una fórmula para ahorrar costes

RTVE asumirá el coste íntegro de Eurovisión al no contar con patrocinador cultural

El candidato de España a Eurovisión, Manel Navarro, no contará con un patrocinador cultural en su aventura musical y será la televisión pública quien, un año más, asuma todos los costes

Foto: Manel Navarro, candidato de España en el festival de Eurovisión. (EFE)
Manel Navarro, candidato de España en el festival de Eurovisión. (EFE)

Manel Navarro, candidato de España a Eurovisión, no tiene quien le patrocine. El cantante de 21 años acudirá el próximo 13 de mayo a Kiev (Ucrania) sin patrocinador cultural, una forma de financiación que supone un balón de oxígeno para las cuentas públicas y que se utilizó por última vez en 2013 con El Sueño de Morfeo y Pullmantur.

Según confirman desde RTVE, esta fórmula no será empleada este año y por tanto los gastos de Eurovisión serán íntegramente asumidos por el ente público. Un coste que, sin embargo, será difícil de conocer a la luz de la política de la cadena de negarse a publicar las cifras. De nada ha servido que dos sentencias —una de ellas de la Audiencia Nacional— hayan dictado que los costes del festival son una información “de carácter público” y deben ser publicados. La cadena se niega y alega que “aunque son una empresa pública, tienen funcionamiento privado”.

El patrocinio cultural es un modelo de financiación por el cual empresas y marcas se hacen cargo del coste de programas de corte cultural y deportivo, siempre que estos sean de interés público. Desde que RTVE dejó de emitir publicidad el 1 de enero de 2010, la corporación ha optado por esta vía de financiación en programas como 'Masterchef', 'La nube' o 'Millenium', entre otros.

En el caso del festival de la canción, Pullmantur patrocinó a lo grande la candidatura de El Sueño de Morfeo en 2013, cuando el acto se celebró en Malmö (Suecia). Además de llevar a los cantantes en barco a la ciudad sueca, también sortearon cinco cruceros e hicieron un amplio despliegue publicitario en la web de la cadena. “Todo lo que aminore la factura de una empresa pública es bienvenido”, señaló por entonces TVE.

La última cifra de gasto conocida data de 2014, año en el que la factura ascendió a 386.994 euros. En términos de la audiencia, la gala del año pasado firmó su peor resultado desde 2007, con un discreto 28,9% de 'share' y 4.300.000 telespectadores. Atrás (muy atrás) quedan las cifras de la época de Rosa López y su 'Europe's living a celebration' (2002), cuando el festival llegó a reunir a más de 12 millones y medio de 'eurofans' y obtuvo un 80,4% de 'share'.

El Eurodrama

Aunque todavía quedan meses para el festival, la elección del candidato español ha puesto a Manel Navarro en el ojo del huracán. El pasado 12 de febrero, TVE emitió la gala 'Objetivo Eurovisión' para elegir de entre una terna de seis candidatos al representante español. Tras dar las puntuaciones, Navarro y Mirela —otra de las favoritas— quedaron empatados en el primer puesto.

RTVE asumirá el coste íntegro de Eurovisión al no contar con patrocinador cultural

Fue entonces, a la hora de desempatar, cuando saltó la polémica. Los miembros del jurado decidieron que el ganador fuera Manel Navarro con su tema 'Do it for your lover', algo que no gustó demasiado al público presente, que empezó a corear “tongo” al tiempo que Navarro respondía con un corte de mangas, gesto por el que después se disculpó.

A partir de ahí, la bola de nieve no hizo más que crecer. A las acusaciones de tongo se sumaron una presunta agresión al locutor Xavi Martínez y un posible conflicto de intereses de Toñi Prieto, directora de programas de entretenimiento de TVE. No en vano, en las redes sociales ya hay quien ha bautizado el asunto como el Eurodrama.

Más allá de quedarse en una mera controversia, el tema ha llegado al Congreso de los Diputados de la mano del diputado socialista José Miguel Camacho, quien ha presentado una batería de preguntas. Entre otras cosas, Camacho ha preguntado sobre el funcionamiento de la gala y la elección del jurado, amén de plantear la posibilidad de “dejar sin efecto” el resultado final a la vista de lo sucedido.

En conversación con este diario, el socialista explica que además de estas cuestiones, su grupo insistirá en hacer públicos los costes del festival, una cuestión atávica que se repite año tras año. La última vez que RTVE hizo públicos los costes del festival fue bajo la presidencia de Leopoldo González-Echenique (2012-2014) tras una pregunta parlamentaria cursada por Izquierda Plural.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios