Es noticia
Menú
El Barcelona dice que es "totalmente ajeno" al espionaje denunciado por Roures
  1. Comunicación
pide respeto por los expresidentes

El Barcelona dice que es "totalmente ajeno" al espionaje denunciado por Roures

El club niega su implicación el el supuesto espionaje industrial denunciado este viernes por Jaume Roures y por el que Mediapro se ha querellado contra el club y su expresidente Sandro Rosell

Foto: Rosell dimitió como presidente del Barcelona en enero de 2014 (Albert Gea/Reuters)
Rosell dimitió como presidente del Barcelona en enero de 2014 (Albert Gea/Reuters)

El FC Barcelona ha negado su implicación en el supuesto espionaje industrial que este viernes denunció Jaume Roures, presidente de Mediapro, y ha pedido respeto para los expresidentes y para los trabajadores de la entidad contra los que se ha querellado Roures, según un comunicado publicado en su página web a última hora de la tarde.

"El FC Barcelona es totalmente ajeno a los hechos que han motivado esta querella, que pasaron entre los años 2009 y 2011, por lo que comparecerá de manera inmediata en el procedimiento para solicitar el archivo del caso en todos aquellos aspectos que hacen referencia a la Entidad", dice el segundo punto del comunicado, en el que el club azulgrana anuncia que la Junta Directiva ha encargado un informe a la dirección general del club "para averiguar la realidad de los hechos".

"El Club se reserva el uso de todas aquellas acciones legales que sirvan para preservar el prestigio y la buena imagen del FC Barcelona", termina el comunicado.

Este viernes por la mañana, Roures dio una rueda de prensa en la que anunció que el grupo mediático que fundó y preside se había querellado contra el FC Barcelona; su expresidente, Sandro Rosell; el exdirector de las secciones, Joan Carles Raventós; y Robert Cama, exresponsable del departamento informático de Mediapro. Mediapro les acusa de un delito continuado de revelación de secreto empresarial, un delito continuado contra la intimidad de Roures y un delito continuado de hurto agravado.

Los hechos denunciados se produjeron, al menos, entre el año 2009 y octubre de 2011. Durante ese tiempo se espiaron todos los correos personales del empresario catalán. Rosell, que fue pesidente del Barcelona entre julio de 2010 y enero de 2014, pagó 160.000 euros por tener acceso a los correos de Roures.

El FC Barcelona ha negado su implicación en el supuesto espionaje industrial que este viernes denunció Jaume Roures, presidente de Mediapro, y ha pedido respeto para los expresidentes y para los trabajadores de la entidad contra los que se ha querellado Roures, según un comunicado publicado en su página web a última hora de la tarde.

Jaume Roures Mediapro Sandro Rosell
El redactor recomienda