Sánchez se despide antes de tiempo de RTVE pidiendo una tele menos politizada
  1. Comunicación
PRESUME DE ELEVAR LA AUDIENCIA SEIS DÉCIMAS

Sánchez se despide antes de tiempo de RTVE pidiendo una tele menos politizada

Admite que todavía queda mucho margen de fluctuación para que el déficit de la Corporación en 2015 sea todavía mayor que los 70 millones anunciados la semana pasada

placeholder Foto: José Antonio Sánchez, presidente de RTVE. (EFE)
José Antonio Sánchez, presidente de RTVE. (EFE)

Al presidente de Radio Televisión Española, José Antonio Sánchez, le quedan, formal y legalmente, más de dos años de mandato por delante al frente de la Corporación pública. Pero no parece que esas previsiones estén en su ánimo futuro, conocedor de que los resultados de las elecciones de diciembre darán un nuevo rumbo a la televisión pública y sabedor de que el suyo ha sido un mandato muy concreto para una situación coyuntural de urgencia tras la marcha de Leopoldo González Echenique y la recta final de la legislatura de Mariano Rajoy. Ayer, en su última comparecencia parlamentaria antes de que se disuelvan las Cortes, Sánchez se despidió de sus señorías con unas palabras que suenan también al principio de su adiós. Y en ellas, aprovechó para pedir una RTVE menos politizada y con más consenso.

Quizá suene paradójico que quien ha sido y es uno de los presidentes más politizados de la joven Corporación (el cuarto tras Luis Fernández, Alberto Oliart y Echenique), que llegó al cargo con los únicos votos de la mayoría absoluta del PP, y el mismo que ha reconocido públicamente que vota y votará siempre a este partido, sea también el que abogue ahora por una radiotelevisión con más consenso y menos politización parlamentaria. Pero ese fue, precisamente, el mensaje con el que Sánchez cerró su intervención en el Congreso tras más de dos horas de comparecencia y de desencuentros con los diputados nacionalistas y de izquierdas.

“Acabar con la politización”

“El futuro de Radiotelevisión Española lo veo muy ligado a esta Cámara, a lo que aquí se decida”, explicó. “Me gustaría que en el futuro se llegara a un consenso, que todos entendieran que esto es un bien de todos los españoles, que no se utiliza unos contra otros. Me gustaría acabar de una vez con la excesiva politización que mantiene un medio de comunicación -que tendría que ser modelo y no lo somos, somos quizás el medio más criticado de todos los que existen-, con independencia -reflexionen sus señorías- de quién gobierne en cada momento. Lo cual hace pensar que algo falla, que algo no va bien y que no somos conscientes del servicio público que prestamos y de la gran calidad de asuntos que tratamos y que llegan al gran público”.

Sánchez no ha anunciado que vaya a dejar la Corporación después de las elecciones, pese a que el diputado de Izquierda Plural Sixto Iglesias le preguntó si piensa seguir al frente aunque cambie la composición parlamentaria. De forma algo críptica, sí reconoció: “Ni el pasado ha muerto ni está el futuro, ni el mañana escrito. Lo que nos depare el destino solo la providencia lo sabe, no yo”.

placeholder José Antonio Sánchez comparece en la comisión mixta.
José Antonio Sánchez comparece en la comisión mixta.

Sánchez afirmó que RTVE no tiene nada que envidiar a la BBC o a las televisiones públicas de Alemania o Francia. En todo caso, solo puede recelar de ellas en cuanto a sus presupuestos. “Es verdad que la crisis que asoló nuestro país ha dejado los presupuestos bastante mermados para una Corporación de este calibre”, dijo.

“Me gustaría pedirles a todos los miembros de la comisión que en el futuro tuvieran en más consideración el trabajo que día a día hacen miles de profesionales, que lo hacen bastante bien. Por lo tanto tengo muchas esperanzas en este servicio público y tengo muchas esperanzas puestas en sus señorías, por lo que espero que entre todos, el día de mañana, cuando me corresponda dejar el puesto y haya otro sucesor -como ha pasado otras veces, no es la primera vez que estoy aquí-, esto se puede ir afianzando y que Televisión Española y Radio Nacional de España sean vistas por los ojos de todos ustedes como se merecen”.

En su comparecencia, Sánchez también tuvo tiempo para presumir de su gestión al frente de la Corporación a lo largo del último año. Un tiempo en el que, dijo, ha logrado mejorar la audiencia tanto de Televisión Española como de Radio Nacional de España, aunque sea muy levemente. “Desde que fui elegido, la cuota de audiencia de la Corporación ha subido seis décimas”, explicó. “Ha pasado del 16,6 al 17,2, y Radio Nacional de España ha incrementado el número de oyentes de 1.200.000 -que es lo que había cuando yo llegué- a 1.308.000”.

El déficit podría ser mayor de 70 millones

Sobre lo que no quiso mojarse Sánchez fue sobre la previsión de déficit con que RTVE cerrará el actual ejercicio. Y eso, a pesar de que el gabinete de comunicación de la Casa emitió una nota la semana pasada en la que ya avanzaba que RTVE tendría pérdidas por valor de 70 millones en 2015. En su respuesta al diputado socialista Germán Rodríguez Sánchez, el presidente reconoció que todavía hay margen para que esa cifra sea aún mayor y que una nota de prensa no equivale a “datos oficales”.

“Las previsiones de déficit que se hacen en el mes de septiembre tienen todavía muchos márgenes de fluctuación, no se puede todavía prever, ni siquiera con mediana exactitud, adónde va a ir el déficit”, explicó. “Y tiene ciertos márgenes de fluctuación porque, hasta el mes de marzo de 2016 no sabremos la cifra final de recaudación tanto por las tasas de las operadoras de televisión y de telecomunicaciones como de otro tipo de ingreso”.

RTVE José Antonio Sánchez Luis Fernández Partido Popular (PP) Leopoldo González-Echenique Radio Nacional de España (RNE)
El redactor recomienda