NUEVO DUEÑO DE RCS Y UNIDAD EDITORIAL

Urbano Cairo, 'el pequeño Berlusconi', prepara su aterrizaje en España

El nuevo dueño de 'El Mundo' empezó como asistente personal de Berlusconi y se especializó en vender publicidad para su grupo. Es el vencedor de la OPA de RCS

Foto: Urbano Cairo, nuevo presidente y consejero delegado de RCS. (Foto: LaPresse)
Urbano Cairo, nuevo presidente y consejero delegado de RCS. (Foto: LaPresse)

En Italia se le conoce como 'el pequeño Berlusconi' y lo cierto es que a Urbano Cairo le acompañan muchos rasgos y hazañas empresariales en paralelo con quien fuera su primer jefe en el imperio Fininvest. El nuevo propietario del diario 'El Mundo' y del 'Marca' no es, para nada, un desconocido en el país transalpino, gracias, sobre todo, a sus aventuras en el mundo del fútbol como dueño del Torino Football Club. Cuando en abril anunció por sorpresa una OPA sobre el gigante RCS, pocos apostaban porque este empresario lograra hacerse con la preciada joya de 'Il Corriere della Sera', el diario más influyente de Italia, sin contar con el apoyo explícito del 'establishment'. Pero tiene fama de trabajador y de hombre capaz de llevar al beneficio a todos los medios en los que ha invertido. Y esa baza parece haber sido determinante para lograr el respaldo mayoritario de los accionistas de RCS.

“Ahora tiene por delante un proyecto nada fácil pero si dice que puede conseguir ahorros por valor de 50 millones en costes operativos, me lo creo”, explica Maurizio Carlotti, el vicepresidente de Atresmedia de origen italiano que compartió varios años de trabajo junto a Urbano Cairo en Publitalia a finales de los años 80. “Siempre ha conseguido sacar agua donde no hay”.

Sede de RCS Mediagroup en Milán (EC).
Sede de RCS Mediagroup en Milán (EC).

Cairo sí tenía de su parte al banco Intesa Sanpaolo, el principal acreedor de RCS y eso parece haber sido un apoyo fundamental en su pugna empresarial contra los accionistas históricos del grupo editorial encabezados por Andrea Bonomi.

Tras graduarse en la Universidad de Bocconi, en Milán, Cairo se plantó a las puertas del despacho de Berlusconi y logró ser reclutado como su asistente personal. Fueron pocos meses pero decisivos. Cuando Berlusconi selecciona un asistente, el elegido le acompaña a todas sus citas empresariales y muchos de quienes lo han sido han acabado después teniendo grandes cargos de responsabilidad dentro de Mediaset. A partir de ahí protagonizó su primera pirueta al ser designado director comercial de Publitalia'80 (la concesionaria del grupo Finivest) y convertirse en un vendedor brillante de espacios publicitarios.

Implicado en 'Manos Limpias'

Durante este período fue investigado también en el marco del famoso caso de corrupción 'Mani Pulite' (Manos Limpias), en el que se vieron salpicados varios ejecutivos de Berlusconi. Fue, sin embargo, el único que rompió la 'omertá' impuesta y pactó con el fiscal 19 meses de prisión por contabilidad falsa y malversación de fondos. Cuatro años después, en 1999, prescribió su ficha penal y su expediente quedó otra vez en blanco.

Cairo es el dueño del Torino Football Club. (EFE)
Cairo es el dueño del Torino Football Club. (EFE)

Su trayectoria a partir de ahí es ascendente y emula a la de 'Il cavaliere'. Berlusconi lo nombró director comercial de Mondadori entre 1991 pero, en 1995, Cairo decidió crear su propia empresa de publicidad y hacerle la competencia directa. Sus primeros clientes, por cierto, fueron las revistas del grupo RCS -'Io Donna', entre otras- que ahora dirige. Después se haría con las revistas editadas por Giorgio Mondadari y con la cadena de televisión La 7, competidora directa de Mediaset Italia y un canal que, con él, ha dejado de perder dinero. Empresario conocido en el sector, su nombre se haría famoso en toda Italia más tarde, con la compra del Turín -entonces en quiebra- en 2005. Y eso ha sido, sin duda, lo que más quebraderos de cabeza le ha dado por sus avatares deportivos, descenso incluido.

“Es diplomático si por diplomacia se entiende decir claramente lo que se quiere conseguir y perseguirlo”, añade Carlotti. Pero el bocado de RCS es un bocado muy grande, en un grupo con miles de empleados y con una gran tradición sindical a sus espaldas. Además, su deuda con los bancos se sitúa ahora mismo en 422,4 millones de euros.

Otro aspecto llamativo del vencedor de la OPA de RCS es la dimensión con la que el grupo Cairo ha saltado a por toda la tarta de RCS. En 2014, su empresa facturó 277,6 millones de euros y arrojó un ebitda de 28,18 millones. Un grupo pequeñito que se mueve en cifras semejantes a las de todo Unidad Editorial (330 millones de facturación en 2015). En parte, su éxito tiene que ver con haber capitalizado en la bolsa italiana en un buen momento y tener liquidez en la caja para aventuras como ésta.

Los planes para Unidad Editorial

En la planta noble de Unidad Editorial todavía no lo conocen ni saben cuáles son sus planes para los periódicos y revistas que dependen de Antonio Fernández Galiano. Lo único que está claro es que España será uno de los principales objetivos de Cairo, tal y como lo ha reconocido expresamente en la única entrevista en la que ha expresado parte de sus propósitos. “En España tenemos que intervenir con mayor urgencia”, ha explicado. “Diarios importantes, como 'El Mundo', han perdido más ventas que la media de los diarios españoles. Cuando tienes un diario que hace dos años vendía unas 200.000 copias y ahora vende en torno a la mitad, no sólo debes analizar los costes sino también su trayectoria editorial”. A la sazón, como bien sabe, cuatro directores en 24 meses (Pedro J. Ramírez, Casimiro García Abadillo, David Jiménez y Pedro García Cuartango) y, el último, en funciones todavía.

Cerrada ya la OPA, el Consejo de Administración de RCS aprobó este miércoles las cuentas semestrales del grupo (Unidad Editorial se ha dejado hasta junio 6,8 millones) y despidió a la que ha sido la consejera delegada del grupo durante los últimos diez meses, Laura Cioli. La autora de los recortes aplicados en España y en Italia y que han obligado a llevar a cabo un tercer ERE en Unidad Editorial. El plan ha logrado ahorros por valor de 35 millones sobre un objetivo total de 60 para el bienio 2016-2018. Un resultado que ha llevado a RCS a confiar en que podrá acometer todos sus ajustes al cierre de este mismo ejercicio.

Antonio Fernández Galiano, presidente de Unidad Editorial. (Foto: Enrique Villarino)
Antonio Fernández Galiano, presidente de Unidad Editorial. (Foto: Enrique Villarino)

Ayer por la mañana, lo primero que hizo Urbano Cairo como nuevo presidente y consejero delegado de RCS fue acercarse a la sede de 'Il Corriere', en la vía Solferino de Milán y se espera que, en breve, haga lo mismo con la sede de Unidad Editorial. “Lo que haremos lo verán; no hago declaraciones ni anuncios", ha explicado. “Hay tantas cosas que hacer que cuanto antes se empiece mejor”. A largo plazo, su plan de negocio prevé una integración del grupo Cairo y RCS en 24 meses y que ambas compañías tengan un ebitda conjunto de 172 millones en 2017, y de 215 en 2018.

Cairo también apuesta por estudiar nuevas iniciativas editoriales en España y en Italia y por desarrollar agresivas estrategias de promoción que permitan captar y llegar a más lectores. Lo anunciaba en la citada entrevista a 'Il Foglio': “Tienes que ser agresivo. El espacio está ahí ¿Por qué, por ejemplo, no bajar el precio de 'Il Corriere' durante un mes para hacerlo accesible a un mayor número de personas?”-

Dicen de él que es un gran motivador, que puede hablar durante una hora sin una nota delante y que se rodea de un equipo pequeño pero de mucha confianza que le acompaña desde hace años. Un equipo que deberá hacer frente ahora a la ecuación que ni Laura Cioli ni Pietro Scott Jovane antes lograron resolver. La de detener la sangría que aqueja a Unidad Editorial desde la compra de Recoletos en 2007 por aquellos disparatados 1.100 millones de euros. Un problema en el que quizá la solución pase por nuevos gestores en recambio de Fernández Galiano o por la vuelta de quien fuera el primer director de 'El Mundo'. Sea como fuere, seguro que el pequeño Berlusconi tiene un plan en su cabeza. Lo veremos en los próximos meses.  

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios