COSTES DE LOS DERECHOS DE TRES TEMPORADAS

La Corte de París zanja la 'guerra del fútbol': Mediapro pagará 32 millones a Canal+

El Tribunal Internacional, elegido como árbitro de consenso entre la antigua tele de Prisa y Mediapro, condena a la productora catalana a devolver 32 millones a Canal+

Foto: Tatxo Benet, Jaume Roures y Javier Tebas, en la presentación de beIN Sports. (EC)
Tatxo Benet, Jaume Roures y Javier Tebas, en la presentación de beIN Sports. (EC)

Punto y final inapelable a la última prórroga de la larga guerra del fútbol que durante años ha enfrentado en distintos tribunales, tanto dentro como fuera de España, a Mediapro y a la antigua Canal+ del grupo Prisa. El farragoso y arduo contencioso, con sus idas y vueltas, parece un cuento de nunca acabar en la amplia lista de desencuentros ya relatados entre los Cebrián y compañía y los Roures y Tatxo Benet, de otro lado. Ahora, la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional de París acaba de zanjar el último pleito que quedaba por resolver: el relativo a los costes de adquisición de los derechos de los clubes asignados por la productora para las últimas tres temporadas. Mediapro deberá reembolsar a Canal+ 32 millones de euros.

Si en febrero fue Mediapro la que cantó victoria frente a Prisa en el Tribunal Supremo, ahora es la antigua tele de Cebrián la que ve inclinarse la balance de su favor, aunque sea por flecos distintos de esta misma y sostenida guerra de los derechos del fútbol.

La aparición en escena de este arbitro internacional se remonta del año 2013 y fue posible gracias a la intervención in extremis del secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, que logró que Prisa y Mediapro aceptasen la mediación de esta Corte para poner fin a la controversia en torno a los costes de adquisición de los derechos audiovisuales de la Liga para las temporadas 2012/2013, 2013/2014 y 2014/2015. En agosto de 2012, las dos compañías habían suscrito un acuerdo para repartirse la emisión de los partidos durante esos tres años, aunque las diferencias de criterio en torno a los costes hicieron que la paz durase muy poco. Hasta el punto de amenazar el arranque de la temporada 2013.

Juan Luis Cebrián e Ignacio Polanco. (EFE)
Juan Luis Cebrián e Ignacio Polanco. (EFE)

La aceptación de la Corte de París como mediador imparcial hizo que ambas empresas se comprometieran a facilitar al Tribunal Arbitral toda la información y documentación que este les solicitase. Así las cosas, en abril, el Tribunal dictó un laudo en el que declaró que la antigua Digital+ -ahora en manos de Telefónica- había pagado de más en lo correspondiente en lo correspondiente a las temporadas 2012/2013 y 2013/2014, y se había quedado por debajo del precio verificado en la temporada 2014/2015. En el cómputo total, el saldo a favor de Digital+ es de 32 millones de euros, según ha podido saber este diario. Prisa reclamaba, sin embargo, hasta 110 millones de euros.

Durante los pasados meses de mayo y junio, Mediapro y Canal+ presentaron sendos escritos de aclaración del laudo con sus respectivas alegaciones. El pasado 2 de septiembre, mediante un 'addendum' que refrenda el laudo de abril, el Tribunal ha fallado de forma definitiva, firme y ejecutable a favor de la antigua Digital+, confirmando así la obligación de Mediapro de saldar sus cuentas con la plataforma de pago y desembolsar los 32 millones que se pagaron de más en 2012.

Satisfacción en Mediapro: "Son ajustes mínimos"

Mediante un comunicado, Mediapro se ha mostrado sastifecha con el laudo porque, a su juicio, demuestra las "desorbitadas y exageradísimas" pretensiones del grupo Prisa. "En su fallo, la corte arbitral únicamente reconoce ajustes por un valor total de treinta millones de euros, ajustes mínimos si tenemos en cuenta que el volumen total del contrato suma alrededor de 2.460 millones", ha explicado la productora, que ha lamentado también que la estrategia habitual de Prisa sea siempre la de "exigir cantidades astronómicas" a Mediapro. "Son ajustes -añade- que, además, las partes hubiesen podido acordar perfectamente si, en su momento, Prisa se hubiese sentado a negociar el cierre económico de cada temporada en lugar de, unilateralmente, dejar de pagar las cantidades que estaban pactadas con Mediapro. De hecho, en la resolución de la corte, los ajustes son favorables a Prisa en las cuentas de dos temporadas y favorables de Mediapro en el cierre de la tercera. Asimismo, la resolución condena a Prisa al pago de los intereses por sus repetidos impagos de la temporada pasada".

La Cámara de Comercio Internacional es una de las principales instituciones mundiales especializada en la solución de controversias comerciales de carácter internacional. Su corte Internacional de Arbitraje, compuesta por miembros de 80 países y representación de 130 empresas, ha dirimido importantes conflictos en el mundo empresarial.

Roures: “Podemos vivir sin Movistar+”

La resolución del laudo arbitral llega, precisamente, en medio de otro desacuerdo en torno a los costes de la emisión de la Champions. Derechos que Mediapro tiene en exclusiva a través del canal beIN Sports, que ayer fue presentado oficialmente en Madrid por el propio Jaume Roures, y cuya distribución está confirmada en todas las plataformas de pago salvo en la de Telefónica.

Presentación de beIN Sports en el Círculo de Bellas Artes. (EC)
Presentación de beIN Sports en el Círculo de Bellas Artes. (EC)

Roures aprovechó su paso por Madrid para responder directamente a Telefónica tras las manifestaciones de los últimos días en las que los directivos de Movistar+ se han quejado en público y en privado de los precios exigidos por Mediapro. “Son las mismas condiciones acordadas con el resto de los operadores”, explicó. “Estos porcentajes son la mitad de lo que ellos han exigido a Vodafone por la Liga y el 25% de lo que han exigido a Orange. También, el 25% de lo que ellos nos pedían a Total Channel para emitir la Liga. Nuestras condiciones, por tanto, no pueden ser tan gravosas”. Y en una respuesta directa a las palabras de Alejandro Martínez Roig, Roures añadió que beIN también puede vivir sin Movistar+.

El canal, que Mediapro produce junto con Al Jazeera, arranca sus emisiones con 1.200.000 abonados, aunque prevé sumar otros 200.000 en los próximos días mediante un acuerdo con las principales operadores de cable. Su socio, Tatxo Benet, se mostró confiado en que, finalmente, se conseguirá un acuerdo con Telefónica para incluir a beIN en su plataforma. Sin embargo, Roures no parece tener prisa para lograr ese contrato. Y recordó que, si Movistar+ no compra beIN, sus competidores utilizarán la Champions más española de la historia para ampliar su base de abonados.Y así las cosas, otra guerra se cierne a las puertas. 

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios