COMPROMISOS ADOPTADOS ANTE LA CNMC

Telefónica deberá garantizar la calidad de su red a Netflix tras la compra de Digital+

La operadora deberá asegurar condiciones de igualdad para que otras plataformas de televisión de pago por internet puedan acceder en igualdad a su red en España

Foto: Netflix llegará a España antes de fin de año. (Reuters)
Netflix llegará a España antes de fin de año. (Reuters)

Las condiciones bajo las que la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha aprobado la compra de Digital+ por parte de Telefónica también incluyen garantías para que la operadora de César Alierta garantice condiciones de igualdad a otros proveedores de televisión por internet como Netflix, que aterrizará en España en octubre. El expediente que ha autorizado el regulador no alude directamente al gigante de la televisión online –que cuenta con 62 millones de clientes en todo el mundo–, pero todo indica que las garantías que establece para este tipo de servicios OTT (televisión de pago por internet) apuntan hacia esta plataforma multinacional o hacia otras como Wuaki, de Filmin.

En los compromisos voluntarios presentados por Telefónica a la CNMC y autorizados por el regulador el pasado 22 de abril, la operadora establece que garantizará un servicio de acceso a su red que presente capacidad y garantías de calidad suficientes (en términos de ancho de banda, reducida latencia, etc.) para la prestación de servicios como los de Netflix en condiciones de calidad equiparables a las que disfrutan los clientes de Yomvi. Tras la compra de Digital+, y como ya explicó este diario, Telefónica ha comunicado a los trabajadores de DTS (Prisa) su intención de potenciar esta plataforma, que ya cuenta con medio millón de abonados, en detrimento de la suya propia de MovistarTV.

César Alierta, presidente de Telefónica. (EFE)
César Alierta, presidente de Telefónica. (EFE)

Para asegurarlo, Telefónica se compromete a practicar el fair play y a no llevar a cabo técnicas de gestión de red y tráfico en España que puedan degradar de forma discriminatoria el flujo de datos de vídeo o similar por la red de internet en España de Telefónica. Igualmente, la operadora se ha comprometido a negociar “en términos equitativos, razonables, transparentes, objetivos y no discriminatorios” acuerdos de interconexión a la red de internet de Telefónica con cualquier proveedor OTT que ofrezca televisión de pago o con cualquier proveedor de servicios de conectividad a internet para la entrega del contenido audiovisual a sus usuarios finales de banda ancha fija o móvil. Estos acuerdos deberán ser puestos en conocimiento de la CNMC, así como sus condiciones económicas y las condiciones que se aplicarían a las ampliaciones de capacidad en cada caso.

Entre las cláusulas a las que Telefónica accede, destaca el que la operadora se comprometa a no suscribir acuerdos de interconexión en España con dichos operadores para la entrega de servicios de televisión de pago a sus usuarios finales de banda ancha fija o móvil que limiten de alguna manera la presión competitiva que otras plataformas puedan ejercer sobre la propia oferta de televisión de pago de Telefónica en España. En particular: incorporar cláusulas que exijan cualquier tipo de exclusividad en el acceso a dichos servicios para sus clientes o condiciones que limiten la capacidad de Netflix y demás plataformas para captar a los propios abonados de Telefónica.

Para ello, la nueva televisión de Telefónica y Digital+, que todavía no tiene nombre comercial, mantendrá al menos tres rutas no congestionadas de acceso a su red de internet. La operadora deberá disponer de suficiente capacidad de interconexión para que sus usuarios de banda ancha fija o móvil tengan accesos a los servicios de todas estas plataformas. La CNMC establece también que estos acuerdos comerciales deberán cerrarse en el plazo máximo de dos meses desde que la autorización de la compra de Digital+ sea firme en vía administrativa y dispondrá también de un periodo razonable de hasta cuatro meses desde entonces para hacer los cambios en la red necesarios hasta hacerlo efectivo.

Pablo Romero, director de contenidos de Yomvi. (EC)
Pablo Romero, director de contenidos de Yomvi. (EC)

Por último, la operadora tampoco podrá establecer acuerdos para la distribución en exclusiva de su televisión de pago por internet con proveedores de hardware. Es decir, el navegador o portal de contenidos del proveedor no podrá impedir la descarga de apliaciones de servicios OTT de terceros que no sean Telefónica. Entre otros, se apunta a fabricantes de televisiones inteligentes y fabricantes de STB como Apple, Roku, Google, TiVo, etc. y a fabricantes de consolas (Microsoft, Sony…).

El pasado 4 de junio, Netflix confirmó a través de su cuenta de Twitter que aterrizará en España en octubre. Todavía no se conocen las tarifas, aunque la empresa ha confirmado que mantendrá el modelo de suscripción y es de suponer que los precios rondarán los del resto de países en los que está presente (unos 8 euros). De momento, ya existe una versión en castellano de la web, donde los usuarios pueden introducir su mail para ser avisados de la fecha oficial. Con la fusión de Digital+ y Telefónica, la compañía de Alierta controlará el 70% de la televisión de pago en España, aunque buena parte de la batalla futura se dirime en la televisión online.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios