuneración futura si sabía que no la iba a haber”.

Me dijeron que tenía que contratar Canal+ en mi casa y hacer ese mismo fin de semana dos partidos de Premier por Skype

Al no ser un problema el dinero, la creatividad de Robles no tenía límites. En 2011 quiso lanzar una radio, también destinada a revolucionarlo todo, que finalmente quedó en nada, al igual que la revista digital de 'Vavel', de la que solo se hicieron dos números. En una ocasión llegó a vislumbrar un carrusel deportivo vía Skype en la que sus colaboradores veían el partido desde sus casas y retransmitían los goles en directo. Los gastos, por supuesto, corrían a su cargo. Sergio Sánchez es un periodista que respondió a una oferta de trabajo en 'Vavel': “Me dijeron que tenía que contratar Canal+ en mi casa y hacer ese mismo fin de semana dos partidos de Premier por Skype. Me negué y nunca hice nada con ellos”.

El portal cuenta, además, con convenios con varias universidades españolas, como la Universidad Complutense, la Universidad Internacional de Valencia o la Universidad Católica de Murcia.

En contra de los medios tradicionales

Cuando Javier Robles, “Avito” para los amigos, estaba acabando la carrera de periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos, el proyecto de 'Vavel' ya le rondaba la cabeza. En un principio ideó una red social deportiva en varios idiomas (de ahí el nombre), con la colaboración de otros compañeros de carrera. Ya entonces, por 2009, le entrevistaban en La 2 y le presentaban como un emprendedor de éxito: “Javier ha acabado esta carrera de obstáculos y ha llegado a meta”, decían de él.

Por desavenencias con el resto del equipo se quedó solo al frente y lo transformó 'Vavel' en portal de noticias. Fue su mala experiencia haciendo prácticas en la Sexta -que describe en su perfil de Linkedin como “Chinese work”: trabajo de chinos- y el portal 'Don Balón', lo que formó su actual discurso hacia los medios. Los acusa de “cainismo” y asegura que en varias ocasiones le han plagiado parte de su diseño o que han saboteado sus servidores.

Fue entonces cuando comenzó a forjar su discurso, basado en la necesidad de crear nuevas alternativas informativas y en el odio a los medios tradicionales, en especial al diario Marca, siempre presente en su relato. Con él ha convencido a jóvenes durante una década para trabajar gratis, siempre prometiendo que llegaría el momento de 'Vavel'.

Una vez se perdieron muchísimos artículos y dijo que había sido Marca que había hackeado el servidor

“Una vez se perdieron muchísimos artículos y dijo que había sido 'Marca' que había hackeado el servidor”, recuerda Valero. “Todo eran siempre críticas al resto, y nosotros éramos la hostia, no había autocrítica. Siempre estaba con el tema del plagio, cuando nosotros no teníamos ni agencias contratadas y teníamos que copiar a otros medios. Veías que el 'Marca' ha sacado que Carvajal ha hecho 100 partidos, pues lo hacíamos igual. Solo crónicas y previas y reportajes eran propios, el resto pendiente de los otros medios y clubes”, añade.

En la cabeza de Robles todo es diferente. Según su versión, ellos son los plagiados y los que marcan el rumbo. “Los medios españoles no serían lo que muestran hoy sin la internacionalización de 'Vavel', que les mostró el camino en España”, dijo esta semana en la mencionada entrevista. “La prueba es que los medios italianos, franceses, alemanes e ingleses no lo han hecho. Hemos sido el medio de inspiración para lo único en lo que se han transformado estos medios […] Al final, 'Vavel' es un milagro que nadie esperaba y hemos creado”.

Cartel promocional de 'Vavel' donde señala a los medios tradicionales. ('Vavel')
Cartel promocional de 'Vavel' donde señala a los medios tradicionales. ('Vavel')

El discurso sectario de Robles hace que sus colabores estén en constante conflicto con los demás periodistas. Una buena muestra, indican varios testimonios, es lo que sucedido en la Liga de Medios hace varios años. Se enfrentaban 'Vavel' y 'Sportyou': “Los de 'Vavel' no paraban de insultar, de dar gritos, siempre jugando sucio. En persona son como en las redes sociales, funcionan como una secta e insultan todos a la vez. Hasta que nos hartamos y llegamos a las manos”, cuenta uno de los jugadores. El episodio se resolvió con el periodista televisivo Iñaki Cano rompiéndole la nariz a puñetazos a Robles. “¿Podría haberse evitado? Sí, si hubiera seguido jugando en vez de darme la vuelta. Y hasta aquí salvo que hable personalmente con ellos. Perdón", publicaba el periodista poco después del incidente.

Otro de los mantras que Robles utiliza para motivar al equipo pasa por las constantes alusiones al tiempo que él le dedica a 'Vavel'. “Echo todos los días dieciseis horas, me paso el día enganchado a 'Vavel'”, dijo en su propia revista, si bien Robles apenas contribuye a la publicación y varios coordinadores defienden su total independencia de funcionamiento, en la que Robles casi nunca interfiere. “Esas dieciseis horas las dedicará a programar, porque coordinando o escribiendo no las emplea”, explica uno de los coordinadores, que prefiere mantener el anonimato.

Empresas en Irlanda

Pese a los esfuerzos de Robles, la relevancia de Vavel dentro del sector es prácticamente nula. Sólo en una ocasión, en junio de 2014, anunciaron ser el tercer diario deportivo en número de usuarios únicos, con más de dos millones, por delante de 'Sport' y 'Mundo Deportivo'. Fue un milagro de SEO, de esos que sacan las cosquillas al algoritmo de Google pero siempre terminan en un desplome de la gráfica. Actualmente cuentan con un millón de visitas, lejos no solo de las grandes cabeceras sino también de muchos competidores más pequeños, y la mitad de su tráfico proviene de Brasil, según Similarweb. Por comparar, 'Marca' alcanzó en julio 194 millones de lectores.

Javier Robles, CEO de 'Vavel'. ('Vavel')
Javier Robles, CEO de 'Vavel'. ('Vavel')

La gran incógnita en torno a 'Vavel' es de qué ha vivido Javier Robles todos estos años. Detrás de la publicación está la mercantil Etemananki Techonnology, de la que figuraba como administrador único hasta hace unos meses. Según sus cuentas de 2016, 'Vavel' facturó 56.434 euros de los cuales tan sólo consiguió convertir en beneficio algo más de cuatro mil euros. La mayor parte, en torno al 80%, se reserva para aprovisionamientos. Robles también fundó en 2011 una mercantil en Irlanda, país popular por su baja tributación, aunque los registros indican que está disuelta. No es posible saber cuánto facturó a través de esta empresa mientras estuvo activa, si bien Robles sostiene que 'Vavel' no da dinero y que él vive con su madre, pese a que está casado y tiene dos hijos. Se niega a presentar cuentas.

Llegaron ofertas de varios anunciantes, pero él siempre ha sido muy idealista y las rechazaba todas

Sus excolaboradores recuerdan que 'Vavel' ha tenido muchas ofertas para aumentar ingresos, pero que Robles siempre se ha mostrado esquivo: “Cuando estaba yo llegaron ofertas de varios anunciantes, pero él siempre ha sido muy idealista y las rechazaba todas, esperando que llegaran otras más grandes, que, claro, no llegaron”, explica el exmiembro de la cúpula. “Tiene una visión utópica. Ha vivido estos diez años en una burbuja, tiene su película formada y fuera de esa burbuja todos son enemigos”.

“'Vavel' tuvo una oportunidad, un pico de crecimiento en 2013 que le llevó a ser el quinto más leído durante un mes. Era el momento de dar un paso. Hacer una redacción profesional, apostar y hacerlo bien, pero la respuesta eran evasivas, y ahora veo que es porque prefería tener a 400 personas haciendo volumen”, comparte Vergara. “Yo sí creo que ha estado ganando dinero. No soportas un negocio diez años si solo te da disgustos”.

De la misma opinión es Álex, que abandonó el barco en 2014, cuando ya había promesas de un “nuevo 'Vavel'”: “Javier lleva una década diciendo que se deja la vida para que salga adelante así que solo hay dos opciones: o lo estás haciendo muy mal con el equipo que tienes detrás o nos están mintiendo”. Según la última versión de Robles, este martes nace un nuevo 'Vavel', ese medio que fundó para que “por una vez ganen los buenos”.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios