ABRE OTRO NUEVO EXPEDIENTE A LA CADENA

La CNMC pide explicaciones a Mediaset por vincular la publicidad de Cuatro y Telecinco

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia ha abierto un nuevo expediente a Mediaset por la comercialización conjunta de espacios publicitarios en sus dos cadenas

Foto: Paolo Vasile, máximo responsable de Mediaset.
Paolo Vasile, máximo responsable de Mediaset.

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha abierto un nuevo expediente a Mediaset por la comercialización conjunta de espacios publicitarios en sus dos principales cadenas, Telecinco y Cuatro. El regulador entiende que la televisión que gestiona Paolo Vasile ha incumplido, de nuevo, uno de los principales acuerdos por los que se aprobó la fusión de ambos canales y ha puesto en marcha un proceso para investigar los indicios de concentración.

Se trata de un nuevo frente en el contencioso abierto entre la CNMC y Mediaset, en este caso derivado de la fusión. Un punto sobre el que el regulador ya impuso a Mediaset dos sanciones por valor de 19,2 millones de euros –la tercera parte de los beneficios netos obtenidos por la cadena de Paolo Vasile en 2014-. La compañía, sin embargo, sigue sin provisonar la multa en sus cuentas, confiada en que los tribunales le darán finalmente la razón.

El pasado miércoles, la CNMC dirigió un escrito a Mediaset en el que le comunicaba la apertura del nuevo expediente y le informaba sobre las pruebas por las que Telecinco y Cuatro están comercializando de forma conjunta y en los mismos paquetes la publicidad de ambas cadenas, lo que contraviene los acuerdos de la fusión. El origen del expediente se basa en un escrito presentado por la FORTA (las televisiones públicas autonómicas) el 29 de enero de 2014 sobre la evolución de los precios y el número de anunciantes que se anuncian simultáneamente en Telecinco y Cuatro. 

Además, otro escrito de la Asociación Española de Anunciantes basado en una encuesta anónima también incidía en esta vía. Un tercio de los anunciantes consultados había recibido propuestas de Mediaset que, de facto, habrían vinculado las dos cadenas.

En su investigación posterior, el regulador detecta tres indicios sólidos sobre este incumplimiento. Por un lado, que la mayoría de los anunciantes adquieren simultáneamente publicidad en Telecinco y Cuatro desde el segundo semestre de 2012 a la actualidad y la tendencia se ha aumentado a lo largo del tiempo.

Por otro lado, añade que de la información facilitada por las agencias de medios se observa que los descuentos y extraprimas que obtienen por la compra de espacios publicitarios a Mediaset se han visto reducidos en la mayoría de los casos y que las condiciones para su cobro se han endurecido. Este nuevo esquema lleva, en definitiva, y según la CNMC, a que la única forma para una agencia de medios de alcanzar el nivel fijado por Mediaset para el cobro de esos descuentos y extraprimas es adquiriendo simultáneamente publicidad de las dos cadenas.

Por último, la CNMC señala también que la mayoría de los anunciantes negocian con Mediaset los módulos de Telecinco y Cuatro a través de un mismo ejecutivo de cuentas y de manera simultánea en un mismo proceso de negociación.

Alegaciones de Mediaset

Con la apertura del expediente, Mediaset puede ahora ejercitar de nuevo sus derechos de defensa para intentar evitar una nueva multa del regulador. En sus alegaciones, la cadena de Vasile señala que, en lo que respecta a las agencias de medios, la cadena se limita a dar respuesta a las exigencias de las mismas, según éstas solicitan en los briefings previos a las negociaciones. También que las agencias tienen incentivos propios para obtener mejores condiciones comerciales en la negociación de la publicidad para así captar un mayor número de clientes.

En lo que respecta a la acusación de que un mismo ejecutivo de cuentas pueda negociar con los anunciantes la publicidad de Telecinco y Cuatro, Mediaset entiende que esto no contraviene los acuerdos de la fusión. Aquellos compromisos –explica- no obligaban a disponer de equipos de ventas separados. Y recuerda también que varios anunciantes han manifestado que las condiciones de cada módulo se negocian por separado.

Al margen de estas sanciones, lo cierto es que el pulso entre la cadena y la CNMC se ha acentuado en los últimos meses a raíz del último expediente abierto al programa Sálvame por incumplimiento de las restricciones del horario infantil. El regulador vigila y escruta con especial atención todos los programas de la cadena de Vasile y, en las últimas semanas, ha abierto varios expedientes por otros contenidos no adecuados al horario infantil o por insertar publicidad encubierta de productos y servicios en el programa Qué tiempo tan feliz. 

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios