Es noticia
Roures se querella contra Sandro Rosell y el Barça por espionaje industrial a Mediapro
  1. Comunicación
accedió a todos sus correos electrónicos

Roures se querella contra Sandro Rosell y el Barça por espionaje industrial a Mediapro

Presenta una querella criminal contra el expresidente del Barcelona y varios extrabajadores de Mediapro por espionaje industrial de todos sus correos electrónicos entre 2009 y 2011

Foto: El presidente de Mediapro, Jaume Roures. (EFE)
El presidente de Mediapro, Jaume Roures. (EFE)

El grupo Mediapro que preside Jaume Roures inicia una nueva guerra. Ahora contra un enemigo inesperado o, al menos sorprendente, cuanto menos: el expresidente del Fútbol ClubBarcelona, Sandro Rosell, y la propia entidad, para la que Mediapro ha prestado innumerables servicios como la creación de su museo o la gestión de sus derechos audiovisuales. Tal y como ha anunciado este viernes el propio Roures, Mediapró presentó ayer una querella criminalcontra Rosell por un delito continuado de revelación de secreto empresarial, un delito continuado contra la intimidad de Roures y un delito continuado de hurto agravado. Los hechos denunciados se produjeron entre, al menos,el año2009 y octubre de 2011, tiempo durante el cual se espiaron todos los correos personales del empresario catalan. La querella se amplía, además, a Joan Carles Raventós, director de las secciones deportivas del Club, Robert Cama, exresponsable del departamento informático de Mediapro, y las sociedadesBonus Sport Marketing y Socktel Servicios Informáticos.

"La gente que ocupa sitios importantes en el fútbol se cree que está capacitada para cualquier cosa", ha explicado Roures para intentar entender el por qué de este espionaje contra su persona. "Creen que, en nombre del fútbol, se puede hacer cualquier cosa y siempre encuentra pretextos. Alo mejor pensó que nos podría enganchar de alguna manera pero no pudo. Quizá pensó que podría encontrar cosas raras pero lo sorprendente es que, cuando no encontró nada, siguió haciéndolo. Lo que es sorprendente es que un club como este pueda estar presidido por un miserable así".

Las pruebas aportadas por la productora catalana demuestran, según ha explicado esta mañana Roures, cómo Robert Cama, responsable de Informática de Mediapro hasta octubre de 2011, "estuvo accediendo de forma deliberada y sistemática a los correos electrónicos recibidos y enviados por Jaume Roures", remitiendo la práctica totalidad de ellos a Sandro Rosell y Joan Carles Raventós. "Esta actividad delictiva se mantuvo después de la elección de Sandro Rosell como presidente del FC Barcelona y la designación de Joan Carles Raventós como responsable de las secciones deportivas del club. Sandro Rosell retribuía a Robert Cama por sus servicios inicialmente a través de Bonus Sport Marketing (fundada y, en ese momento, propiedad de Sandro Rosell) y directamente a través del FC Barcelona cuando Sandro Rosell alcanzó la presidencia del Club", ha explicado el grupo en un comunicado.

Rosell: "Hay que arreglarlo a la catalana"

"El espionaje consistía en pìnchar mi correo personal y profesional y todas las cosas que consdierabainteresantes desde el punto de vista que fuera, el señor Cama se las enviaba a Sandro y a Raventos", ha explicado Roures en rueda de prensa. "Ahí había desde cuestiones personales hasta las relaciones con nuestros abogados de Garrigues o individuos que tenían o había tenido relaciones con el Barcelona. También, nuestras negociaciones con el Clubcuando Sandro no era aún presidente. (...)Le pedimos explicaciones a Rosell y nosdijo que recibía los correos y que, tal como los recibía, los borraba. También nos dijo que esto lo teníamos que arreglara la catalana. Y lo hemos arreglado realmente a la catalana, presentando esta querella", ha añadido.

placeholder El expresidente del Barcelona, Sandro Rosell. (EFE)
El expresidente del Barcelona, Sandro Rosell. (EFE)

Robert Cama se interesó y remitió a Sandro Rosell y a Joan Carles Raventós los intercambios de emails entre Jaume Roures y personas como Evarist Murtra, Pep Guardiola, Joan Oliver, Ferran Soriano, Joan Laporta, varios representantes de jugadores, el Banco Sabadell,el bufete Garrigues o personajes como Andreu Buenafuente. A todos ellos,Roures les ha animado a que se sumen a esta querella como afectados.

"Esperamos que salga toda la mierda que contiene o pueda contener y quede retratado estepersonajey todos sus entorno y que la gente se quite la venda de los ojos", ha subrayado Roures. "No porque uno esté en el mundo del fútbol se le puede exculpar de actuaiones como esta".

Mediapro tuvo conocimiento de estas actividades delictivas en octubre de 2011, procediendo al despido fulminante de Robert Cama, que fue inmediatamente contratado por el FC Barcelona, endonde sigue ejerciendo como responsable de Informatica actualmente. Roures ha explicado que no denunciado los hechos hasta ahora porque, cuando conocieron el caso, estaban inmersos en la llamada "guerra del fútbol" contra el grupo Prisa. "Sabemos medir cuáles son nuestras capacidades y pensamos entonces que no teníamos capacidad para abrir dos guerras de esta envergadura".La denuncia llega ahora que esa batalla ha terminado y se ha acabado también el proceso de negociación de la venta centralizada de la Liga para los próximos tres años. "Hemos esperado y nos hemos comido este sapo durante cuatro años pero nuestra responsabilidad básica es proteger a Mediapro", ha concluido.

Sandro Rosell Jaume Roures Mediapro
El redactor recomienda