Prisa se derrumba un 33% en seis sesiones con el millonario catarí en desbandada
  1. Comunicación
Siete meses de retraso en la ampliación de capital

Prisa se derrumba un 33% en seis sesiones con el millonario catarí en desbandada

Cuando las cosas parecían empezar a asentarse para Prisa, vuelven las turbulencias: la desbandada del 'jeque' que iba a salvarle, la crisis emergente y un informe del Santander la hunden de nuevo

Foto: Felipe González, Juan Luis Cebrián y Mario Vargas Llosa, en los premios Ortega y Gasset. (EFE)
Felipe González, Juan Luis Cebrián y Mario Vargas Llosa, en los premios Ortega y Gasset. (EFE)

Dice la Ley de Murphy que las cosas siempre empeoran antes de mejorar. Y eso es lo que parece estar ocurriendo en Prisa: justo cuando parecía que empezaba a levantar cabeza después del infierno de los rescates, refinanciaciones, ejecuciones y entrada de nuevos accionistas de los últimos años, se le ha vuelto a hacer de noche. Al menos en bolsa, donde el valor se ha hundido el 32,5% en solo seis sesiones (incluyendo una caída del 20,68% este lunes), golpeado por una serie de factores negativos: la crisis emergente, un informe negativo del Santander y la aparente espantada del inversor catarí que iba a salvar el grupo de comunicación.

Con esta caída, Prisa acumula una pérdida del 62,5% en lo que va de 2015 y se encuentra en mínimos históricos en 2,90 euros -y ayer llegó a 2,61-, teniendo en cuenta el 'contrasplit' (reducción del número de acciones aumentando el nominal de cada una) realizado este año en una proporción de una acción nueva por cada 30 antiguas: es decir, su cotización actual es de 30 veces la anterior a esta operación; así, los 2,90 euros actuales equivalen a 0,09 euros de los de antes.

El citado informe de los analistas del primer banco español señala que el panorama es mucho más halagüeño para la compañía en España gracias a la recuperación del mercado publicitario, sobre todo en radio. Además, la reestructuración llevada a cabo por Juan Luis Cebrián debe traducirse en una mejoría de márgenes, que pueden volver al 20% según sus estimaciones. Además, Santillana está creciendo con fuerza. Pero aquí es donde le va a hacer daño la crisis de los emergentes que afecta a todas las multinacionales españolas, ya que el 43% de su Ebitda (beneficio operativo bruto) viene de Latinoamérica, el 35% solo de Brasil.

Y, por supuesto, siguen estando ahí las ingentes deudas del grupo, que suponen siete veces el beneficio esperado para 2016 y cinco veces su capitalización bursátil (208,6 millones), lo que "amplifica la volatilidad del valor y su perfil de riesgo". Con todo ello, el Santander recorta su precio objetivo casi a la mitad, que aun así sigue muy por encima de la cotización actual: 6,90 euros. Para este análisis, lo mejor que puede hacer Prisa para detener esta sangría es completar la venta de Media Capital.

Siete meses sin noticias del catarí

El fuerte retroceso de Prisa en bolsa también está ligado a las dudas que la compañía ha generado en torno a la última ampliación de capital que comunicó a la CNMV en febrero y que, a día de hoy, más de medio año después, sigue sin cerrarse y sin que haya noticias del millonario catarí que la iba a suscribir. Como sabemos por el caso de Abengoa, anunciar una entrada de nuevos inversores que luego no se materializa suele ser penalizado duramente por el mercado. Y es que se ha instalado una desconfianza total sobre este asunto: el propio Santander asegura: "No esperamos que se complete la apliación anunciada".

Esta ampliación de capital, necesaria para reequilibrar su patrimonio, tenía un importe total de 75 millones de euros. La compañía la anunció en febrero, en la publicación de sus resultados anuales. Con ella, Juan Luis Cebrián daría entrada en el accionariado a International Media Group, propiedad del magnate con tratamiento de alteza real el Sultán Ghanim Alhodaifi AlKuwari.

Como ya informó este diario en agosto, el retraso en el cierre de la operación, una vez finalizada la 'due diligence' legal y financiera, ha alentado el temor de los principales acreedores de la compañía a que esa posibilidad se haya esfumado. De hecho, a finales de julio, una de las entidades extranjeras presentes en el capital de Prisa requirió al grupo información al respecto sin recibir una respuesta satisfactoria. Prisa siempre ha asegurado, sin embargo, que la ampliación sigue adelante, aunque su desarrollo esté siendo más lento de lo esperado.

El consejo de administración de Prisa acordó la entrada de la compañía catarí el 27 de febrero mediante una ampliación de capital por un importe total de 75 millones de euros a 0,53 euros por acción. “El aumento de capital se realizará -explicaba entonces la editora- mediante la emisión y puesta en circulación de 141.509.433 acciones ordinarias Clase A, de 0,10 euros de valor nominal, con una prima de emisión de 0,43 euros por acción y con exclusión del derecho de suscripción preferente”. Tras el 'contrasplit' ese precio equivale a 15,90 euros, 5,5 veces su cotización actual. No parece muy probable que este millonario esté dispuesto a entrar a esos niveles.

Ampliación de capital CNMV Juan Luis Cebrián
El redactor recomienda