MIGUEL HENRIQUE OTERO, DIRECTOR DE EL NACIONAL

El periodista más buscado de Venezuela: “El régimen de Maduro tiene sus días contados”

Vive a caballo entre Madrid y Miami desde que el número dos del régimen venezolano, Diosdado Cabello, lo acusó de difamación y de enemigo de la patria por replicar una noticia adelantada por ABC

Foto: Miguel Henrique Otero, presidente editor de 'El Nacional' (Brenda Valverde).
Miguel Henrique Otero, presidente editor de 'El Nacional' (Brenda Valverde).

El próximo mes de diciembre, Miguel Henrique Otero recibirá en la biblioteca de ABC el premio Luca de Tena de periodismo de manos del Rey de España. Pero aunque es uno de los más altos reconocimientos que existen dentro de la prensa en español, el galardonado todavía no sabe si podrá acudir en persona a la ceremonia o si las elecciones parlamentarias de su país, convocadas para el día 6, le permitirán al fin volver a Venezuela. Por primera vez, cree, hay un margen para la esperanza y para el cambio político.

Exiliado desde hace siete meses, y en el foco de los ataques del régimen de Nicolás Maduro, Miguel Henrique Otero dirige y preside El Nacional, el principal periódico independiente de Venezuela y uno de esos pocos medios que aún subsisten a duras penas a pesar del hostigamiento constante del régimen. Que llegue a los kioskos todos los días es casi un milagro después de las restricciones a la compra de papel que se le han impuesto y que solo ha logrado sortear gracias a la solidaridad de otros 13 periódicos de Latinoamérica que se han implicado para que El Nacional siga saliendo a la calle cada día.

Miguel no ha vuelto a Venezuela desde que su periódico se hizo eco de una noticia publicada por el propio ABC y que implicaba al número dos del régimen, Diosdado Cabello, como cabecilla de una de los principales tramas de narcotráfico del continente. Desde entonces, para Maduro y compañía es un “traidor a la patria”, una de las mayores “vergüenzas” del país y un prófugo de la justicia pues se le acusa a él y otros 22 directivos de prensa de difamación contra Cabello. Desde entonces vive a caballo entre Madrid y Miami.

PREGUNTA.- ¿Existe libertad de prensa en Venezuela o el régimen ha arrasado con todo?

RESPUESTA.- En Venezuela no hay libertad de expresión. Estos populismos autoritarios, que son las dictaduras posmodernas del siglo XXI, actúan de forma distinta a como actuaban los regímenes bananeros. Dejan una ventanita y la muestran como un ejemplo de que sí hay libertad de expresión. Pero la realidad es que el 40% del territorio solo tiene acceso a medios oficiales y el otro 60% solo tiene acceso a medios audiovisuales autocensurados. El Gobierno compró con dinero público los periódicos más grandes en una compra fraudulenta en la que nadie sabe quiénes son los dueños que están detrás. Los periódicos independientes tenemos dificultades para acceder al papel y en las redes sociales e internet hay una represión gigantesca. Todo esto tiene su origen en el plan de la Patria, que aboga por la hegemonía comunicacional y que no es sino el modelo cubano en el largo plazo.

Nicolas Maduro y Diosdado Cabello (Reuters).
Nicolas Maduro y Diosdado Cabello (Reuters).

P.- La información sobre los nexos de Diosdado Cabello con el narcotráfico, a pesar de no tener su origen en El Nacional, le ha puesto en el punto de mira del régimen.

R.- Fue una publicación automática. Cuando a mí me llamaron de la redacción, yo estaba en Israel. Me dijeron que mirase la noticia y lo único que yo contesté es que abrieran el periódico con ello. Es una noticia que publicaron 80 periódicos en todo el continente. Diosdado Cabello nos ha presentado una demanda porque dice que lo acusamos de narcotraficante cuando nosotros nunca hicimos eso. La noticia de ABC decía que un fiscal general del estado de Nueva York había abierto una averiguación a Cabello porque su jefe de seguridad se había convertido en testigo protegido y estaba declarando. Publicamos la noticia y, una semana después, el Wall Street Journal agregó nuevos datos y dijo que no solo era un fiscal de Nueva York, sino que también había otro fiscal de Florida investigando. Más tarde, el Departamento de Estado confirmó la información y reconoció que existía esa investigación. Y la semana pasada, en una interpelación en el Senado norteamericano, se ratificó de nuevo todo esto. Nosotros, cada noticia que va saliendo al respecto, la vamos a seguir publicando. No nos pueden demandar adicionalmente por cada nueva noticia.

P.- Desde entonces no puede volver a Venezuela...

R.- Diosdado Cabello me introdujo una demanda de difamación que en ningún otro país le hubieran aceptado. Primero, porque eso no es una difamación sino una noticia. Y, segundo, porque el origen de la noticia no es El Nacional ni Tal Cual o La Patilla, que son otros medios que publicaron también esta historia. Esto es una noticia que publicó ABC y que nosotros difundimos al día siguiente. Cabello introdujo la demanda y como allá los jueces son agentes de la policía, la admitieron y, al instante, decretaron medidas cautelares. Las medidas cautelares son el equivalente a una sentencia en Venezuela. Las medidas cautelares que me impusieron en mi caso son la prohibición de salir del país, un régimen de presentación y la congelación de bienes. Le aplicó estas medidas a 22 directivos de El Nacional, La Patilla y de Tal Cual.

El régimen está en un nivel de catástrofe tan grande que no va a durar mucho tiempoEs una demanda absurda porque las demandas de difamación son personales: yo te demando a ti porque tú me has insultado. ¿Qué pasa entonces cuando él demanda a un combo de 22 personas? Pues que para que ese juicio se inicie, en la audiencia preliminar tienen que estar las 22 personas juntas. Y eso no va a existir nunca porque -que yo sepa- ya hay dos de esas personas que pidieron asilo en los Estados Unidos y no se van a mover de allí, con el riesgo de perder ese asilo, para presentarse a un juicio de difamación en el que no tienen nada que ver. Por eso este juicio no va a empezar nunca.

Miguel Henrique Otero (B.V.).
Miguel Henrique Otero (B.V.).

Ahora bien, Cabello introdujo después un proceso civil por 76 millones de dólares. Una demanda de 76 millones de dólares es confiscatoria. No hay manera de pagarla. Esa es la situación y él, en todos los programas que hace los miércoles, dice que yo soy un prófugo y que los que están en la demanda están furiosos conmigo porque no me pongo a derecho. Adicionalmente a eso, desde entonces me han ido abriendo varios expedientes. No hay acusaciones concretas pero es el modelo de la Alemania Oriental. ¿Cuáles son los expedientes? Traición a la patria, otro expediente por supuesta financiación a los paramilitares, acusaciones de financiar a la oposición, también de lavado de dinero, o incluso que yo tenía un plan para asesinar a la hija de Diosdado Cabello. Ellos lo dicen en sus programas de televisión cada miércoles. Cada semana me nombra y me acusa de algo distinto.

P.- En este escenario que describe, que El Nacional vea la luz cada día debe ser toda una proeza...

Dejan una ventanita y la muestran cómo un ejemplo de que sí hay libertad de expresiónR.- Lo es porque el tema de las restricciones de papel es muy grave. Desde hace tres años no nos dan autorizaciones en dólares para importar papel. Teníamos stock, que lo fuimos consumiendo y, después, hubo una gestión de solidaridad en la que 13 periódicos del continente nos enviaron papel prestado. Con eso hemos sobrevivido durante año y medio pero son soluciones puntuales. Hemos tenido que eliminar los suplementos y recortar la paginación y la circulación… El periódico se agota porque tenemos demanda insatisfecha pero, afortunadamente, hemos cuadruplicado el tráfico en internet. Somos, de lejos, la primera página web en Venezuela.

P.- ¿Y que pasaría si regresa ahora a su país?

R.- Según la ley, tengo una orden de conducción. Me tomarían preso en el aeropuerto y me llevarían al tribunal para darme por citado. Pero pueden mandar de vacaciones al juez y que, en ese caso, yo pase dos semanas preso esperando a que el tribunal se vuelva a abrir. Y, en ese interín, algunas de estas amenazas que existen sobre mí en forma de expedientes las pueden convertir en acusaciones y que yo no salgo más de la cárcel. Nadie me garantiza que ese no sea el escenario al que me pueda enfrentar.

P.- La concesión del Premio Luca de Tena, que lo entregará el propio rey de España, tendrá, en este sentido, un gran significado para usted y mucha relevancia dentro de Venezuela...

R.- Tiene un simbolismo muy importante. Es un reconocimiento muy fuerte, pero ellos dicen que actúan bajo las leyes. Por tanto, no creo que el premio modifique mucho lo que hacen.

Ejemplares de 'El Nacional', en Venezuela (EC).
Ejemplares de 'El Nacional', en Venezuela (EC).

P.- ¿Ha tenido oportunidad de charlar con el Rey durante su tiempo de 'exilio' en España?

R.- Estuve con él en la reunión del Club de Madrid. Él es muy contundente con respecto a Venezuela. Entre otras cosas, porque es muy amigo del empresario Lorenzo Mendoza, al que el régimen acusa también de traición a la patria en base a unas grabaciones telefónicas que le hicieron de forma ilegal y que Cabello emitió en su programa. El rey está muy preocupado por eso, porque es un atropello gigantesco contra Mendoza, y está muy preocupado también por Venezuela.

P.- ¿Y cree que se dan las circunstancias para un cambio político a corto plazo? ¿En esas elecciones parlamentarias de diciembre?

R.- El régimen está en un nivel de catástrofe tan grande que no va a durar mucho tiempo. La esperanza está marcada por la incapacidad de este Gobierno para resolver problemas y por un crecimiento del rechazo que no la hemos visto nunca antes en Venezuela. El régimen tiene sus días contados. Venezuela va a cambiar en poco tiempo y sus posibilidades no las tiene ningún otro país. Venezuela está sobre las reservas de petroleo más grandes del mundo y no se explotan a pesar de que existe toda una infraestructura para hacerlo. Y el potencial del venezolano competente que se ha ido de Venezuela podría volver si hay un cambio importante. Yo creo que el país va a reconducir su vida en un momento determinado y va a asombrar al mundo. Lo que hay que hacer ahora es aguantar un poco de tiempo más mientras suceden estas cosas.

P.- ¿Y cree que se podrá recuperar todo lo que se ha perdido en libertad de prensa y en independencia de medios?

R.- Será recuperable. No sé cómo se va a resolver la situación de esos medios comprados con dinero público de forma fraudulenta pero hay muchos medios y se buscará la manera de que estos regresen a la normalidad. Estoy seguro que sí lo harán porque en Venezuela hay un periodismo comprometido de mucha gente que se ha desarrollado en la materia y que, además, han tenido unas características de modernidad en el periodismo que quizá no existe en otros países. Habrá que recuperar todo eso.  

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios