GIRAUTA DICE QUE ORDENÓ APAGAR EL AIRE

Ciudadanos se lía tras el debate con Iglesias y cuestiona el papel de Jordi Évole

El portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, insinúa que el debate de La Sexta fue una "encerrona" contra Albert Rivera y culpa a Évole de que no hubiera aire acondicionado

Foto: Rivera e Iglesias, en una imagen del programa del pasado domingo. (EFE)
Rivera e Iglesias, en una imagen del programa del pasado domingo. (EFE)

Ocurrió durante el primer debate televisado de la historia y la anécdota se rememora siempre en todos los manuales de comunicación política. En el famoso cara a cara entre Richard Nixon y John F. Kennedy (1960), los que siguieron el debate por la radio dieron por ganador a Nixon frente a quienes lo hicieron a través de la televisión, que apostaron por Kennedy, que supo jugar mucho mejor con las reglas de la telegenia que impone la pequeña pantalla. Nixon, sin maquillar, optó por un traje gris poco apropiado para la televisión en blanco y negro y, además, una reciente operación de rodilla le hizo aparecer sudoroso y cansado cuando se movía frente a la audiencia.

La anécdota viene al caso estos días a colación de la imagen excesivamente sudorosa que sufrió en sus propias carnes Albert Rivera durante el especial de 'Salvados' del pasado domingo frente a Pablo Iglesias. Argumento, además, que ha servido para que uno de los pesos pesado del partido, Juan Carlos Girauta, haya arremetido contra la producción del programa en una respuesta que denota el espíritu de decepción que rodea al equipo de Rivera.

Ciudadanos se lía tras el debate con Iglesias y cuestiona el papel de Jordi Évole

El programa del domingo sirvió para certificar la defunción del “espíritu del Tío Cuco” (el bar de Barcelona donde se grabó el primer cara a cara entre ambos en octubre) pero el nivel de tensión ha traspasado las pantallas de La Sexta. Por primera vez, Ciudadanos ha criticado el papel desempeñado por el propio Jordi Évole, a quien Girauta acusa directamente de la decisión de apagar el aire acondicionado de la grabación y sobre el que ha cuestionado su independencia al ser impuesto -dijo- por Pablo Iglesias frente a otras opciones que había sobre la mesa, como la de Ana Pastor, presentadora de 'El Objetivo'. También criticó que el programa hubiera vetado que los contrincantes llevasen camisa blanca a la grabación.

Girauta se expresó así, el pasado lunes, el día después del debate, en una entrevista al diario catalán 'Ara'. Y ante sus quejas, el entrevistador le preguntó si en Ciudadanos habían sentido que todo aquello fue una encerrona contra Rivera. “Un poco sí”, responde el portavoz de Ciudadanos, tal y como se puede ver en el vídeo. “Da igual, cuando vamos a un lugar ya sabemos si es más o menos hostil, de parte o parcial. Hay que ir a todos lados”, concluía. Un argumento que conecta igualmente con la posición que mantenía el pasado domingo 'El País' en su editorial, en el que acusaba a La Sexta de ser la muleta televisiva de Podemos para lograr su estrategia de “dominar la agenda mediática”.

La Sexta no quiere polemizar con Girauta ni con Ciudadanos y recuerda, eso sí, que este segundo programa se planteó como una segunda vuelta al debate que Iglesias y Rivera mantuvieron en octubre. No en vano, el propio Jordi Évole reconocía el pasado sábado, en 'La Sexta Noche', que las condiciones previas impuestas por ambos partidos fueron mucho más exigentes que entonces y nada tuvieron que ver con la sencillez de aquella primera grabación en la mesa de un bar. Entre otras cosas, ambos impusieron que la mesa que separaba a Rivera e Iglesias fuera mucho más grande que la utilizada en el bar del Tío Cuco. De igual forma, otros programas de la Casa como 'El Objetivo' de Ana Pastor también habían formulado peticiones parecidas porque la estrategia de Atresmedia pasa por solicitar todos los debates posibles para que, finalmente, sean los partidos los que elijan el formato en el que quieren comparecer.

Girauta niega ahora sus palabras

Sea como fuere, Girauta ha querido matizar sus palabras y negar que, en ningún momento, dijera que el programa fue una encerrona contra el líder de Ciudadanos. Un argumento que suena a excusa de mal encajador con el resultado final. Una vez que sus palabras han trascendido el ámbito catalán, el diputado no quiere entrar en algo que considera ahora “anecdótico”.

“Mucho cuidado con las comillas porque no me reconozco en estos titulares que afirman que yo he dicho que fue una encerrona”, explica por teléfono a El Confidencial. “ Yo solo pongo datos encima de la mesa, como lo del aíre acondicionado. Es una anécdota que tiene morbo televisivo pero lo importante es que Rivera fue al debate y es el único candidato que acude a todos los debates, ya sean en terreno amigo o en terreno menos amigo”, explica.

'Salvados' fue líder del domingo tras marcar un 18,2% de share (3.237.000) con el debate. Sin embargo, el programa perdió 2 millones de espectadores con respecto al grabado originamente en octubre y que, entonces sí, dio a Albert Rivera como claro vencedor.   

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios