POR LOS EFECTOS DEL ERE Y la nueva TRIBUTACIÓN

La agencia EFE contiene sus pérdidas en 2014 pero aún se deja otros 4,3 millones

La agencia logró contener sus pérdidas en 2014 hasta situarlas en solo 4.290.000 euros. Los ingresos por su actividad casi alcanzaron, por otro lado, los 85 millones de euros

Foto: Imagen de archivo de José Antonio Vera en la inauguración de la nueva sede de la Agencia EFE (Efe).
Imagen de archivo de José Antonio Vera en la inauguración de la nueva sede de la Agencia EFE (Efe).

El primer ejercicio completo de José Antonio Vera al frente de EFE, el correspondiente al año 2012, la agencia cerró sus cuentas con un negro vaticinio. Según la memoria remitida por la empresa pública al Registro Mercantil, EFE no preveía superar los números rojos, las estrecheces y enderezar el rumbo hasta 2016. Aquel año, la agencia registró unas pérdidas de 10,8 millones de euros. Una cifra que está muy lejos de los resultados cosechados por Vera y su equipo el año pasado. Según las últimas cuentas oficiales, logró contener sus pérdidas en 2014 hasta situarlas en solo 4.290.000 euros. Los ingresos por su actividad  casi alcanzaron, por otro lado, los 85 millones de euros.

La negra previsión predicha hasta 2016 sigue cumpliéndose pero lo cierto es que los propios gestores de la agencia reconocen que han cerrado el 2014 con unas pérdidas por debajo de las que ellos mismos esperaban y que les ha permitido mejorar el presupuesto inicial para ese ejercicio. Y es que, el resultado de 2014 es casi la mitad de las pérdidas cosechadas en 2013, año en el que se elevaron a la friolera de 7,25 millones de euros.

La contención se debe al riguroso plan de ajustes puesto en marcha por la agencia en los últimos años, sobre todo, por los efectos del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) aplicado en 2012 sobre la plantilla de la agencia  y los ahorros generados en los costes de personal por las bajas incentivadas y las prejubilaciones efectuadas en 2014.

La contención se debe al riguroso plan de ajustes puesto en marcha por la agencia en los últimos años, sobre todo, por los efectos del ERE aplicado en 2012

Efectivamente, el año 2012, el primero bajo la dirección de Vera, ha sido el más negro de los últimos años. EFE vio reducida su cifra de negocio en casi diez millones de euros por las menores aportaciones de dinero público y la caída de abonados al tiempo que incrementó en casi cinco millones sus provisiones por gastos de personal, debido a los acuerdos alcanzados en ese ERE. De hecho, la firma zanjó en su informe de gestión de ese año que tanto el resultado de explotación como el neto estaban “profundamente afectados por las indemnizaciones y las provisiones derivadas del ERE”. En 2014, en cambio, los gastos de personal se han reducido sensiblemente por las prejubilaciones y porque las dotaciones fueron inferiores al tratarse de bajas incentivadas.

A este ahorro se suma también el cambio en el tratamiento fiscal que ha tenido el contrato suscrito por la agencia EFE con el Estado, que en 2014 fue por valor de 38 millones de euros. El cambio en la tributación ha tenido un efecto positivo sobre las cuentas de la sociedad, al igual que el incremento de los ingresos  mayores ingresos generados por su actividad en el exterior. Sobre todo, en Hispanoamérica y Brasil y en el mercado de medios de comunicación en español de Estados Unidos.

Si se amplía la fotografía, el agujero de EFE se dispara a los 30,9 millones de euros en los últimos seis años, pero la senda trazada en el 2014 apunta en la dirección fijada para retornar a los resultados de explotación positivos allá por el año 2016.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios