reclaman poder vender más productos

SOS de los quiosqueros a la Administración para convertirse en los nuevos 'chinos'

Los quiosqueros piden a las administraciones que flexibilicen la normativa para ampliar el catálogo de productos a la venta ante la debacle de los periódicos y revistas de papel

Foto: Principales periódicos de papel en España. (Fotografía: Enrique Villarino)
Principales periódicos de papel en España. (Fotografía: Enrique Villarino)

Los quioscos lanzan un SOS a las administraciones públicas. De un tiempo a esta parte, los vendedores de prensa han manifestado su preocupación por la viabilidad de sus negocios ante la debacle que viven las publicaciones en papel. La venta de periódicos y revistas, antaño un lucrativo negocio, cada vez genera menos caja a estos empresarios.

"Es cierto que las ventas de periódicos y revistas han sufrido un descenso importante y que los editores, distribuidores y puntos de venta de prensa están atravesando graves dificultades para seguir adelante", explica Rafael Artacho, presidente de la Agrupación Nacional de Vendedores de Publicaciones (ANVP), en una carta dirigida a las asociaciones locales y autonómicas a la que ha tenido acceso El Confidencial. "Pero todo ello no es óbice para que los quioscos y locales que se dedican a la venta de prensa no puedan seguir cumpliendo una función importante en nuestros pueblos y ciudades".

El presidente, que lamenta los palos en las ruedas que encuentran por parte de las administraciones a la hora de modernizarse, pide flexibilizar la normativa para poder vender nuevos productos. "Nos encontramos con trabas a la hora de incorporar nuevos artículos y servicios a nuestro repertorio", lamenta.

Cada punto de venta está sujeto a una concesión municipal, lo que impide que a nivel nacional todos los quioscos puedan vender los mismos productos

"El encorsetamiento de las relaciones con editores y distribuidores, que operan en régimen de exclusiva, es un lastre que está retrasando la implantación de un servicio de calidad que ayude a mejorar las ventas", añade Artacho. "Es una pena que las tecnologías de la información no hayan llegado al ritmo deseado a los vendedores de prensa y que no exista comunicación tecnológica con los editores".

Una denuncia que no especifica el gran problema que tienen los vendedores de prensa: la diversidad de normas que tienen los quioscos según la localidad en que estén. Al depender de una concesión municipal de los ayuntamientos, cada punto de venta está sujeto a unas reglas diferentes, lo que impide que todos jueguen con las mismas normas. Desde el sector, apuntan que una progresiva armonización sería un buen paso adelante, de ahí que ya hayan solicitado la elaboración de una ordenanza-marco.

Chucherías, refrescos, frutos secos, títulos de transporte... Son solo algunos de los ejemplos de productos que los profesionales del sector quieren añadir a sus quioscos. Algunos ya pueden venderlos, pero no todos. Y lo mismo pasa con la publicidad. Mientras que algunos consistorios permiten diferentes anuncios, otros exigen ceñirse a la publicidad editorial. "Necesitamos la comprensión de los ayuntamientos para que sean flexibles y faciliten la reconversión que necesitamos", concluye la misiva. En definitiva, renovarse o morir.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios