roures suena como uno de los candidatos

'Ara' afronta la entrada de nuevos socios para cubrir sus pérdidas

El consejo de administración de 'Ara' prepara una nueva refinanciación para levantar las maltrechas cuentas del diario, en números rojos desde que fue fundado a finales de 2010

Foto: Esther Vera, directora de 'Ara' (i), en la redacción del periódico.
Esther Vera, directora de 'Ara' (i), en la redacción del periódico.

Algo se mueve en el diario 'Ara'. Desde hace unos días, el consejo de administración del periódico ultima una nueva refinanciación para sacar a flote las cuentas del diario, en pérdidas desde su fundación en 2010. Fuentes próximas a la dirección de la empresa explican que solo falta por decidir si este nuevo balón de oxígeno se va a articular a través de una ampliación de capital o bien con un préstamo bancario.

En este sentido, hay varios empresarios que ya han llamado a las puertas del periódico para formar parte del tercer diario impreso más leído de Cataluña. Unas propuestas que, por el momento, solo han quedado en palabras. Cabe recordar que la cúpula de 'Ara' mantiene un acuerdo de propiedad diversificada y ningún accionista por sí solo puede tener el control de la editora, algo que puede espantar a algún 'pope' de la Ciudad Condal.

En esa búsqueda de nuevos socios, el empresario Oriol Soler, fundador del diario y uno de los baluartes de la causa, es uno de los que están peinando el sector para encontrar inversores dispuestos a entrar en el capital de la compañía. Entre los 'sospechosos habituales', el nombre de Jaume Roures, socio de Mediapro.

Desde su nacimiento, los ingresos de 'Ara' —que tiene edición en papel, web y suscriptores— han estado bien respaldados con las subvenciones de la Generalitat de Cataluña. Un matrimonio que ha contribuido a mantener el proyecto durante estos siete años, pese a que todavía no ha dado beneficios.

De acuerdo con la información disponible en el Registro Mercantil, el Govern ha otorgado al diario catalanista algo más de 2,5 millones de euros en subvenciones desde 2010. Tras siete ampliaciones de capital, los dueños estiman que será en 2018 cuando por fin se alcancen los beneficios.

Una vez estabilizadas las cuentas, los administradores han diseñado una ambiciosa hoja de ruta que pasa por convertir 'Ara' en un conglomerado multimedia. A medio plazo, las familias Carulla, Rodés y el empresario Víctor Font, principales accionistas de la editora, planean dar el salto al negocio radiofónico y televisivo. Una empresa para la que, como admiten en privado algunas fuentes internas, necesitarán la entrada de nuevos socios.

El empresario Oriol Soler.
El empresario Oriol Soler.

Aunque Soler ya no tiene ya ninguna vinculación accionarial con la editora y ha asegurado que no va a volver, en las últimas semanas ha mostrado su descontento con algunas decisiones tomadas por la dirección, como por ejemplo la de no emitir la publicidad del 1-O.

'Ara' desdibuja el 'procés'

Números aparte, el otro frente del diario es la tormenta que ha generado el tratamiento informativo de la crisis catalana. La negativa del diario a publicar la publicidad institucional del referéndum, un artículo del presidente del diario, Ferran Rodés, cuestionando la declaración unilateral de independencia (DUI) y la crítica de la directora, Esther Vera, a una de las columnas de Toni Soler, son algunos ejemplos de prácticas que han disparado las alarmas del ala más dura del independentismo y han puesto a prueba las costuras del consejo de administración, donde conviven diferentes sensibilidades.

Y es que no son pocos los miembros de la casa —lectores incluidos— que consideran que 'Ara' se ha equivocado al no posicionarse con más vehemencia del lado del soberanismo. A las críticas en privado se suman las verbalizadas tanto por la plantilla como por Soler, 'peso pesado' del independentismo.

La decisión de 'Ara' de no publicar la publicidad institucional del referéndum del 1-O levantó ampollas en el ala dura del independentismo

Cabe recordar que 'Ara' cuenta con Vera en la dirección desde hace menos de dos años. La periodista, nombrada en diciembre de 2015, sustituyó en el cargo al fallecido Carles Capdevilla, uno de los fundadores del rotativo.

Vera, más cercana a las tesis del PDeCAT que a los postulados de la CUP, se ha mostrado contraria a la DUI y ha mantenido una postura similar a la de su exjefe Andreu Mas-Colell. En una entrevista en Rac1, el que fuera consejero económico de Artur Mas durante casi un lustro cuestionó la viabilidad de la independencia, una opinión que también deja entrever su exjefa de gabinete en sus columnas.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios