en plena mediación entre ambas compañías

Mediaset recrudece su guerra contra Vivendi y le exige 2.000 millones de euros

El gigante italiano amplía la demanda presentada hace un año contra Vivendi por el incumplimiento del contrato. La firma francesa también está presente en Telecom Italia, otra mercantil italiana

Foto: Pier Silvio Berlusconi, consejero delegado de Mediaset. (Reuters)
Pier Silvio Berlusconi, consejero delegado de Mediaset. (Reuters)

Mediaset, la matriz de Mediaset España, quiere ampliar la demanda presentada hace un año contra Vivendi por el presunto incumplimiento del contrato de venta de Mediaset Premium, su servicio de pago. Según el gigante italiano, Vivendi intentó modificar el acuerdo de venta firmado en abril y pide 50 millones por cada mes que se retrase la operación. Por su parte, la firma francesa alega que los datos que Mediaset proporcionó sobre su servicio de pago no se correspondían con la realidad. Tras varios meses de conversaciones, ambas empresas están inmersas desde el 3 de mayo en un proceso de mediación.

Al mismo tiempo, Vivendi irrumpió en el capital de Mediaset con una participación que ha ido creciendo hasta rozar el 30% de las acciones. Una operación que fue tachada de "hostil" habida cuenta de la importancia que tiene Mediaset, dueña de los Berlusconi, en el país transalpino. De forma paralela, Vivendi también está presente en Telecom Italia, otra importante mercantil italiana. Tras un cruce de acusaciones, el regulador dictaminó que Vivendi debía reducir su participación en el conglomerado audiovisual o en la 'teleco' al entender que era incompatible su elevada participación en ambas. Actualmente, la decisión está recurrida y se espera la resolución durante el primer trimestre de 2018.

Vivendi es una de las compañías audiovisuales más relevantes a nivel europeo. (Reuters)
Vivendi es una de las compañías audiovisuales más relevantes a nivel europeo. (Reuters)

Esta semana, Vivendi hizo públicos los resultados correspondientes al primer semestre del año. En la memoria, la empresa gala explica que el pasado 9 de junio la dueña de Mediaset España amplió la citada demanda para exigir 2.000 millones de euros por los daños provocados por "la compra de acciones llevada a cabo por Vivendi". Según Mediaset, esta entrada en el capital fue ilegal y choca con las leyes de competencia.

Esta particular guerra entre ambos gigantes audiovisuales, muy seguida por los medios italianos, apenas tiene eco en la prensa española. Cabe recordar que todo lo que afecte a Mediaset repercute directamente en Mediaset España al ser la italiana la sociedad dominante (50,2%). El pasado mes de mayo, en pleno conflicto, la gestora de fondos BlackRock se convirtió en el segundo accionista de la filial española tras aflorar una participación del 5%.

El Confidencial se ha puesto en contacto con Mediaset, que ha declinado comentar esta información.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios