Medios de comunicación: Cardero, director de El Confidencial: Siempre creímos en el periodismo digital. Noticias de Comunicación
XIX CONGRESO DE PERIODISMO DIGITAL

Cardero, director de El Confidencial: "Siempre creímos en el periodismo digital"

Nacho Cardero, director de El Confidencial, ha sido el encargado de inaugurar el XIX Congreso de Periodismo Digital: "Solo los medios con marca y reputación sobrevivirán"

Foto:

Nacho Cardero, director de El Confidencial, ha sido el encargado de inaugurar el XIX Congreso de Periodismo Digital que se celebra en Huesca el 8 y 9 de marzo. El evento, considerado uno de los más importantes del sector, reúne a periodistas y profesionales para reflexionar sobre el presente y futuro de la profesión.

Bajo el título 'Menos es más', Cardero ha arrancado su ponencia agradeciendo la invitación al congreso. “Nada nos apasiona más que hablar de periodismo para periodistas”, ha señalado. “Es un orgullo hablar de periodismo y hablar de El Confidencial, diario que dirijo. Creímos desde el primer momento en el periodismo digital".

El director ha señalado que en 2019 El Confidencial cumplirá 18 años y será el momento de hacerse una serie de preguntas. “Estaremos obligados a echar la vista atrás, analizar lo que hemos conseguido, preguntarnos de dónde venimos, qué queremos ser de mayor, por qué nos dedicamos a esto del periodismo, cuál es nuestro objetivo, qué queremos hacer por la sociedad y por nosotros mismos. En definitiva, cómo queremos que nos recuerden”.

En ese sentido, Cardero ha indicado que no quiere que se recuerde el periódico como el periódico que más gana o como el que tiene más audiencia, sino por haber “contribuido a hacer una sociedad mejor”. Para ello, la clave pasa por dar la batalla por la calidad y guiarse por parámetros cualitativos y no cuantitativos. “Se trata también de una cuestión de supervivencia. Solo los mejores, los más grandes y de mayor calidad sobrevivirán en la selva de la prensa digital”.

Respecto a la clave del éxito de El Confidencial, Cardero señala la “suerte” y la importancia del ‘timing’, ya que el diario fue fundado en 2001. Y hasta hoy. “Fue duro. Bonito pero duro. Nadie nos explicó cómo funcionaba esto del periodismo digital”, ha explicado. “Fuimos improvisando. Prueba y error. Tuvimos nuestros éxitos y también nuestros fracasos, con nuestras exclusivas y nuestras estridencias”.

Cardero también recordó el momento en que fue nombrado director de El Confidencial, cargo que ocupa desde hace siete años. "La gente, compañeros como vosotros, me llamaba para felicitarme. Lo hacían de una forma, con un tono y tantos circunloquios, tantas preguntas retóricas, que al final no sabía si me estaban felicitando o me estaban dando el pésame", ha bromeado en referencia al perfil combativo del diario y las presiones que se reciben día tras día. "Muchos se preguntaban si aguantaría".

Su nombramiento, tal y como ha señalado, respondió a la necesidad de hacer una transición desde una empresa familiar a un gran grupo editorial capaz de competir con los grandes del sector. En este sentido, la profesionalización del periódico y la apuesta por la tecnología se convirtieron en puntales para el crecimiento de El Confidencial, hoy el diario nativo digital más leído de España.

En números, El Confidencial tiene una plantilla de 150 trabajadores, más de 270 millones de páginas vistas y el 50% del tráfico que recibe es directo, sin SEO ni redes sociales. "El lector nos busca", ha señalado Cardero. Unos números que han sido posibles gracias a una apuesta clara por "la calidad". Para Cardero, la única forma de diferenciarse en el ecosistema mediático pasa por volver "al periodismo básico, a contar historias que nadie cuenta". E insiste: "No hay que dar la batalla por la inmediatez ni por la cantidad. La calidad es el único camino".

A este respecto, Cardero ha recordado algunas grandes exclusivas publicadas, como los papeles de Panamá, una investigación que fue galardonada con un premio Pulitzer; la lista Falciani, los Offshore Leaks, la exclusiva de la abdicación de Juan Carlos I, la crisis del Popular o las irregularidades en la salida a bolsa de Bankia. "Analizamos la actualidad con una visión crítica".

Una apuesta clara por el periodismo que puede no gustar a más de uno, como ha quedado patente con la investigación de los Mossos d'Esquadra a directivos y periodistas de El Confidencial por una serie de informaciones sobre Cataluña. "Había nombres, teléfonos, direcciones, fotografías, alusiones a su vida personal, a su credo religioso… Se trata de un atentado gravísimo, de una intromisión ilegítima en el derecho a la intimidad de los periodistas seguidos y vigilados, se perpetró un grave atentado a la libertad y privacidad de las comunicaciones y, en definitiva, por vía de hecho, sin orden judicial alguna, se trató de localizar subrepticiamente argumentos para coartar la libertad de expresión". Resumido en pocas palabras, el espionaje se produjo por "buscar información y ofrecérsela al ciudadano. Y por eso estamos aquí, para hacer periodismo".

Tecnología, formato y negocio

"En el periodismo, y muy especialmente en el periodismo digital, no vale solo con que la información sea de altísima calidad", ha explicado Cardero. "Es un requisito indispensable, pero no es el único. También es necesario prestar atención a la experiencia del usuario". De ahí que El Confidencial apueste por los nuevos formatos periodísticos, el móvil y el conocimiento de la audiencia a través del 'big data'.

Una estrategia en la que también entran la personalización de contenidos y la automatización de algunos procesos editoriales, algo que 'a priori' puede asustar pero que Cardero ha querido incidir en que servirá para que el periodista "se dedique a las tareas editoriales que tienen mayor valor añadido y atractivo para el lector".

Respecto al modelo de negocio, Cardero ha señalado que no hay uno "claro" ni para la prensa de papel ni digital. "Hay muchas teorías, muchos gurús, pero pocas certezas", ha apostillado. Para explicar la situación actual, el director ha hecho una analogía con la burbuja del sector inmobiliario: "En aquel momento, los promotores se metieron en una carrera suicida por crecer en tamaño, en ver quién compraba más empresas y más metros cuadrados de suelo sin saber si podrían construir sobre el mismo y si habría clientes finales que pagaran por ello". El final de la historia es conocido por todos.

Cardero considera que la prensa en España está "pasando por una crisis de identidad, por un proceso de transformación que, cuando termine, dejará un mapa de los medios muy distinto al que hay ahora". En su opinión, muchos medios que hoy existen desaparecerán o bien se fusionarán en busca de tamaño. "No hay dinero para todos ellos ni tampoco tiempo de lectores para la avalancha de información que se lanza a diario. Eso de que en internet hay espacio para todos es mentira", ha advertido.

Para concluir, Cardero ha cerrado su intervención con un mensaje optimista (y prudente). "No les voy a engañar: el panorama es sombrío, en el que solo van a sobrevivir los mejores. Aun así, soy optimista", ha señalado a todos los presentes. "Es prácticamente un acto de fe. Creo en el futuro del periodismo, creo en el periodismo de calidad. Creo que estamos en el prólogo de lo que será una nueva edad de oro del periodismo". Una nueva era en la que El Confidencial dará la batalla por la calidad para seguir siendo durante muchos años el diario de los lectores influyentes.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios